Domingo, 25 Agosto 2019
Artículos relacionados
Las versiones personales de la Historia
Apuntes De Sobremesa | Cultura | Este País | Rafael Tovar y de Teresa | 01.12.2011 | 0 Comentarios

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial han aparecido ininterrumpidamente varias ediciones en torno a su impacto histórico y consecuencias universales. En los últimos años, lejos de limitarse esta producción, se ha acrecentado con historias personales y testimonios reales —plasmados en la narrativa y el cine— de víctimas del conflicto, que nos permiten conocer los efectos que éste tuvo en decenas de millones de seres humanos.

Por su calidad literaria, crudeza del relato y aportación de elementos para una mejor comprensión de esos años, destacan varios textos que han sido traducidos a diversas lenguas y que han logrado contar con una gran difusión. En esta ocasión me referiré a unos cuantos que han llamado mi atención últimamente.

Empezaré con un testimonio desgarrador publicado en dos libros: Déjame ir, madre (Salamandra, 2002) y No hay cielo sobre Berlín (Salamandra, 2005), ambos de Helga Schneider. En el primero la escritora narra el reencuentro con su madre nonagenaria, en un asilo en Austria, después de no verse desde que esta última abandonó a la autora —de entonces cuatro años de edad— para sumarse a las filas nazis. En el segundo, trata sobre su infancia berlinesa durante los años de la guerra. Ambos libros describen de un modo brutal la historia de esa mujer desapegada a la maternidad que, por encima de todos sus valores, coloca la obediencia y el cumplimiento de su deber, en el más puro sentido kantiano del imperativo categórico, como una convencida del nazismo hasta el final de su vida.

En esos mismos años, junto a este trabajo, se reeditó otro texto un tanto similar bajo el título: Una mujer en Berlín (Anagrama, 2007), una historia anónima que parece tuvo bastante difusión en los años cincuenta. Sobre este relato, Enzensberger nos dice, en el prólogo que hace de la novela, que ésta es la vida cotidiana de una mujer que sobrevive bombardeos, violaciones, humillaciones y hambre en el Berlín de 1945 y hasta los días inmediatos a la caída de esta ciudad en manos de los rusos. Es una narración cruda, humana y que ha dejado la incógnita de su autoría (que parece recaer en una destacada periodista alemana que nunca quiso revelar su identidad) a fin de evitar ser calificada como reivindicadora del victimismo alemán a través de su propio testimonio. La historia fue llevada a la pantalla recientemente en una muy buena película con el mismo título, dirigida en 2008 por Max Färberböck, quien también dirigió otra, quizá mejor lograda: Aimée y Jaguar, de 1999, cuya trama se centra en la relación lésbica entre la esposa de un alto mando nazi y una judía.

En esa misma línea de testimonios autobiográficos de mujeres valientes, poco tiempo antes apareció Los diarios de Berlín de Marie Vassiltchikov (reeditado por la editorial Acantilado en 2004), que nos permite conocer con bastante detalle la sobrevivencia de otra mujer en el Berlín de 1940 a 1945, pero sobre todo nos da la visión de un testigo directo de los acontecimientos organizados por el Coronel Claus von Stauffenberg, que culminaron en el intento de asesinato de Hitler el 20 de julio de 1944, y de las persecuciones y muerte que sufrieron los copartícipes del atentado. La autora es una aristócrata báltica que trabajó en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde nació la amistad con ese grupo de jóvenes y algunos militares profesionales —casi todos ellos pertenecientes a la nobleza prusiana— que decidieron actuar para terminar con la guerra y cuya premisa era la desaparición del Führer alemán. Es un relato con información de primera mano que nos permite conocer el modo de ver a Alemania desde el ángulo de las llamadas “viejas familias Junker”.

Si bien estos libros son publicaciones de testimonios directos, también han aparecido obras con dimensión literaria. Incluso dos de ellas han sido ganadoras del Premio Goncourt: Las benévolas del franco-norteamericano Jonathan Littell en 2006, y HHhH (iniciales de Himmlers Hirn heisst Heydrich, que en español significa “el cerebro de Himmler se llama Heydrich”) de Laurent Binet, en la categoría de primera novela, en 2010.

El trabajo de Littell (editado por rba en 2006) —que toma su nombre de las Euménides, las benévolas o bondadosas de la Orestíada de Esquilo, a fin de significar el recuerdo del horror— es un recorrido por la memoria de un antiguo oficial de la ss que busca, según sus palabras, narrar una visión objetiva y exculpatoria del periplo de esos años en los que transcurrió su vida como protagonista y testigo de buena parte de los horrores nazis.

La segunda obra, HHhH (Seix Barral, 2011), trata del complot para eliminar a Reinhard Heydrich en Praga, designado por Hitler como Gobernador Protector de Bohemia, a fin de acabar con la resistencia antinazi en ese territorio ocupado desde 1938. La misión queda en manos de dos soldados checoslovacos: Kubis y Gabcik, quienes fueron enviados desde Londres ex profeso para esta tarea por el gobierno checo en el exilio, presidido por Eduard Benes, y además apoyados por Churchill, a fin de dar un golpe espectacular a los alemanes, como finalmente ocurrió. Se trataba de subrayar la fortaleza de la resistencia checa en la clandestinidad. Ésta es una obra llena de imaginación, investigación profunda de la época y especialmente dotada de creatividad, cuyo autor evitó convertir, a fuerza de talento, en una convencional novela histórica. El texto, de modo muy inteligente, va integrando la investigación a una narración apasionante y a su propio proceso creativo. También refleja el impacto que ejerció sobre Laurent Binet la historia de Heydrich, uno de los más terribles perseguidores antisemitas, que por su eficacia se convirtió en un hombre muy cercano a Hitler. Muchos señalan que este personaje, sin duda, se hubiera convertido en su sucesor, si no hubiera sido por una bomba arrojada a su Mercedes Benz cuando se trasladaba del castillo en que vivía, a las afueras de Praga, hacia el centro de esta ciudad. Varias esquirlas entraron en su cuerpo dañando sus órganos vitales y le causaron la muerte una semana después, hecho que generó una de las grandes represalias que culminó en la desaparición de Lídice, poblado de Checoslovaquia, y de todos sus habitantes, creando una gran conmoción en el mundo. El impacto llegó hasta México, donde se añadió —en su recuerdo— este nombre al barrio de San Jerónimo Lídice. Incluso, sobre este acontecimiento, hace varios años, en 1975, se filmó una película titulada Siete hombres al amanecer, que se centra en la conspiración y particularmente en la muerte de esos valientes checoslovacos. Descubiertos en una iglesia y frente a la imposibilidad de someterlos, los soldados nazis inundaron el templo para acabar con ellos ahogándolos.

Finalmente me referiré a una obra traducida muy recientemente: Hammerstein o el Tesón, de uno de los grandes escritores contemporáneos: Hans Magnus Enzensberger. Es un magnífico texto que el propio autor califica como “novela documental”, donde se intercala la ficción con las entrevistas y el resultado de una minuciosa investigación en torno al General Kurt von Hammerstein, uno de los más importantes militares alemanes de la llamada República de Weimar, jefe del Alto Mando, quien por todos los medios a su alcance se opuso a la designación que le hizo Hindenburg a Hitler como Canciller del Reich.

Esta historia no sólo se concentra en este hombre valeroso, perteneciente a la más antigua nobleza prusiana, sino en la de sus hijos. Uno de ellos se afilia al partido comunista y otro es un agente antinazi internacional. Todos ellos son vigilados por la Gestapo, que no actúa físicamente en su contra por el riesgo de mostrar la oposición al régimen de unos de los más brillantes y respetados militares alemanes. De un modo excepcional, Enzensberger habla de este fenómeno único en esos terribles años alemanes y rescata, para el honor de ese pueblo, la historia de una valerosa familia alemana, extraordinaria a todas luces.

Para quien opine que ya hay demasiados libros y películas sobre ese tema, me permitiré recordar a George Steiner, con sus propias palabras: “después de Auschwitz, la educación necesita del silencio y de la memoria para que el Holocausto no se repita, y para devolver la palabra a las víctimas de la Barbarie”. ~

——————————
RAFAEL TOVAR Y DE TERESA (Ciudad de México, 1956) estudió Derecho en la UAM y obtuvo la maestría en Historia de América Latina en la Universidad de la Sorbona. Fue embajador de México en Italia y presidente del conaculta de 1992 a 2002. Es autor del libro Modernización y política cultural.

Dejar un comentario



Novo, Leduc y las huellas imposibles del shandysmo en México
Además de haber sido estupendos poetas y prosistas que, según la opinión maliciosa de muchos, desperdiciaron su vida y talento en el periodismo, Salvador Novo y Renato Leduc tienen en común el haber sido los únicos escritores mexicanos que estuvieron relativamente cerca de formar parte de la internacional conjura shandy que cobijó en Europa, entre […]
A setenta años del fin de la Segunda Guerra Mundial
La semana antepasada, en varias capitales de todo el mundo, se realizaron eventos para festejar el 70º aniversario del fin de la fase europea de la Segunda Guerra Mundial (la guerra del Pacífico tenía que esperar unos meses más). Los festejos marcaron lo que quizá sigue siendo el esfuerzo colectivo más monumental de la historia […]
Cultura, mayo de 2015
Obra plástica de Beatriz Castañeda, poemas de Rafael Castillo Costa y un texto de Beatriz Espejo sobre Edmundo Valadés. Esto y más es lo que podrán encontrar en este número 116 del suplemento de cultura.
Hannah Arendt: ideas que cambian el mundo*
Motivados por la película Hannah Arendt, de Margarethe von Trotta, los autores de este ensayo nos acercan a uno de los personajes más relevantes para el pensamiento en el siglo XX. La película se centra en un momento crucial: el juicio contra Adolf Eichmann, y nos muestra cómo este suceso cambia radicalmente la vida privada […]
El populismo irrumpe en el sur de Europa
En reacción a una crisis que no cede y al rigor de la troika, en el sur de Europa y, sobre todo, en Grecia, la política de los extremos y las vías económicas antiliberales se afianzan. La gran crisis global 2008-2014, que en Europa meridional ha tenido una gravedad extrema, ha sido resuelta por métodos […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (226.915)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (129.155)
...

La distribución del ingreso en México (121.220)
...

Los grandes problemas actuales de México (121.011)
...

Perfil demográfico de México (72.211)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores