Jueves, 13 Agosto 2020
Artículos relacionados
¿Ciego o invidente? Corrección política en el habla diaria
Cultura | Somos Lo Que Decimos | Ricardo Ancira | 02.06.2011 | 0 Comentarios

Las tradiciones de un pueblo hacen que persista la noción de un nosotros que, consecuentemente, facilita distanciarse de los otros. Nuestra habla diaria transcurre jaloneada entre dos posturas extremas: la llamada corrección política, que cada vez amplía más su influencia en nuestras sociedades, y la costumbre, que es intransigente, característica esencial de las tradiciones.

Zambo

Zambo-Fuente:Wikipedia creative commons

Así, por un lado, lo políticamente correcto es hablar de adultos en plenitud en lugar de viejos o ancianos; personas invidentes o con capacidades distintas, en vez de ciegos, sordos, parapléjicos, según sea el caso. “Con esa tendencia —se quejaba recientemente Julio Chávez Sánchez, editor de Etcétera— entonces a los jodidos ya no podemos llamarlos (o llamarnos) así, sino ‘personas con capacidades financieras disminuidas’, y a los feos ‘personas estéticamente alternativas.’”

Por otro lado, el español nunca ha sido una lengua políticamente correcta, y de hecho mantiene hasta nuestros días expresiones que hace algunas décadas sonaban naturales y que hoy se consideran intolerables. Veamos algunos ejemplos. Un campo semántico que ha mantenido vigencia a través de los siglos —primero en España y luego en sus antiguas colonias— (des)califica a los árabes, incluidos los magrebíes del norte de África, que no lo son ni histórica ni culturalmente: así, ver moros con tranchete hace alusión a su violencia y (no) haber moros en la costa, a su ubicuidad. La primera expresión se utiliza para señalar un recelo excesivo; la segunda, para la ausencia —o la eventualidad— de un peligro. Un caso especial es el de moros con cristianos, la popular mezcla de arroz blanco y frijoles negros, tan común en las mesas antillanas, ya que hace alusión al color de piel, por medio de la imagen evidente de la luz y la sombra, del bien y del mal. Matamoros, como apellido y como gentilicio (no muy gentil, dicho sea de paso) ensalza, de alguna manera, a algún cruzado que se distinguió por el tino y la contundencia de su espada.

Estas descalificaciones medievales se vieron diversificadas en los siglos posteriores. Fueron surgiendo nuevas cabezas de turco —valga la expresión también xenófoba, y que convive con la bíblica chivo expiatorio, de significado semejante: estar (algo) en chino quiere decir que está complicado, que es inescrutable. Engañar como a un chino, cuyo sentido es evidente, da por sentada la supuesta ingenuidad de una comunidad de más de mil trescientos millones de personas. De ahí, también, los cuentos chinos que se caracterizan por su cándida inverosimilitud. Una labor/un trabajo de chinos implica paciencia o dificultad.

Como se sabe, unas de las etnias más estigmatizadas a lo largo de la historia han sido las africanas o la comunidades de origen africano (lo cual no deja de ser curioso ya que, según los científicos, todos los seres humanos provenimos de ancestros originarios de ese continente). De ahí emanan: trabajar como negro (expresión que en México suele completarse así: …para vivir como blanco), la cual implícitamente justifica las extenuantes jornadas laborales que hubieron de soportar los esclavos traídos a nuestro continente. Una merienda/cena de negros sirve para ilustrar una reunión que se desarrolla sin orden ni concierto. Negrero, referido a un jefe, mantiene vivos —al menos metafóricamente— los viejos oficios de comerciante y capataz de esclavos.

Pero como ocurre con cualquier “odio al otro”, las expresiones más despectivas van dirigidas a los propios mexicanos, en especial a las comunidades indígenas, aunque no deben soslayarse otros estereotipos, como la supuesta tacañería norteña o la —también imaginaria— ingenuidad yucateca. Probablemente, entre las locuciones más hirientes destaquen: Ser indio pata rajada, que hace mofa de la vestimenta y del calzado a que obligan tanto la miseria como la tradición y que pertenece al mismo campo semántico de huarachudos y sombrerudos (Mariano Azuela habla de gorrudos en Los de abajo); ser prófuga del metate (que se aplica a las sirvientas recién emigradas del campo) y (ser/haber sido) bajado del cerro a tamborazos, se refiere tanto a hombres como a mujeres y proviene —muy probablemente— de las fiestas patronales. En el terreno de las locuciones verbales —es decir, expresiones que remplazan verbos—, amar a Dios en tierra de indios significa padecer, sufrir. El refrán “No tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre” alude, por su parte, a los inconvenientes que acarrea el pasar por alto la existencia de las clases sociales (¿castas?).

Todo lo anterior es cierto; para muchos, tal vez sea incluso reprobable. Pero, en cualquier hipótesis, el fenómeno descrito no necesariamente justifica la moda de la corrección política, que la mayor parte de las veces no es sino una exaltación del circunloquio. Como sería difícil modificar expresiones ya muy lexicalizadas (*la mesa tiene capacidades diferentes, en vez de la mesa está coja) pero también seguir tolerando algunos dichos (“Indio comido, indio ido”, por ejemplo), en próximas entregas seguiremos buscando un punto de equilibrio entre el eufemismo y la injuria en el habla diaria de los mexicanos.

Dejar un comentario



Verde, blanco y colorado. Colores con significado
Para Hernán Lara Zavala Parece una regla general: lo negro u oscuro es negativo y lo blanco y claro son positivos. Por desgracia, estas concepciones —prácticamente universales— trasminaron el lenguaje y atribuyen esas características también a la piel de los seres humanos. En Occidente, en efecto, el blanco connota pureza, vida; mientras que el negro es luto, […]
“Llegaron bailando ricachá”
Logos y cosmos
Una vez descubierta la realidad circundante y evitados —aunque fuera de manera precaria— los peligros que traía consigo, no pasó mucho tiempo antes de que nuestros ancestros levantaran la vista para descubrir, con temor pero también con fascinación, todo aquello que parecía flotar sobre sus cabezas, ya de día, ya de noche. Son numerosas las […]
“Llegué hecho una sopa”
Los platillos en el habla
A manera de complemento al apunte que sobre ingredientes se publicó aquí en junio pasado, nos ocupamos ahora de los platillos propiamente dichos. Retomamos, para abrir el apetito, unas cuantas expresiones de aquel a fin de introducir otros términos y locuciones. Alguien omnipresente es “ajonjolí de todos los moles” y se lo ve “hasta en […]
“Nos doró la píldora”. Pensar y hablar como médicos
Para el Dr. Roberto Castañón Romo.   Como si fueran enfermedades, los problemas primero se detectan, luego se analizan,1 después se establece un diagnóstico a fin de aplicar el remedio apropiado; por último viene el pronóstico, algunas veces reservado. Es posible, entonces, que al Quijote se le hayan indigestado las lecturas,2 que alguien nos caiga […]
El que transa avanza. Frasear la corrupción
Se desplomó un humilde multifamiliar. Los peritos que investigaron las causas decretaron, tras recibir una llamada del alcalde, que un súbito reacomodo de las placas tectónicas había provocado la tragedia. Murieron los ocupantes del 101 al 108, comerciantes de videos, discos y chucherías chinas en el tianguis; los del 205 y 207, importadores de pacas […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (245.042)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (211.758)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.836)
...

La distribución del ingreso en México (139.932)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (86.922)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores