Monday, 17 December 2018
Artículos relacionados
Ante la inseguridad, reclamar cambios
Entrevista con Adolfo Pérez Esquivel
Este País | Emiliano Balerini Casal | 01.12.2014 | 0 Comentarios

2-HiRes

El Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel (Buenos Aires, 1931), visitó la Ciudad de México recientemente para dar la conferencia magistral en la Cátedra Abuelas de Plaza de Mayo de la Universidad del Claustro de Sor Juana. A lo largo de su vida, el activista político ha sido presidente del Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina, presidente de la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos, y fundador de las asociaciones civiles Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo en su natal Argentina. En entrevista, el autor de los libros Caminar junto a los pueblos: Experiencias no violentas en América Latina y Una gota de tiempo: Crónica entre la angustia y la esperanza habla de la violencia en México, el narcotráfico, la educación para la paz, la función de quienes obtienen el Premio Nobel de la Paz y el Tribunal Permanente de los Pueblos, entre otros temas.  EBC

EMILIANO BALERINI CASAL: A usted que ha sido un promotor de la paz mundial, ¿qué le dice la violencia en México?

Adolfo Pérez Esquivel: La violencia que México ha vivido en los últimos años a causa de la lucha contra el narcotráfico no solo es un problema nacional sino mundial. En la actualidad existen dos tipos de violencia: una social y otra estructural. Para contrarrestarla se deben promover políticas de seguridad. Esto no significa poner más policías, más control, más represión; menos libertades sociales y políticas. Únicamente es posible lograrlo si los pueblos se unen y reclaman cambios ante los mecanismos de complicidades existentes entre el narcotráfico, la policía y las fuerzas de seguridad. También se debe generar conciencia de que la droga no es una liberación: es una esclavitud porque somete a la persona a una necesidad artificial, y le hace perder la vida y la esperanza.

¿Cree que es positiva la legalización de la mariguana?

Es como la ley del alcohol. Si en algún momento el Gobierno tiene el control, puede modificarla. [La legalización] contrarrestaría muchísimo los mecanismos de comercialización, explotación y generación de mafias. El narcotráfico siempre va junto a las armas y los conflictos. Muchos de los problemas que hoy vivimos son financiados por las drogas. Lo ha dicho Estados Unidos. Por ejemplo, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) financió con la droga no solo la guerra de Iraq recientemente, sino también a los contras de la Revolución sandinista de los años setenta, lo que generó el conflicto entre Honduras y Nicaragua. Me parece sabia la resolución que tomó José Mujica, presidente de Uruguay, al legalizar la mariguana.

Usted ha sido presidente del Tribunal Permanente de los Pueblos. En México se realizó una sesión de dicho organismo del 25 al 27 de septiembre en Santa Fe de la Laguna, Michoacán. ¿Qué tan legítimo es un espacio como este?

Ese organismo surgió a partir de la aparición del Tribunal Bertrand Russell después de la guerra de Vietnam. Tiene muchas secciones [que impulsan] distintas causas. Me alegra que se pueda presentar en México porque este país lo necesita. Es un tribunal ético, pero basado en la jurisprudencia tanto nacional como internacional. Los gobiernos son invitados a hacer su descargo y defensa; si no envían a sus defensores, se les designa un defensor de oficio. Lo importante del tribunal es que genera conciencia crítica. El mismo tribunal tiene otra rama que es la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos, con sede en Milán. En 1976, en Argel, Argelia, proclamamos la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos, porque cuando hablamos de los derechos humanos, muchas veces nos olvidamos de los derechos de los pueblos.

¿Cree que el Premio Nobel de la Paz se ha abaratado al dárselo a personas que promueven la guerra abiertamente?

Se lo otorgaron a Barack Obama, presidente de Estados Unidos. Varios premios Nobel de la Paz enviamos una carta reclamando más cuidado al Comité Nobel. Le escribí una carta al mandatario estadounidense donde le digo: “Mira, la verdad es que me sorprendí de que te hayan dado el premio, pero ahora que lo tienes, trata de construir la paz”, algo que no ha hecho. Por lo menos debería cumplir los compromisos que adquirió cuando asumió la presidencia: deshacer las cárceles de Abu Ghraib y Guantánamo, terminar con las guerras de Iraq y Afganistán, así como tratar de generar espacios de convivencia. Nada de esto ha hecho. El Premio también se lo dieron a Henry Kissinger, y no tengo nada que ver con él. Hemos discutido muchas veces. El Premio Nobel es un instrumento al servicio de los pueblos; si no es así, es un dolor de cabeza.

¿Cómo se promueven la educación y la paz en un mundo que se encuentra en constante guerra?

El mundo no es unidireccional. Es cierto que hay conflictos. Hay guerras silenciosas como la del hambre, la pobreza, la exclusión social. Hay grandes intereses económicos y para muchas potencias el complejo industrial militar es un gran negocio: son los traficantes de la muerte. Necesitan los conflictos para colocar su producción de muerte. Las guerras tienen ciclos: económicos, políticos, sociales, estratégicos. El mundo no es estático. Tiene distintas dinámicas, y es cierto que hoy la humanidad se encuentra en guerra. Pero, a pesar de lo que sucede en Iraq, África, Medio Oriente y Tíbet, entre otros lugares, hay una resistencia de los pueblos.

Como fundador de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en Argentina, ¿qué significado tiene que apareciera Guido Montoya Carlotto, nieto de Estela de Carlotto?

Nos alegró a todos. Haber recuperado a un nieto más, a un chico —bueno, ya no es tan chico, tiene 35 años. Guido dudaba sobre su identidad y fue a presentarse en el Banco Nacional Genético, para hacerse una serie de análisis, que le dieron como resultado la relación con la familia de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Tuvo repercusión internacional porque es el nieto de Estela. Ya son 115 nietos recuperados —a los días de aparecer Guido, se dio a conocer que se había encontrado a Ana Libertad, secuestrada en febrero de 1977—, pero faltan muchísimas personas por encontrar. “La recuperación de un nieto es la recuperación de todos los nietos”, dijo el también artista.

________

EMILIANO BALERINI CASAL  estudió la licenciatura en Periodismo en la Escuela Carlos Septién y la maestría en Estudios Latinoamericanos en la UNAM. Ha colaborado para las revistas Cambio, Fernanda y Playboy. Actualmente es reportero de la sección cultural de Milenio.

Dejar un comentario



La ciudadanización de las elecciones. Entrevista con José Woldenberg
Desde su oficina en el Instituto de Investigaciones Políticas de la UNAM, José Woldenberg dice sentirse muy cómodo como académico e investigador. A pesar de haber estado casi 10 años en lo que entonces fue el Instituto Federal Electoral (IFE), no extraña esa posición: “Ha sido la labor más importante y satisfactoria en mi vida. […]
Crisis política, retos estratégicos de los movimientos sociales y el futuro de la democracia en México
En las delicadas circunstancias que vive el país, producto de una democratización a medias y de la persistencia de los poderes fácticos, entre otras causas, se habla cada vez más del riesgo de una restauración. Estamos ante una disyuntiva histórica. ¿Cómo evitar un retroceso autoritario? México experimenta hoy una crisis política tan grave como la […]
“Mi educación plástica fue autodidacta”: Adolfo Mexiac
Mexiac, el último documental del cineasta mexicano Óscar Menéndez, habla sobre la vida y obra de uno de los pocos artistas vivos del Taller de Gráfica Popular: Adolfo Mexiac (Michoacán, 1927). Amable, reflexivo y platicador, Adolfo recibe a Este País en su estudio de Cuernavaca, para hablar de la película, de su acercamiento a la […]
Una relación complicada: instituciones legislativas y ciudadanos
Para construir confianza en las instituciones legislativas, hace falta un Parlamento abierto que entregue cuentas claras. Las nuevas plataformas electrónicas y las redes sociales son instrumentos que pueden facilitar una comunicación más efectiva. El principio de división de poderes otorgó al Poder Legislativo la importante tarea de representar la voluntad general del pueblo. Si bien […]
El efecto Guido. Entrevista con Estela de Carlotto
Tuvieron que pasar 36 años para que Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, en Argentina, encontrara a su nieto Guido Montoya Carlotto. En agosto del año pasado por fin pudieron abrazarse en público. El joven fue anotado en el registro civil el 2 de junio de 1978 con el nombre de […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (204.648)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (120.753)
...

La distribución del ingreso en México (109.468)
...

Los grandes problemas actuales de México (79.603)
...

Perfil demográfico de México (66.479)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores