Domingo, 25 Octubre 2020
Artículos relacionados
La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis
Este País | Fran­cis­co Suá­rez Dá­vi­la | 06.12.2010 | 2 Comentarios

Francisco Suárez Dávila es ex Representante de Mé­xi­co an­te la ocde, es profesor invitado de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na.

El si­glo xx eco­nó­mi­co

A fin de es­tu­diar el si­glo xx me­xi­ca­no en ma­te­ria de eco­no­mía, po­de­mos di­vi­dir la his­to­ria en sie­te pe­rio­dos. El pun­to de par­ti­da es 1910, el ini­cio de la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na, pe­ro pa­ra en­ten­der ese mo­men­to hay que con­si­de­rar el por­fi­ria­to co­mo el pri­mer pe­rio­do de cre­ci­mien­to sos­te­ni­do. El por­fi­ria­to sien­ta las ba­ses del de­sa­rro­llo mo­der­no. Hay cre­ci­mien­to con de­si­gual­dad de 1876 a 1910.

El pe­rio­do que va de la Re­vo­lu­ción has­ta la Gran De­pre­sión de 1929 es el de la crea­ción de un nue­vo or­den ins­ti­tu­cio­nal sin cre­ci­mien­to.

El ter­ce­ro es el car­de­nis­mo, un pe­rio­do de de­sa­rro­llo con trans­for­ma­ción so­cial que ins­tau­ra el pro­yec­to de país propuesto en la Cons­ti­tu­ción de 1917.

El cuar­to pe­rio­do es el del de­sa­rro­llis­mo, la fa­se más exi­to­sa del país en lo económico. Hay cre­ci­mien­to e in­dus­tria­li­za­ción ace­le­ra­dos, ini­cial­men­te con in­fla­ción mo­de­ra­da, lue­go con es­ta­bi­li­dad.

En un quin­to pe­rio­do vemos in­ten­tos fa­lli­dos por su­pe­rar las de­fi­cien­cias del mo­de­lo y sus ele­men­tos de ago­ta­mien­to, y de en­con­trar uno nue­vo. Aun­que fu­gaz­men­te, con el au­ge del pe­tró­leo sí se pro­du­ce el cre­ci­mien­to más rá­pi­do de nues­tra his­to­ria, pe­ro sin es­ta­bi­li­dad. So­bre­vie­nen las cri­sis.

A par­tir de 1982 se ini­cia una nue­va fa­se de in­ten­tos de trans­for­ma­ción por me­dio de re­for­mas es­truc­tu­ra­les, al­gu­nas exi­to­sas, otras fa­lli­das, que van has­ta 1994.

Fi­nal­men­te, en­tra­mos en una eta­pa de es­ta­bi­li­dad sin cre­ci­mien­to: el pe­rio­do del es­tan­ca­mien­to es­ta­bi­li­za­dor que va de 2000 a 2009.

Des­de su in­de­pen­den­cia, Mé­xi­co ha co­no­ci­do dos pe­rio­dos de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co rá­pi­do y sos­te­ni­do. El más exi­to­so y más du­ra­de­ro fue el de­sa­rro­llis­mo (1934-1970). El se­gun­do es el por­fi­ria­to (1876-1910). El pri­me­ro no al­can­zó una ra­zo­na­ble dis­tri­bu­ción del in­gre­so. El se­gun­do no aba­tió los re­za­gos so­cia­les que a la pos­tre sig­ni­fi­ca­rían su caí­da.

Hay dos pe­rio­dos de re­cons­truc­ción ins­ti­tu­cio­nal. El más im­por­tan­te va des­de el fin de la fa­se más in­ten­sa de la lu­cha ar­ma­da y el ini­cio de la di­nas­tía de Obre­gón y Ca­lles has­ta la Gran De­pre­sión. El otro es la ad­mi­nis­tra­ción de Mi­guel de la Ma­drid, que des­pués del es­ta­lli­do de la cri­sis de la deu­da y la na­cio­na­li­za­ción ban­ca­ria de 1982, ini­cia la fase de re­for­mas es­truc­tu­ra­les.

Hay dos gran­des re­for­mis­tas: Cár­de­nas, quien da ca­bal vi­gen­cia al pro­yec­to de la Cons­ti­tu­ción de 1917, y Sa­li­nas, que ace­le­ra las re­for­mas es­truc­tu­ra­les de orien­ta­ción neo­li­be­ral, al­gu­nas exi­to­sas y otras fallidas.

Hay dos mo­de­los orien­ta­dos ha­cia el sec­tor ex­ter­no: el por­fi­ria­to y el eje­cu­ta­do por Sa­li­nas y Ze­di­llo. El de­sa­rro­llis­mo se orien­tó prin­ci­pal­men­te al for­ta­le­ci­mien­to del mer­ca­do in­ter­no. El mo­de­lo “es­ta­tis­ta” de Eche­ve­rría y Ló­pez Por­ti­llo se orien­tó al mer­ca­do in­ter­no pe­ro fra­ca­só. A par­tir de 1996 Mé­xi­co al­can­za un pe­rio­do de re­la­ti­va es­ta­bi­li­dad ma­croe­co­nó­mi­ca.

Pa­ra sos­te­ner su pa­so exi­to­so, el de­sa­rro­llis­mo re­que­ría com­ple­men­tar­se con la orien­ta­ción ha­cia la ex­por­ta­ción que si­guie­ron los asiá­ti­cos a par­tir de 1970. Eche­ve­rría hi­zo un buen diag­nós­ti­co pe­ro fue in­ca­paz de orien­tar de­bi­da­men­te las po­lí­ti­cas. Ló­pez Por­ti­llo pu­do ha­ber cam­bia­do la his­to­ria si en 1981 ajus­ta la eco­no­mía co­mo lo hi­cie­ron los paí­ses in­dus­tria­les, ba­ja el pre­cio del pe­tró­leo, de­va­lúa a tiem­po y apli­ca po­lí­ti­cas com­ple­men­ta­rias ade­cua­das. Sa­li­nas rea­li­zó mal la li­be­ra­li­za­ción ban­ca­ria, no fre­nó la bur­bu­ja cre­di­ti­cia ni for­ta­le­ció la re­gu­la­ción y la su­per­vi­sión ban­ca­rias. Fue el res­pon­sa­ble de la cri­sis de 94, mal ma­ne­ja­da tam­bién por Ze­di­llo. El pe­rio­do pos­te­rior a 2000 se ha con­cen­tra­do en los me­dios —la es­ta­bi­li­dad ma­croe­co­nó­mi­ca— y ha ol­vi­da­do los fi­nes.

La cri­sis de 2009 y el ago­ta­mien­to del mo­de­lo de de­sa­rro­llo ac­tual

La gran re­ce­sión de 2009 mues­tra las se­ña­les de ago­ta­mien­to del mo­de­lo de de­sa­rro­llo y la po­lí­ti­ca ac­tuales de Mé­xi­co:

  1. Nues­tro mo­de­lo de ex­por­ta­cio­nes su­po­ne una excesiva de­pen­den­cia de la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos y no ha es­ta­do acom­pa­ña­do de me­di­das com­ple­men­ta­rias in­ter­nas y ex­ter­nas.
  2. La in­ver­sión ex­tran­je­ra ha de­ja­do de orien­tar­se a la crea­ción de nue­vas ca­pa­ci­dades in­dus­triales con avan­ce tec­no­ló­gi­co. Los flu­jos de in­ver­sión a Mé­xi­co tam­bién dis­mi­nu­yen con res­pec­to a los paí­ses emer­gen­tes más di­ná­mi­cos.
  3. El país ha su­fri­do una caí­da de la pro­duc­ción in­dus­trial y ma­nu­fac­tu­re­ra del 3% del pib.
  4. Los por­cen­ta­jes de im­por­ta­ción de mu­chos pro­duc­tos agrí­co­las han au­men­ta­do.
  5. Se ha pri­vi­le­gia­do el equi­li­brio de las fi­nan­zas pú­bli­cas y la es­ta­bi­li­dad de pre­cios so­bre el ob­je­ti­vo del cre­ci­mien­to. El gas­to co­rrien­te ex­ce­de a los in­gre­sos tri­bu­ta­rios en 40 por cien­to. La re­cau­da­ción fis­cal de­pen­de en 40% de los vo­lá­ti­les in­gre­sos pe­tro­le­ros. Mé­xi­co tie­ne uno de los más ba­jos coe­fi­cien­tes tri­bu­ta­rios del mun­do y un gas­to pú­bli­co muy ba­jo y de­fi­cien­te.
  6. La ex­plo­ta­ción irres­pon­sa­ble de ya­ci­mien­tos sig­ni­fi­có un de­te­rio­ro pre­ma­tu­ro de nues­tro ba­lan­ce ener­gé­ti­co y la caí­da de la pro­duc­ción y las re­ser­vas.
  7. Mé­xi­co avan­zó con cier­ta ra­pi­dez en el sis­te­ma de des­cen­tra­li­za­ción fis­cal ha­cia un “nue­vo fe­de­ra­lis­mo”. Hoy en día, sin em­bar­go, a ni­vel es­ta­tal hay ma­yor des­pil­fa­rro y una me­nor trans­pa­ren­cia que a ni­vel fe­de­ral.
  8. La evo­lu­ción de la es­truc­tu­ra de go­bier­no ha si­do muy ne­ga­ti­va.
  9. El sis­te­ma fi­nan­cie­ro, de pro­pie­dad ex­tran­je­ra en más de 80%, no ha con­tri­bui­do al de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co del país des­de 1994. El fi­nan­cia­mien­to se ha con­cen­tra­do en el cré­di­to al con­su­mo y el hi­po­te­ca­rio fo­men­ta la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va en me­nos de 20% del pib. Han pro­li­fe­ra­do los in­ter­me­dia­rios fi­nan­cie­ros no ban­ca­rios, que es­tán in­su­fi­cien­te­men­te re­gu­la­dos y ha­cen vul­ne­ra­ble al sis­te­ma. Se de­bi­li­tó la ban­ca de de­sa­rro­llo.
  10. Ca­re­ce­mos de una po­lí­ti­ca so­cial efi­caz. El gas­to so­cial no se ha tra­du­ci­do en una re­duc­ción de la de­si­gual­dad en­tre per­so­nas y re­gio­nes, y en mu­chos ca­sos tie­ne un ca­rác­ter re­gre­si­vo.

Sin em­bar­go, la ma­ni­fes­ta­ción más evi­den­te del fra­ca­so de nues­tro mo­de­lo de de­sa­rro­llo es la no­to­ria in­ca­pa­ci­dad pa­ra cre­cer. El cre­ci­mien­to me­xi­ca­no des­de la cri­sis de 1982 es de al­re­de­dor de 2% anual en pro­me­dio.

La agen­da pen­dien­te pa­ra el si­glo xxi

El re­co­rri­do por la his­to­ria del si­glo xx mexicano da al­gu­nas pis­tas de lo que pue­de ser la agen­da pen­dien­te pa­ra el si­glo xxi del país. Al­gu­nas ideas:

  1. Mé­xi­co re­quie­re de un plan es­tra­té­gi­co de lar­go pla­zo, con­sen­sua­do en­tre go­bier­no y so­cie­dad y que de­fi­na un nue­vo mo­de­lo de de­sa­rro­llo.
  2. Es in­dis­pen­sa­ble una re­for­ma fis­cal de fon­do.
  3. És­ta de­be li­gar­se a una re­for­ma al ré­gi­men de se­gu­ri­dad so­cial.
  4. La po­lí­ti­ca so­cial de­be ser re­vi­sa­da.
  5. El Es­ta­do Me­xi­ca­no re­quie­re una ver­da­de­ra rein­ven­ción del go­bier­no.
  6. Se de­ben ar­ti­cu­lar po­lí­ti­cas in­dus­tria­les y re­gio­na­les mo­der­nas.
  7. Se re­quie­re de un im­pul­so efi­caz a la in­fraes­truc­tu­ra.
  8. El sec­tor ener­gé­ti­co de­be ser una pa­lan­ca del de­sa­rro­llo na­cio­nal.
  9. Cos­to­sa e ine­fi­cien­te, la po­lí­ti­ca agrí­co­la de­be re­no­var­se.
  10. Son ne­ce­sa­rias po­lí­ti­cas ge­ne­ra­les pa­ra que el sis­te­ma ban­ca­rio in­cre­men­te su fi­nan­cia­mien­to a la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va, in­dus­trial y agro­pe­cua­ria.
  11. Las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes son una asig­na­tu­ra pen­dien­te fun­da­men­tal y que pue­de traer im­por­tan­tes co­rrien­tes de in­ver­sión ex­tran­je­ra.
  12. La edu­ca­ción, la cien­cia y la tec­no­lo­gía son áreas de no­to­rio atra­so.
  13. La re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá de­be re­plan­tear­se.

De «Tres miradas a cien años de la Revolución»:

La oportunidad del Bicentenario por Federico Reyes Heroles

La justicia prometida por José Ramón Cossío

2 Respuestas para “La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis
  1. Anayely Rlores Rosete dice:

    la economia del siglo xx: la economia de mexico esta baszada en los 7 periodos y como atravez de estos periodos mexiuco se levanta y uelve acaer por el mal manejo que le dio sedillo por que iso una liberacion bancaria dev ahi nos hable de de la crisis del 2009 y el agotamiento del desarrollo actual ya que este trato principalmente del agotamiento del desarrollo
    y la politica actual de mexico sin embargo la manifestacion del fracaso del deszarrollo es la notoria capacidad de creser

  2. […] This post was mentioned on Twitter by Carlos López Zaragoz, usem. usem said: La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis: http://bit.ly/hACtnF […]

Dejar un comentario



El comportamiento económico de los indígenas: un análisis para México1
En nuestro país, las comunidades indígenas han sido siempre las más pobres y las más vulnerables. ¿Cómo podría mejorar su situación? Presentamos una tesis sobre la estructura y dinámica económicas dominantes en las poblaciones originarias de México. Introducción Las comunidades indígenas en el mundo y, en particular, en México poseen ciertas características en común. La […]
El ascenso de Piketty

Entrevista con Tomás Granados
El capital en el siglo XXI, del escritor francés Thomas Piketty, es un fenómeno editorial. Desde su publicación en Hispanoamérica el año pasado ha vendido alrededor de 50 mil ejemplares. El lanzamiento simultáneo en México, España, Argentina, Chile y Colombia causó un revuelo general. Según la casa francesa Éditions du Seuil, dueña de los derechos […]
Igualdad, justicia y libertad
Piketty ha probado que la desigualdad en ciertos países desarrollados ha crecido. Lo atribuye a las ganancias que obtiene la franja más rica de la población por inversión de capital. En México, sin embargo, los datos sugieren que, así sea marginalmente, la desigualdad ha disminuido. “Liberté, égalité, fraternité”, un lema para promover una revolución hoy […]
El enfrentamiento de un hombre con su herencia
Raúl Herrera Márquez, La sangre al río: La pugna ignorada entre Maclovio Herrera y Francisco Villa, Tusquets, México, 2014.   La lectura de la novela La sangre al río, de Raúl Herrera Márquez, es una experiencia por demás gratificante en la que, al enfrentarse con una visión enriquecida de la Revolución mexicana, el lector se […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (249.056)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (243.463)
...

La distribución del ingreso en México (143.437)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (142.086)
...

Con toda la barba (97.919)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores