Thursday, 25 April 2019
Artículos relacionados
¿Cuánto crecerá el PIB de México en 2014? Hagan sus apuestas, señores
Este País | Ricardo Peltier San Pedro* | 25.11.2014 | 1 Comentario

©iStockphoto.com/© grmarc

Aunque los pronósticos de crecimiento económico para México en 2014 han resultado en general poco acertados, de cara al último trimestre hay condiciones para realizar mejores cálculos. Con datos del Camacro, el autor hace sus propias cuentas y las explica.

Los pronósticos sobre el crecimiento de la economía mexicana para 2014 parecen haber entrado de lleno al terreno de lo arcano (del latín arcānus, que significa ‘misterio’) pues, luego de lo ocurrido el año pasado —cuando el Gobierno de Enrique Peña Nieto y la mayoría de los analistas económicos previeron una tasa de crecimiento de 3.5%, que al final fue de solo 1.1%—, la tasa de crecimiento del PIB real para el presente año se ha convertido en un verdadero enigma, el cual al parecer solo podrá ser adivinado recurriendo a la cartomancia, esto es, al tarot (una baraja de 78 naipes) o, mejor aún, a la baraja Petit Lenormand (36 cartas ilustradas), nombrada así en honor de Marie-Anne Lenormand, una famosa adivinadora profesional francesa en el reinado de Napoleón I. Pero antes de recurrir a esta opción quisiéramos “prever” la tasa de crecimiento del PIB para 2014 utilizando otra metodología, la propia de las ciencias sociales; lo anterior, claro está, sin menospreciar las virtudes de la primera, las de la adivinación.

Pronóstico original de la SHCP para 2014: crecimiento económico de 3.9%

De entrada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pronosticó para 2014 una tasa de crecimiento de 3.9%, la cual fue inmediatamente cuestionada por la mayoría de los analistas económicos por “optimista”. Específicamente, los analistas económicos independientes del sector privado consultados en diciembre de 2013 por el Banco de México estimaron una tasa de 3.4%, menor a la meta oficial. El Centro de Análisis Macroeconómico (Camacro) previó en el mismo mes una tasa idéntica. Algunos organismos internacionales como la OCDE, la Cepal y el FMI tuvieron previsiones diferentes; el primero de ellos anticipó una tasa de 3.8%, el segundo de 3.5% y el tercero de 3%. Así, de entrada, las previsiones originales en torno al crecimiento del PIB real de México para 2014 quedaron ubicadas entre 3 y 3.9%, un rango similar al 3 – 4% contemplado por el Banco de México en su informe trimestral sobre la economía, la inflación y la ejecución de la política monetaria correspondiente al periodo octubre-diciembre de 2013, difundido en febrero del presente año1 (ver cuadros 1 y 2).

PELTIER

CUADRO PELTIER

Primer trimestre: crecimiento estimado de 3% vs. crecimiento observado de 1.8%2

Luego, a pocos meses de haber iniciado el presente año, quedó claro —de acuerdo con los indicadores económicos coyunturales y adelantados disponibles— que el pronóstico oficial original, en efecto, no era factible y que habría un ajuste a la baja. Así, inmediatamente después de que el INEGI dio a conocer que el PIB real de México había crecido en el primer trimestre del año solo 1.8% anual (en realidad 1.9%, de acuerdo con cifras revisadas recientemente), la SHCP realizó en mayo un ajuste “drástico” y redujo su previsión original de 3.9 a 2.7%.3 Hay que anotar que el mismo mes, el Banco de México reconsideró en su informe trimestral del periodo enero-marzo de 2014 sus estimaciones y estableció un nuevo rango de crecimiento para la economía nacional, ahora de entre 2.3 y 3.3%.4 Los analistas económicos consultados por el instituto central revisaron igualmente sus expectativas de crecimiento, de manera tal que en mayo previeron una tasa de 2.8%, mayor a la de la SHCP.5 El Camacro, por su parte, ajustó en el mismo mes sus proyecciones y estimó una tasa de 3%.6 En suma, puede decirse que al concluir la primera mitad del año, la tasa de crecimiento de la economía mexicana prevista para el presente año quedó ubicada entre 2.3 y 3.3 por ciento.

El incremento de 1.9% anual (cifra revisada por el INEGI) que registró la economía nacional en el primer trimestre del año se debió básicamente al impulso proveniente de la demanda externa y, en menor medida, del gasto privado en el consumo de las familias y del Gobierno en general, pues la formación bruta de capital fijo (FBKF) retrocedió nuevamente, esta vez 0.8% anual. De acuerdo con la clasificación por tipo de bien y de comprador, la inversión en construcción del sector privado descendió en el primer trimestre del año 1% anual, en tanto que la del sector público se contrajo ¡9.5% anual! De esta manera, en los primeros tres meses del año la inversión destinada al sector de la construcción se contrajo 3.3% anual. Lo anterior explica que el PIB real de la industria de la construcción haya decrecido en el mismo lapso 2.6% anual. Pese a lo anterior, la industria manufacturera registró un incremento significativo de 4.4% anual, lo que permitió que en el primer trimestre del año el PIB real del sector industrial avanzara 1.6% anual. Cabe destacar que buena parte del crecimiento de las manufacturas se explica por el dinamismo sostenido de la industria automotriz, pues la fabricación de automóviles y camiones aumentó 13.1% anual en el primer trimestre del año. Las actividades propias del sector servicios mostraron un avance modesto en los primeros tres meses del año, de tal suerte que el PIB real del sector terciario de la economía creció solamente 1.9% anual. Finalmente, el PIB real del sector agropecuario mostró en el primer trimestre del año un incremento de 4.6% anual, lo que se explica principalmente por el aumento de 6% anual en la producción agrícola, ya que la ganadera creció solo 2.4% anual.7

Segundo trimestre: crecimiento estimado

de 2.3% vs. crecimiento observado de 1.6%8

En el segundo trimestre del año, el PIB real de México registró un incremento de 1.6% anual, menor al 2.3% previsto por los analistas económicos independientes consultados por el Banco de México en mayo. Como el crecimiento de la economía en el segundo trimestre del año resultó menor a lo anticipado, el Banco de México optó en su informe trimestral correspondiente al periodo abril-junio de 2014 (dado a conocer en agosto) por un nuevo ajuste en el rango de crecimiento de la economía nacional: lo redujo de entre 2.3 y 3.3% a entre 2 y 2.8%.9 Por el contrario, en agosto la SHCP ratificó —y de manera contundente— su pronóstico de crecimiento de 2.7%.10 El Banco Mundial estimó en junio una tasa de 2.3%, en tanto que el FMI previó en julio una de 2.4% y la Cepal contempló en agosto una de 2.5%.11 Finalmente, tanto los analistas económicos consultados por el Banco de México como el Camacro estimaron en agosto una tasa idéntica a la de la Cepal, de 2.5 por ciento.12

Al igual que en el primer trimestre del año, el modesto crecimiento de 1.6% anual registrado en el segundo trimestre se debió fundamentalmente al comportamiento favorable de las exportaciones de bienes y servicios, resultado de la recuperación de la economía norteamericana —en particular de su sector manufacturero—, pues en ese lapso la producción real de dicho sector aumentó 3.7% anual. De esta manera, el Camacro estima que en el segundo trimestre del año las exportaciones totales de bienes y servicios del país aumentaron en términos reales 6.6% anual. Asimismo, estima que el gasto de los hogares registró un incremento de 1.6% anual en bienes y servicios, en tanto que el gasto en consumo del Gobierno en general se elevó 2.6% anual. Sin embargo, calcula que la FBKF decreció 0.4% anual; en específico, que en el segundo trimestre del año la inversión privada y pública en el sector de la construcción disminuyó 1.6% anual, porcentaje ya no tan negativo como los observados en los últimos cinco trimestres. Como resultado de lo anterior, en el segundo trimestre del año el PIB real de la industria de la construcción disminuyó solamente 0.6% anual, lo que permite anticipar el final del ciclo recesivo en el que cayó al finalizar 2012, el cual se explica en parte por la crisis del modelo de negocios de las grandes empresas desarrolladoras de vivienda popular. El PIB del sector industrial, por otra parte, creció solo 1% anual, pues la industria manufacturera avanzó 2.4% anual; la fabricación de automóviles y camiones, sin embargo, registró nuevamente una tasa importante de crecimiento de 11.1% anual. El sector de los servicios mantuvo un moderado incremento en el segundo trimestre de 1.8% anual, similar al observado el primer trimestre del año. En cuanto al sector primario de la economía, cabe señalar que avanzó solo 2.6% anual en el segundo trimestre del año, pues mientras la agricultura se expandió 3.1% anual, la ganadería creció únicamente 2.5% anual.13

Dado el poco dinamismo de la actividad productiva observado en la primera mitad del año (el PIB real creció en promedio solo 1.7%), la Junta de Gobierno del Banco de México decidió reducir de manera sorpresiva en junio (por cuarta ocasión desde que empezó la actual administración) la tasa objetivo de la política monetaria en 50 puntos base, de 3.5 a 3% anual.14 Si bien la decisión anterior fue factible dada la ausencia de presiones inflacionarias, debida a la holgura que prevalece en la economía (esto es, crecimiento lento y por debajo de su potencial), la Junta de Gobierno dejó en claro que no sería pertinente una disminución adicional en la tasa de interés interbancaria a un día (de hecho, esta resulta negativa en términos reales).

¿Cuál será en realidad la tasa de

crecimiento del PIB de México en 2014?

A estas alturas puede decirse, ya con certeza, que la tasa de crecimiento de la economía nacional quedará ubicada dentro del rango establecido recientemente por el Banco de México, es decir, entre 2 y 2.8%. ¿De qué dependerá ello? O más bien: ¿de que dependerá que quede más cerca de 2% que de 2.8%? Desde nuestra perspectiva, de la rapidez de respuesta del sector empresarial ante las nuevas oportunidades de inversión que surgirán en el país como resultado de los cambios estructurales realizados recientemente en la economía nacional, en particular en el sector de la energía. Es oportuno apuntar que el proceso de negociación y aprobación constitucional de las cinco reformas económicas propuestas en el Pacto por México para elevar la productividad, así como la definición a nivel legislativo de las leyes secundarias respectivas, duró 21 meses (de diciembre de 2012 a agosto de 2014), lo que generó gran incertidumbre entre los agentes económicos y, por ende, paralizó la formación bruta de capital fijo privado. Así, mientras en la primera mitad de 2013 el gasto privado en capital se estancó, en la segunda mitad francamente retrocedió, y en la primera mitad de 2014 no experimentó avance alguno. En consecuencia, el coeficiente FBKF del sector privado / PIB pasó de 18.3% en el cuarto trimestre de 2012 a 17% en el segundo trimestre de 2014, lo que es preocupante, ya que acota el crecimiento futuro de la economía.

En su reporte de agosto “Proyecciones de la Economía Mexicana al año 2020”, el Camacro pronostica una tasa de crecimiento de 2.5%, poco más del doble que la de 1.1% observada el año pasado. Entre los componentes de la demanda agregada que fundamentan dicho pronóstico —y que desde nuestra óptica es el más relevante por su efecto multiplicador en la economía— se encuentra la formación bruta de capital fijo. Es evidente que anticipar su comportamiento futuro en la actual coyuntura es, por decir lo menos, aventurado, dados los profundos cambios estructurales que está experimentando la economía del país. Por lo pronto, lo único cierto es que en el primer trimestre de 2014 la inversión del sector empresarial creció solo 1.1% anual, y que en el segundo trimestre —de acuerdo con estimaciones del Camacro— retrocedió 0.3% anual. Empero, es posible suponer que, ya definidos el contenido y el alcance de las reformas económicas, la inversión privada repunte en los últimos meses del año. El supuesto anterior no es del todo descabellado si se considera que 63% de los analistas económicos consultados por el Banco de México en agosto (último dato disponible) consideraban que era un “buen momento” para que las empresas invirtieran, cuando pocos meses antes, en octubre de 2013, solamente 23% pensaba así (ver la Gráfica 1). Con base en lo anterior, el Camacro estima que la inversión empresarial registrará en el tercer y cuarto trimestres del año incrementos de 4.8 y 6%, respectivamente. De esta manera, en 2014 la inversión fija bruta del sector privado crecerá 3% en promedio anual, lo que contrasta con la caída de 1.3% observada el año pasado (ver la Gráfica 2). Pese a ello, el coeficiente FBKF del sector privado / PIB será en 2014 de 17.2%, similar al del año anterior.

Captura de pantalla 2014-11-25 a la(s) 02.19.36 p.m.

Captura de pantalla 2014-11-25 a la(s) 02.19.50 p.m.

No está de más precisar que el repunte que se prevé que experimentará la inversión privada en la segunda mitad del año no se deberá solo a un “mejor clima” para los negocios, sino también a la fuerte inversión que está realizando el Gobierno en infraestructura.15 En efecto, como es sabido, la Cámara de Diputados aprobó, como parte central de la estrategia fiscal contracíclica para estimular la alicaída actividad económica, una partida presupuestal de 784 mil millones de pesos para inversión física, y que justifica que el déficit fiscal amplio —los denominados requerimientos financieros del sector público (RFSP)— pase de 2.4% del PIB en 2013 a 4.1% en 2014. Lo anterior permitirá, según estimaciones del Camacro, que la formación bruta de capital fijo del sector público aumente 1.2% en el presente año, luego de cuatro años de continuos y preocupantes retrocesos. De esta manera, la formación bruta de capital fijo de los sectores público y privado aumentará 2.6% real en el presente año, tras disminuir 1.8% en 2013. Pese a lo anterior, el coeficiente FBKF/PIB será en 2014 de 21.5%, similar al observado el año pasado. No está de más apuntar que, para que la economía mexicana logre tasas reales de crecimiento superiores al 5% anual —y sobre todo de manera sostenida en el tiempo— es conditio sine qua non que el coeficiente FBKF/PIB sea mayor a 25 por ciento.

Otro de los componentes de la demanda agregada que explica el crecimiento de 2.5% contemplado para el presente año (además del repunte de la inversión fija bruta en los últimos meses del año) es el comportamiento favorable del sector externo de la economía. En efecto, como resultado del dinamismo que ha mostrado la actividad manufacturera en Estados Unidos (los analistas económicos consultados recientemente por el Federal Reserve Bank of Philadelphia estiman un crecimiento de 4% para 2014),16 se anticipa un incremento en las exportaciones de bienes y servicios de 5% real, tras haber crecido solo 1.2% el año pasado. En el caso del gasto privado en consumo de las familias —el principal componente de la demanda interna— se estima un aumento de 2.7% en términos reales. Si bien es cierto que en los primeros cinco meses del año avanzó solo 1.4% en promedio, debido al impacto negativo de la reforma fiscal (alza en las tasas del ISR para personas físicas e introducción de nuevos gravámenes al consumo de determinados bienes y servicios), es factible anticipar una recuperación gradual en los últimos meses del año, en la medida en que la actividad económica y el empleo mejoren. En cuanto al gasto en consumo del Gobierno en general, se prevé que avance 2.3% real, en virtud de que la partida presupuestal destinada al gasto corriente que aprobó la Cámara de Diputados para el presente ejercicio fiscal es de 2,656 miles de millones de pesos, monto equivalente al 15.1% del PIB.

En suma, el dinamismo que ha mostrado la demanda externa —y que se anticipa que se mantenga el resto del año— así como la recuperación prevista en la demanda interna serán determinantes para que en la segunda mitad del año el PIB real registre un incremento promedio de 3.3%. De esta manera, en 2014 la producción real de bienes y servicios crecerá en promedio anual 2.5%. En particular, se estima que el PIB real del sector industrial crezca 2.4%, luego de haber retrocedido 0.7% en 2013: la industria manufacturera aumentará 3.9% real, en tanto que la industria de la construcción solo 1.8%. Es pertinente señalar que, si bien esta última cayó en recesión al finalizar 2012, se anticipa un ciclo económico de recuperación en la segunda mitad del año; de hecho, en junio —por primera vez desde diciembre de 2012— la construcción experimentó una tasa positiva de crecimiento, de 2.2% anual para ser exactos. En cuanto al PIB real del sector servicios, se estima que aumente 2.6% real, luego de crecer 2.1% el año anterior. En particular, el comercio —la actividad de más peso relativo dentro del sector— experimentará un avance real de 2.7%, en tanto que los servicios financieros y de seguros, uno de 2.9%. En cuanto a los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles, se anticipa que asciendan 2.8% real. Por último, se estima que en 2014 el PIB real del sector agropecuario se expanda 1.9%, como resultado de un incremento real de 1.6% en la producción agrícola y de 2.1% en la ganadera.

Si, después de fundamentar —con todos los antecedentes y datos económicos sólidos— el pronóstico de que la tasa real de crecimiento de la economía mexicana se ubicará en el presente año entre 2 y 2.8%, al final resultara que no fue así, no quedará más remedio que pedirle de la manera más humilde a Marie-Anne Lenormand que adivine, por medio de su baraja de 36 cartas ilustradas, cuánto crecerá el PIB real de México en 2015. Por lo pronto, el Gobierno de Enrique Peña Nieto ya abrió las apuestas para 2015: crecimiento económico de 3.7% anual.17

* El autor agradece a María Antonieta Guerra y Manuel Moreno Rebolledo la revisión de este texto, así como sus atinadas observaciones.

1 SHCP, Criterios generales de política económica para 2014, México, septiembre de 2013. La tasa de 3.9% contempla las reformas estructurales; Banco de México, “Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: Diciembre de 2013”, México, diciembre de 2013; Centro de Análisis Macroeconómico, “Proyecciones de la economía mexicana al año 2020”, núm. 30, México, diciembre de 2014; Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Economic Outlook, núm. 94, París, noviembre de 2013; Fondo Monetario Internacional, World Economic Outlook, Washington, octubre de 2013; Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, diciembre de 2013; Banco de México, Informe trimestral: Octubre-diciembre de 2013, México, febrero de 2014.

2 Banco de México, Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: Diciembre de 2013, México, diciembre de 2013; INEGI, PIB y cuentas nacionales de México: Primer trimestre de 2014.

3 Comunicado de prensa de la SHCP del 23 de mayo de 2014. El ajuste de 3.9 a 2.7% en la tasa de crecimiento del PIB no es cosa menor, pues de acuerdo con el Centro de Análisis Macroeconómico, implica que no se generarán cerca de 300 mil nuevos puestos de trabajo.

4 Banco de México, Informe trimestral: Enero-marzo de 2014, México, mayo de 2014.

5 Banco de México, Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: Mayo de 2014, México, junio de 2014.

6 Centro de Análisis Macroeconómico, Proyecciones de la economía mexicana al año 2020, núm. 35, México, mayo de 2014.

7 INEGI, Banco de información económica (BIE).

8 Banco de México, Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: Mayo de 2014, México, junio de 2014; INEGI, PIB y cuentas nacionales de México: Segundo trimestre de 2014.

9 Banco de México, Informe trimestral: abril-junio de 2014, México, agosto de 2014.

10 Comunicado de Prensa de la SHCP del 21 de agosto de 2014.

11 World Bank, Global Economic Prospects, Washington, junio de 2014; Fondo Monetario Internacional, Update, Washington, julio de 2014; Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Estudio económico de América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, agosto de 2014.

12 Banco de México, Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado: Agosto de 2014, México, septiembre de 2014; Centro de Análisis Macroeconómico, “Proyecciones de la economía mexicana al año 2020”, núm. 38, México, agosto de 2014.

13 INEGI, Banco de Información Económica (BIE).

14 Banco de México, Anuncio de política monetaria, comunicado de prensa del 6 de junio de 2014.

15 México, Gobierno de la República, Programa nacional de infraestructura 2014-2018.

16 Federal Reserve Bank of Philadelphia, Survey of Professional Forecasters: Third Quarter 2014, 15 de agosto de 2014.

17 SHCP, Criterios generales de política económica para 2015, septiembre de 2014.

_______

RICARDO PELTIER SAN PEDRO es sociólogo egresado de la UNAM y director general del Centro de Análisis Macroeconómico (Camacro).

Una respuesta para “¿Cuánto crecerá el PIB de México en 2014? Hagan sus apuestas, señores

Dejar un comentario



El papel de la información en las elecciones
En los comicios de 2015 se contenderá por más puestos de elección popular que en ningún otro proceso electoral de la historia de México. Se estima que en esta elección —intermedia—, entre 40 y 60% de un universo de aproximadamente 83.5 millones de votantes acudirá a las urnas para elegir a los titulares de 2 […]
Gobierno electrónico: el potencial de CompraNet
Los procedimientos de contratación pública en México pueden llevarse a cabo de tres formas distintas: presencial, electrónica o mixta. Los procedimientos presenciales son aquellos en que las distintas etapas de la contratación (como la consulta de las bases o la presentación de las propuestas técnicas y económicas) se llevan a cabo físicamente entre el Gobierno […]
Obsesión con la obesidad: calorías vs. minutos
México vive una crisis de salud pública. La epidemia de sobrepeso y obesidad afecta a 7 de cada 10 mexicanos y se ha diagnosticado con diabetes a cerca de 10% de la población.1 La situación es tan grave que estamos en riesgo de que, por primera vez, disminuya la esperanza de vida en el país. […]
Obesidad: uno de los mayores retos para México
La obesidad y el sobrepeso son uno de los principales problemas de salud pública en México y uno de nuestros mayores desafíos. Lejos de lo que se cree, el remedio depende en gran medida del Estado. Hacen falta políticas públicas e inversiones certeras. Siete de cada diez adultos mexicanos sufren sobrepeso u obesidad.1 Esto equivale […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (218.176)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (126.668)
...

La distribución del ingreso en México (115.744)
...

Los grandes problemas actuales de México (99.695)
...

Perfil demográfico de México (70.061)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores