Mircoles, 30 Septiembre 2020
Artículos relacionados
Perspectiva de la sociedad mexicana desde Este País
Este País | Histórico | José Paoli Bolio Francisco | 29.09.2009 | 0 Comentarios

LA REVISTA ESTE PAÍS viene a llenar un espacio no bien cubierto hasta su aparición: el seguimiento de las tendencias y comportamientos de la sociedad mexicana contemporánea. Reúne para tal propósito a un conjunto de científicos sociales de diversas disciplinas: antropólogos, sociólogos, politólogos, comunicólogos, demógrafos, economistas, que le dan seguimiento a los distintos movimientos de la sociedad, sus cambios, sus organizaciones, sus creencias, valores y, en términos generales, su cultura. Mes con mes recoge en sus páginas resultados de diversas encuestas hechas por empresas serias, desde su fundación.

 

Inicia sus actividades tras la convocatoria de un grupo de intelectuales de varias instituciones, los cuales aportan recursos inicialmente para el arranque de la publicación, eligiendo a Federico Reyes Heroles como su primer director, quien lo ha sido durante la mayor parte de su vida. Federico sin ser ahora el director sigue aportando sus ideas y su entusiasmo para el desenvolvimiento de la revista.

 

Hay una marcada diferenciación ideológica entre sus colaboradores, que incluso representan puntos de vista contradictorios. Pero de eso se trata, de una publicación que se hace cargo de la pluralidad que se ha desarrollado en la sociedad mexicana y la acoge en sus páginas.

 

No sólo reporta la revista los resultados de encuestas, sino que da seguimiento a los distintos movimientos de la sociedad: la composición y cambios de su población, las migraciones, su cultura y específicamente su cultura política, sus valores, su economía, sus iglesias, sus universidades e instituciones de educación superior, sus problemas de género, medio ambiente y ecología, sus organizaciones laborales, sus medios informativos y, desde luego, el modo en que el poder político se relaciona con esta sociedad mexicana.

 

Otro tema que destaca en Este País es el de la promoción de la política cultural del Estado y del patrimonio cultural de la nación. En este ámbito está pendiente de las principales instituciones de educación superior y particularmente de la que tiene las mayores efervescencias, la UNAM, de la que se hacen diversos sondeos y se analizan sus principales conflictos y contradicciones, como la referida a su calidad académica, sus cuotas y su personal de docencia e investigación.

 

Este País fomenta una actitud crítica, pero casi siempre fundada en datos e informaciones científicas. Desde su primer número aparece en primer lugar el resultado de una encuesta que ve en forma dicotómica la integración económica y el nacionalismo en los tres países de América del Norte que tienen un tratado de libre comercio: Canadá, Estados Unidos y México. Hay también un ensayo de Carlos Fuentes en torno de esa temática y otro de Roger Bartra, antropólogo de izquierda, una encuesta sobre preferencias electorales en el Estado de México y dos artículos sobre los medios informativos, uno del comunicólogo Ciro Gómez Leyva y otro del periodista Carlos Ramírez.

 

En muchos números de Este País encontramos investigaciones sobre la experiencia religiosa de los mexicanos y sobre la organización de las iglesias. Desde el número tres encontramos encuestas y ensayos en ese campo. Recuerdo en ese número un artículo de Manuel Carrillo Poblano sobre la Iglesia católica, su jerarquía y organización en México. El ensayo reporta que está integrada por 77 circunscripciones eclesiales territoriales (arquidiócesis, diócesis y prelaturas), a través de las cuales atienden una población de 81 millones de habitantes, en 4,651 parroquias y 2,875 iglesias. También informa el escaso crecimiento del 1.3% de los sacerdotes en la década de los años ochenta. Explica asimismo la forma de la jerarquía eclesiástica y su operación y la composición de la Conferencia del Episcopado Mexicano, que define y orienta las funciones pastorales y regula las actividades de presbíteros, diáconos, religiosos y laicos. Finalmente, describe las que considera principales corrientes politicoideológicas: la tradicional, que tiene un discurso ortodoxo metafísico, en el que se subraya la misión espiritual, universal y eterna de la Iglesia que no busca el poder político; la que llama activista, que sí busca el poder político y apoya al PAN y otras organizaciones sociales como la Coparmex, Pro vida y el DHIAC; la progresista, vinculada a la teología de la liberación, que busca establecer una iglesia popular en las comunidades cristianas de base, reclama reivindicar derechos políticos para el clero y transformar la economía para favorecer a los sectores marginados; la tendencia del Vaticano, cuyo promotor principal de entonces era el delegado apostólico, Jerónimo Prigione, que buscó reforzar el papel de la Iglesia como arbitro de los conflictos sociales y de poder, la modificación del marco jurídico y establecer las relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano.

 

Otro asunto que constantemente ocupa las páginas de Este País son las encuestas sobre la imagen de los políticos principales, empezando por la del presidente Carlos Salinas de Gortari, que se sostiene con una alta aceptación durante todo su periodo. En la segunda mitad de su periodo, se da cuenta de que el 97.7% de los entrevistados conoce al presidente Salinas; en el segundo lugar está Cuauhtémoc Cárdenas, que es conocido por el 79.5%, siendo en ese momento el personaje nacional mejor identificado por la población después de Salinas. Los líderes del PRI y del PAN son reconocidos por el 32.6 y 30.6% de la población encuestada, respectivamente.

 

El seguimiento de la economía nacional e internacional, sus grandes indicadores, sus avances y retrocesos es otro tema constante de la revista. Y destaca también la observación sobre la economía informal que registra hacia 1992 dos millones de negocios, de los cuales 50% son comercios; 12% en la construcción; 11% talleres; 9% expendios de comida; y el 20% restante en otras actividades. También reporta que las personas dedicadas a la economía informal tienen un bajo nivel escolar: casi 40% no terminó la primaria y sólo el 21% estudió hasta el 6o grado.1

 

La vigilancia sobre los medios informativos, su orientación axiológica y la privatización de aquellos en que están bajo el control del Estado son otros de los tópicos que la revista tiene en perspectiva en forma sistemática.

 

El seguimiento de la transición democrática de México es un área que Este País cubre también en forma regular. Lo hace frecuentemente con indicadores cuantitativos, a través de los cuales va dando la medición del avance de las fuerzas alternantes y desde el balcón de la cultura política.

 

El seguimiento de temas poblacionales, y los problemas relacionados, es de los más significativos que realiza la revista. En sus páginas se recogen temas relacionados con ello, como la movilidad de la población, la planeación familiar, el aborto y las distintas posiciones y perspectivas en las que puede analizarse este difícil problema, las migraciones, la salud y la seguridad social, los programas de combate a la pobreza y el analfabetismo.

 

Puede decirse que Este País es la revista que ve al poder desde la sociedad. También trata de mostrar cómo el poder interviene o pretende intervenir en la conducción de la sociedad y en sus transformaciones. No debe olvidarse que la revista nace durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. En suma, es una publicación que tiene el propósito declarado de dar a conocer las «opiniones y corrientes de pensamiento presentes en nuestra sociedad».2

 

Este País es una revista que analiza la sociedad mexicana partiendo del presente con una enorme ambición de entender el futuro y prever las mejores acciones públicas y sociales para su avance y mejoramiento. Desde esa perspectiva puede decirse que es el instrumento de análisis intelectual moderno, que utiliza fundamentalmente las disciplinas de ciencias sociales para estudiar y proyectar a la sociedad.

 

 

Referencias

1 Número 20 correspondiente a noviembre de 1992.

2 Presentación de su primer número, abril de 1991, pág. 1

Dejar un comentario



Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (247.254)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (227.866)
...

La distribución del ingreso en México (141.522)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (141.496)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (92.282)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores