Sbado, 04 Julio 2020
Artículos relacionados
Para no eruditos: Saludo al lector, Fundéu México
Cultura | Galaxia Gutenberg | Miguel Ángel Castro | 17.11.2010 | 1 Comentario

¿Có­mo de­be­mos es­cri­bir el tér­mi­no de in­for­má­ti­ca: buf­fer o bú­fer? ¿Qué es par­tea­guas? ¿Có­mo se con­ju­ga el ver­bo ne­var? ¿Abo­lir es un ver­bo de­fec­ti­vo? ¿Cuál es la for­ma co­rrec­ta: ói­lo u óye­lo? ¿Cuál es la abre­via­tu­ra co­rrec­ta de los Es­ta­dos Uni­dos? ¿Es­tá bien de­cir de­go­llan o de­güe­llan? ¿Qué es un tam­ba­che?

Es­tas son al­gu­nas de las pre­gun­tas que he­mos re­ci­bi­do en la Fun­da­ción del Es­pa­ñol Ur­gen­te Mé­xi­co (fundéu México) de quie­nes han vi­si­ta­do su pá­gi­na elec­tró­ni­ca en el año y me­dio que tie­ne de vi­da. Son mues­tras del in­te­rés y del gus­to que tie­nen los ha­blan­tes por co­no­cer me­jor el sig­ni­fi­ca­do de las pa­la­bras y por sa­ber cuá­les son las con­ju­ga­cio­nes de los ver­bos re­gu­la­res, irre­gu­la­res y de otro ti­po; si cam­bian o no los sus­tan­ti­vos, los ar­tí­cu­los y los ad­je­ti­vos al mo­di­fi­car su gé­ne­ro o su nú­me­ro; por sa­ber cuán­tos ti­pos de ad­ver­bios exis­ten y cuál es el uso ade­cua­do de las pre­po­si­cio­nes y las con­jun­cio­nes.

Mu­chos de ellos com­par­ten la ur­gen­cia de re­sol­ver du­das so­bre los gen­ti­li­cios y to­pó­ni­mos de nues­tro país y de otras par­tes del mun­do; o acer­ca de la va­li­dez de vo­ces de otras len­guas in­tro­du­ci­das por los avan­ces y de­sa­rro­llos tec­no­ló­gi­cos. Otros tan­tos re­quie­ren re­sol­ver in­quie­tu­des más co­mu­nes o es­co­la­res re­la­cio­na­das con la pro­so­dia y la or­to­gra­fía. Unos más dis­fru­tan la re­ve­la­ción de la eti­mo­lo­gía grie­ga, la­ti­na o de len­guas in­dí­ge­nas, otros pre­ten­den ga­nar una dis­cu­sión so­bre las abre­via­tu­ras de los gra­dos de es­tu­dios, en­ten­der el em­pleo de los nú­me­ros ro­ma­nos, or­di­na­les y car­di­na­les, o me­jo­rar la pun­tua­ción de un pá­rra­fo. To­dos, a fin de cuen­tas, han ne­ce­si­ta­do pro­fun­di­zar en el co­no­ci­mien­to de la he­rra­mien­ta más po­de­ro­sa que dis­tin­gue al ser hu­ma­no: la len­gua.

Los due­ños del es­pa­ñol so­mos mu­chos y es na­tu­ral que al­gu­nos quie­ran cui­dar­lo y pre­ser­var­lo pa­ra que nos pres­te el me­jor ser­vi­cio po­si­ble. En un nú­me­ro an­te­rior de Es­te País se dio cuen­ta de las ins­ti­tu­cio­nes que en Mé­xi­co con­tri­bu­yen a tal fin. En ellas se es­tu­dia el fun­cio­na­mien­to del es­pa­ñol, sus va­rian­tes geo­grá­fi­cas, su his­to­ria, su re­la­ción con la li­te­ra­tu­ra, la edu­ca­ción y otras dis­ci­pli­nas, asi­mis­mo se in­te­re­san por dis­cu­tir y de­ter­mi­nar los cri­te­rios que per­mi­ten con­ser­var la pre­ci­sión de las fra­ses y las pa­la­bras; cul­mi­nan es­ta la­bor con la pu­bli­ca­ción de en­sa­yos, ma­nua­les, gra­má­ti­cas y dic­cio­na­rios que ex­pli­can la for­ma en la cual se cons­tru­yen las ora­cio­nes y el sig­ni­fi­ca­do que han te­ni­do y tie­nen los vo­ca­blos, en­tre otras co­sas. Nos ayu­dan a co­no­cer y usar el es­pa­ñol con­ve­nien­te­men­te.

La fundéu Mé­xi­co, im­pul­sa­da por la fundéu bbva de Es­pa­ña, se ha su­ma­do a ese es­fuer­zo y ha pues­to in­te­rés en fo­men­tar el buen uso del es­pa­ñol en ge­ne­ral, y en par­ti­cu­lar, en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Quie­nes co­la­bo­ra­mos en la fundéu nos es­for­za­mos por ofre­cer res­pues­tas rá­pi­das an­te cual­quier du­da y por dis­tin­guir pro­ble­mas de usos in­de­bi­dos o ina­pro­pia­dos que tien­dan a ex­ten­der­se pa­ra emi­tir re­co­men­da­cio­nes que lo im­pi­dan.

En la me­di­da en que es­tas re­co­men­da­cio­nes lle­guen a más per­so­nas nos sen­ti­re­mos más sa­tis­fe­chos, por eso con­si­de­ra­mos muy im­por­tan­te acer­car­las a los lec­to­res de Es­te país, al que agra­de­ce­mos el es­pa­cio que nos han con­ce­di­do en su pres­ti­gia­do su­ple­men­to cul­tu­ral.

Co­mo ejem­plo del ma­te­rial que so­me­te­re­mos a la con­si­de­ra­ción de los lec­to­res pre­sen­ta­mos una ob­ser­va­ción que pre­ten­de acla­rar la fre­cuen­te con­fu­sión en­tre los tér­mi­nos após­tro­fo y após­tro­fe.

Após­tro­fo es un sig­no or­to­grá­fi­co au­xi­liar en for­ma de co­ma al­ta o de co­mi­lla sen­ci­lla (’) que tie­ne prin­ci­pal­men­te dos usos: el que in­di­ca la eli­sión de una o dos le­tras o de una ci­fra co­mo en “pa­’ca” por “pa­ra acá” y “pu’s” en lu­gar de “pues”, y el que tie­ne en nom­bres pro­pios y ex­pre­sio­nes del ca­ta­lán, in­glés, fran­cés e ita­lia­no: O’Neil, O’Con­nor, c’est la vie y L’Hos­pi­ta­let de Llo­bre­gat.

No de­be con­fun­dir­se, co­mo sue­le su­ce­der, con el tér­mi­no após­tro­fe, fi­gu­ra li­te­ra­ria que con­sis­te en di­ri­gir­se con ve­he­men­cia a otra u otras per­so­nas, pre­sen­tes, au­sen­tes, vi­vas, muer­tas o a se­res abs­trac­tos o ina­ni­ma­dos, in­clu­so en di­ri­gir­se la pa­la­bra a sí mis­mo en igua­les tér­mi­nos. Após­tro­fe tam­bién in­di­ca “in­sul­to o dic­te­rio”, ad­vier­te el Dic­cio­na­rio de la len­gua es­pa­ño­la.

Nos im­por­ta que la co­mu­ni­ca­ción sea más pre­ci­sa, cla­ra y efi­cien­te en­tre los mi­llo­nes de his­pa­no­ha­blan­tes. Re­cor­de­mos que el es­pa­ñol es con­si­de­ra­do el cuar­to idio­ma más uti­li­za­do en el mun­do, y que se cal­cu­la que pa­ra el año 2030, es­ta po­bla­ción re­pre­sen­ta­rá el 7.5 por cien­to de los ha­bi­tan­tes del pla­ne­ta. Ac­tual­men­te cer­ca de 500 mi­llo­nes de per­so­nas se co­mu­ni­can en es­pa­ñol en más de vein­te paí­ses. Por eso es tam­bién una de las len­guas que más se es­tu­dia en el mun­do.

Una respuesta para “Para no eruditos: Saludo al lector, Fundéu México”
  1. Karla Fernández dice:

    ¿Por qué en Bancomer BBVA siempre utilizan el verbo «aperturar» por ejemplo, para abrir una cuenta bancaria?
    Si «aperturar» ya es un verbo aceptado en la normativa académica, está bien, pero si no, sería bueno que los de la Fundéu le dieran importancia a la competencia del uso del español estándar en su lenguaje empresarial, tanto como a otras habilidades gerenciales que se sugieren en esa frase alguna vez tan remarcada de «la cultura bancaria» que aparecía en la publicidad de dicho banco.

Dejar un comentario



I. Hasta

II. Amonestación de Rosario Castellanos (a noventa años de su nacimiento)
I La preposición hasta está presente en expresiones familiares e inofensivas como hasta mañana, hasta la vista, hasta pronto, hasta luego, hasta entonces, hasta la próxima, y otras amables despedidas, que pueden ser amargas y definitivas como hasta nunca. La encontramos en algunas incertidumbres como hasta que Dios quiera; en anuncios fatídicos como hasta que […]
Comunicación en la sociedad del espectáculo
Todos los seres se comunican de una u otra manera. De no hacerlo solo existiría la nada. Esta reflexión acerca de qué es la comunicación y sus muchos medios fue una conferencia dictada el 20 de febrero de 2015 en el Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco. Cuando hoy hablamos […]
Entre lo-las y la-los Asuntos de género
El próximo proceso electoral ha producido una nueva avalancha de spots, anglicismo que el Diccionario panhispánico de dudas define como ‘película de corta duración con fines publicitarios’, y además considera innecesario porque equivale a las voces españolas anuncio, cuña, comercial o aviso. Consideración desatendida en este país porque lo cierto es que la palabra se […]
Concejal, síndico y alguacil
Continuando con el tema de la entrega anterior, presentamos las entradas del Diccionario de la lengua española para concejal, síndico y alguacil: • Concejal es un ‘miembro de una corporación municipal’; una mujer puede ser ‘concejal’ y ‘concejala’ es también la ‘mujer del concejal’. • Alguacil (del árabe hispánico alwazír, y este del árabe clásico […]
Alcalde, edil y munícipe
A lo largo de los últimos meses la información sobre los sucesos ocurridos en Michoacán, Oaxaca, Guerrero y otros estados ha mostrado la importancia política y social que tiene una de las entidades o demarcaciones administrativas de Gobierno más antiguas en Este País: el ‘municipio’ y, por ende, la actuación de sus autoridades. El municipio […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (243.407)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (207.347)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.008)
...

La distribución del ingreso en México (138.935)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (85.412)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores