Thursday, 20 September 2018
Artículos relacionados
Campañas presidenciales en EU
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 24.06.2015 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

Las demandas de una campaña presidencial en un país moderno naturalmente atraen a la gente mas anormal.

Y cómo no, si es un concurso de belleza, una auditoría financiera y un examen de próstata, todo combinado. Además, dura meses, si no años, sin descanso. ¿Qué tipo de persona quisiera someterse a semejante tribulación, solo por la muy escasa posibilidad de ser el presidente por cuatro años? Pues, un megalómano.

Tomando en cuenta todo lo de arriba, quizá no es una sorpresa que el proceso presidencial estadounidense, y sobre todo la parte inicial en la que el país se encuentra actualmente, se ha convertido en un desfile de payasos. La lista de candidatos inútiles y sin esperanzas crece cada cuatro años, incluyendo gente como Mike Huckabee, exgobernador convertido en personalidad de la farándula; Herman Cain, un novato político total cuya fama se debía a haber fundado una cadena de pizzerías, y, desde la semana pasada, Donald Trump, un constructor de rascacielos convertido en otro personaje farandulesco.

Trump es, para su bloguero, el peor ejemplo de este escenario. No tiene ni una idea original para ofrecer. Por lo visto, no tiene ambición política verdadera —es decir, cambios importantes que quisiera ver en la administración de su país— sino un deseo inalcanzable de estar delante de las cámaras. El anuncio de su candidatura —que se leyó como una parodia de estupidez derechista e incluía insultos adolescentes contra México— sería suficiente para descalificarlo de cualquier puesto público, si fuera cierto que realmente pretendiera ganar la elección. En fin, su candidatura es un pobre y patético intento de saciar su adicción por llamar la atención.

Lo más fácil y recomendable sería no prestarle atención a Trump ni a los demás candidatos de vanidad, como a veces les llaman. Pero, lamentablemente, aparecen en los debates y tienen suficientes apoyos dentro del electorado, y hasta los candidatos serios los tienen que tomar en cuenta. Ahí está el verdadero daño: no que Trump hable mal de México, porque siempre va a haber unos idiotas en la política, sino que Trump, por su simple presencia, obliga a los demás republicanos serios a considerar sus ideas.

Honestamente no tengo idea de cómo limitar la presencia de gente como Trump, que bien sabe que no tiene posibilidades de ganar, pero tiene garantizado aumentar su perfil a través de su candidatura. Es una democracia libre y ellos están en su derecho, como cualquiera.

Pero hay algo sumamente desagradable en quienes buscan convertir la elección de un presidente, el momento cívico más importante de un país, en un mecanismo publirrelacionista. Faltan 17 meses para la elección, y eso es mucho tiempo para los payasos y charlatanes.

Dejar un comentario



Siempre se termina en uno mismo (reflexiones sobre el ensayo)
Hace un momento, antes de salir a pasear por las colonias circunvecinas y de descubrir con azoro que vivo rodeado de callejones extraños llenos de charcos de lluvia, pensaba que reflexionar sobre el ensayo como género literario era una tarea estéril, onanista. ¿Para qué hacerlo si todo me era ya familiar, si podía directamente escribir […]
Novo, Leduc y las huellas imposibles del shandysmo en México
Además de haber sido estupendos poetas y prosistas que, según la opinión maliciosa de muchos, desperdiciaron su vida y talento en el periodismo, Salvador Novo y Renato Leduc tienen en común el haber sido los únicos escritores mexicanos que estuvieron relativamente cerca de formar parte de la internacional conjura shandy que cobijó en Europa, entre […]
Tres breves comentarios sobre las elecciones del domingo
Primero, teóricamente es el día de comicios más importante después de las elecciones presidenciales, pero este año dio más bien la sensación de poca importancia, de que no cambió nada. Y de cierta forma así era. Antes, el PRI y sus aliados controlaban 241 curules en la Cámara de Diputados. Ahora ellos dos tendrán una […]
Perrear un libro en un país multilingüe
(Aunque sus habitantes no lo sean)
  Hace unas semanas se armó una gran polémica por el video de la campaña prolectura “Perrea un libro” del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM. Cada vez que sucede algo así, me pregunto cuáles son las implicaciones de promover la decodificación de signos gráficos en español por determinado periodo de tiempo (como esta […]
Los viejos sucios de la FIFA
El futbol puede ser el terreno de jóvenes dentro de la cancha, pero el manejo de este deporte pertenece a una bola de viejos sucios. No es un dato nuevo ni un secreto apenas revelado, lamentablemente. Claro, el problema no es que sean viejos, sino sucios. Y va mucho más allá que las acusaciones levantadas […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (191.797)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (117.551)
...

La distribución del ingreso en México (103.938)
...

Perfil demográfico de México (63.693)
...

Los grandes problemas actuales de México (63.623)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores