Domingo, 18 Agosto 2019
Artículos relacionados
Las metas y valores de los mexicanos: ¿qué nos une y qué nos divide?
Este País | Fundación Este País | Alejandro Moreno | Banamex | Fundación Este País | 06.04.2011 | 5 Comentarios

El bienestar económico y una democracia de calidad destacan como las mayores aspiraciones; la criminalidad como el reto más urgente. Unidos por su nacionalismo,su historia y su cultura, los mexicanos perciben en las clases sociales y en los partidismos políticos sus divisiones más fuertes. Primera de doce entregas de los resultados de la Encuesta Nacional de Valores sobre lo que nos Une y Divide a los Mexicanos (envud), realizada por Banamex y la Fundación Este País.

Descargue PDF completo aquí

Luego de que 2010 ocupara a los mexicanos en la reflexión de su pasado, este 2011 nos invita a reflexionar acerca de lo que aspiramos para esta nueva década. ¿Cuáles son los objetivos que buscamos como sociedad y como país para los próximos 10? ¿Estamos dando pasos en el camino correcto para lograr esos objetivos? ¿Cuáles son los asuntos más urgentes que deben atenderse? ¿Es factible trabajar juntos para lograr metas comunes o los mexicanos tienden a actuar de acuerdo con sus propios intereses? ¿Qué nos une y qué nos divide como nación?

En este artículo se revisan las opiniones expresadas por miles de ciudadanos entrevistados por la Encuesta Nacional de Valores sobre lo que Une y Divide a los Mexicanos (envud).1 En este estudio, los consultados señalan cuáles deberían ser las metas del país para la década que comienza así como también aquello que es urgente e indispensable resolver hoy para hacer viables los objetivos a mediano y largo plazos. Además, la encuesta delinea un mapa de las rutas que se pueden seguir y de los acuerdos y diferencias que podrían surgir a partir de la decisión de tomar una u otra ruta.

La encuesta envud, además de ser un estudio sobre los valores de los mexicanos, es un ejercicio único en su tipo ya que no sólo arroja resultados a nivel nacional sino que permite analizar resultados a nivel de las entidades federativas que componen a la República Mexicana. La envud se aplicó a 32 muestras de ciudadanos que hacen posible analizar las diferencias y coincidencias de las entidades en cuanto a la concepción que los individuos tienen del país y en cuanto a sus aspiraciones personales, para sus familias y para sus comunidades.

La encuesta se realizó entre el 13 de noviembre y el 15 de diciembre de 2010. Hubo 15,910 entrevistados. El número de entrevistas realizadas en cada estado varía de 391 a 800, según el tamaño poblacional de la entidad.2 Las entrevistas se hicieron de manera personal, en hogares, y los resultados generales que aquí se reportan para todo el país están ponderados para reflejar el peso poblacional de cada entidad federativa de acuerdo con el listado nominal de electores.

¿Qué nos une y qué nos divide?

La observación de nuestros acuerdos y diferencias como mexicanos se puede hacer, por lo menos, de dos formas. La primera consiste en preguntar directamente a los entrevistados qué es lo que perciben que nos une y qué lo que nos divide. La segunda, analizar cuáles son los temas que realmente generan mayores acuerdos y mayores divisiones, sin preguntarlo directamente, tan sólo observando las diferencias que hay por subgrupos sociales relevantes o entre los estados de la República.

En cuanto al primer método, la envud planteó la pregunta “Le voy a mencionar varias cuestiones. Para cada una dígame, por favor, si usted cree que une o divide a los mexicanos. Use una escala del 1 al 10 donde 1 significa que ‘nos divide completamente’ y 10 que ‘nos une completamente’”. Las opciones de respuesta y los porcentajes obtenidos en el estudio se muestran en el Cuadro 1.

CUADRO 1 Lo que une y divide a los mexicanos
Le voy a mencionar varias cuestiones. Para cada una, dígame por favor si usted cree que une o divide a los mexicanos. Use una escala del 1 al 10, donde 1 significa que “divide completamente” y 10 que “une completamente”.

Une (% 7-10)

Divide (% 1-4)

La historia 71 8
Los deportes 70 9
El nacionalismo 63 13
Las religiones 49 21
Las regiones del país 45 20
Las ideologías 43 21
Diferencias entre jóvenes y mayores 38 24
La diferencia entre el campo y las ciudades 37 25
Las razas o etnias 36 26
La política 31 35
Las clases sociales 30 37
Los partidos políticos 27 41

La historia, los deportes y nuestro orgullo nacional son los aspectos que se perciben como los más unificadores en el país. El 2010, año del bicentenario del inicio de la guerra de Independencia y del centenario del inicio de la Revolución, dejó muy claro que compartimos la memoria de nuestro pasado, de los héroes y momentos que han definido a nuestra nación. Con las celebraciones, el gobierno buscó reforzar un sentimiento nacionalista que, de por sí, suele ser fuerte en nuestro país. Ese mismo año, la Copa Mundial de futbol también nos recordó que hay una pasión con efectos unificadores para la mayoría, a pesar de que las expectativas siempre suelen ser más altas que los resultados. Pero todo lo anterior no es nuevo: típicamente la historia, el nacionalismo y la pasión deportiva se traducen en la identidad que une a prácticamente todas las sociedades nacionales. Los mexicanos no somos la excepción.

En contraparte, las diferencias sociales, la política y los partidos políticos son percibidos como los aspectos que más nos dividen a los mexicanos. En un país altamente desigual, las clases sociales son visiblemente diferenciadoras, tanto de los estilos de vida como de las aspiraciones. Los mexicanos no sólo se ven a sí mismos bajo una óptica de clases sociales, sino que consideran que la estructura social es fuertemente divisiva, más que nuestras diferencias étnicas, regionales, ideológicas, generacionales e incluso religiosas. México es un país marcadamente dividido por las clases sociales. Las propias clases media alta y media baja manifiestan fuertes contrastes entre sí, que se acentúan aún más al comparar a las clases medias con las clases populares. Así, la estructura social se percibe como un aspecto fuertemente divisivo.

Ahora bien, más aún que la estructura de clases, los intereses partidarios se perciben como los más divisivos en nuestra sociedad. La política no se ve como una vía para el acuerdo y la negociación, sino como el espacio de los desencuentros y de los desencantos. Es un campo de batalla. En particular, los partidos políticos son considerados como aquello que más nos divide como sociedad. No por nada las organizaciones políticas son en las que menos confían los mexicanos. Aún así, los ciudadanos acuden al llamado de las urnas en tiempos electorales y, aunque con suspicacia y desaliento, eligen entre las opciones partidarias. Los mexicanos creemos en la democracia pero nos abaten los partidos.

Si son correctas estas percepciones de que las diferencias sociales y políticas son las que más dividen a los mexicanos, la encuesta debía aportar mayor evidencia. Para hacerlo, se revisaron algunas preguntas y se analizaron las respuestas tanto generales como desglosadas por clase social y por orientación partidaria. Para observar si las diferencias que arrojan esos análisis son importantes o no, también se desglosaron los resultados por edad, tipo de localidad (urbana/rural) y entidad federativa. La edad y el tipo de localidad no se perciben como divisivos en la pregunta directa y, por ello, nos sirven como referentes para comparar con la clase social y con el partidismo, que sí se perciben como diferenciadores. Además, el desglose por estado ilustra la riqueza que la envud tiene frente a otras encuestas de valores en las que no se pueden ver datos a nivel estatal.

Los objetivos del país para los próximos diez años

La encuesta envud pidió a sus entrevistados señalar cuál debería ser el principal objetivo del país para la presente década. La pregunta se planteó así: “De los siguientes, ¿cuál le gustaría que fuera el principal objetivo de México como país en los próximos diez años?”. Las opciones de respuesta y el porcentaje de menciones que recibió cada una se muestran a continuación. (Esta pregunta permitió al entrevistado hasta dos menciones, por lo que estos porcentajes toman en cuenta respuestas múltiples. Ver Cuadro A)

CUADRO A Objetivo del país para los próximos diez años

De los siguientes, ¿cuál le gustaría que fuera el principal objetivo de México como país en los próximos diez años?

38%

Una economía fuerte que ofrezca empleos y buenos salarios

23%

Un sistema de seguridad social que garantice servicios de salud

y bienestar a la gente

20%

Una democracia en la que los ciudadanos participen, ejerzan sus derechos

y libertades, y los gobernantes rindan cuentas

19%

Un Estado de derecho en el que prevalezca la legalidad y se castigue

a quienes rompan las leyes

Como puede apreciarse, no hay un consenso en cuanto a cuál debe ser el principal objetivo. La respuesta más común (una economía fuerte) alcanzó 38% de las menciones y la segunda respuesta (sistema de seguridad social), 23%. La democracia queda en tercer lugar con 20% y la legalidad en cuarto, con 19%. Esta distribución de respuestas deja claro que la principal aspiración de los mexicanos de aquí a 10 años tiene que ver con los sistemas económico y de seguridad social, que suman 61%. Para los fines de este artículo analizamos la conjunción de ambas categorías en una esfera que denominamos “bienestar económico”. En contraste, la democracia y el Estado de derecho suman 39%; a esta categoría combinada la denominamos la esfera del “funcionamiento institucional”.

Bajo esta perspectiva, 6 de cada 10 mexicanos plantearon un objetivo de naturaleza económica y los restantes 4 prefirieron metas de carácter institucional. ¿Qué diferencias encontramos en estas metas según la clase social, la orientación partidaria y las demás variables que mencionamos anteriormente para este análisis?

Los resultados desglosados según esos aspectos se muestran en el Cuadro 2. No obstante, antes de discutirlos vale la pena subrayar algunos datos sobre el indicador de clase social que se emplea en el análisis. Se trata de un indicador subjetivo de clase social derivado de preguntar directamente a los entrevistados lo siguiente: “La gente algunas veces se describe a sí misma como de la clase obrera, la clase media, la clase alta o la clase baja. ¿Usted se describiría como de clase alta, clase media alta, clase media baja, clase obrera o clase baja?”. El 1% de los entrevistados se autocalificó como de clase alta, 13% de clase media alta, 40% de clase media baja, 19% de la clase obrera y 26% de la clase baja.

Cualquier medición de clase social puede ser controvertida. Dejar a los entrevistados la tarea de autodefinirse tiene sus desventajas; entre éstas se cuenta que la medición puede no reflejar las condiciones materiales, educativas y ocupacionales de la categoría de clase que se menciona. No obstante, podemos afirmar que sí se observa una relación clara entre la clase social subjetiva y otros indicadores de nivel socioeconómico incluidos en la encuesta, por ejemplo el uso de telefonía, el acceso a internet y el nivel educativo de los entrevistados, así como una medida de ingreso familiar. Para cada nivel de estratificación social subjetiva se observa que el porcentaje de entrevistados varía en cada una de estas mediciones en el sentido esperado. Por ejemplo, mientras más alta es la clase social, mayor es el porcentaje de personas que reportan tener estudios posteriores al bachillerato. Asimismo, el uso de telefonía, tanto residencial como celular, es mayor entre más alto es el estrato social. Lo mismo sucede con el acceso a internet. Finalmente, la relación entre clase social subjetiva y la percepción de que el ingreso familiar alcanza bien para cubrir las necesidades básicas es muy claro: a mayor clase social, mayor es el porcentaje de personas que dice que el ingreso familiar sí es suficiente para cubrir sus gastos. (Ver cuadro B.)

CUADRO B Indicador de clase social subjetiva y otras mediciones de nivel socioeconómico

Clase social

subjetiva

% de cada

categoría

(1)

% escolaridad

mayor a bachillerato

(2)

% teléfono

particular

(3)

% teléfono

celular

(4)

% acceso

a Internet

(5)

% ingreso

alcanza

(6)

Clase media alta

14

36

63

69

43

72

Clase media baja

40

20

48

58

24

54

Clase obrera

19

11

36

49

15

48

Clase baja

26

7

25

31

7

30

(1) Distribución de respuestas en cada categoría (el 1% que se dijo de clase alta se sumó a la opción de clase media alta; otro 1% contesto “no sabe”).(2) % que reporta un nivel de escolaridad mayor al bachillerato; incluye universidad sin terminar, universidad terminada, posgrados y carreras técnicas.

(3) % que dijo tener teléfono particular en casa.

(4) % que dijo tener teléfono celular.

(5) % que dijo tener acceso a Internet.

(6) % que dijo que el ingreso familiar total les alcanza bien.

Si bien estas medidas no son de validación absoluta, sí nos permiten concluir que la clase social subjetiva es un buen acercamiento a la estructura social del país y que, además, al ser una autoclasificación, se puede relacionar muy bien con los valores y aspiraciones manifestados en el resto de la encuesta, lo cual puede considerarse una de las ventajas del estudio.

Volviendo ahora sí a los resultados mostrados en el Cuadro 2, lo primero que resulta evidente es que no se observan diferencias importantes en cuanto a edad, clase social, orientación partidaria y tipo de localidad respecto a cuál debe ser el objetivo del país para los próximos 10. Tanto los jóvenes cuanto los mayores, tanto las clases medias cuanto las populares, tanto los partidistas cuanto los independientes y tanto los habitantes del México urbano cuanto los del rural, todos manifiestan puntos de vista similares respecto a que el principal objetivo del país debe ser el bienestar económico de su población. Al parecer, estos subgrupos de la sociedad mexicana que podrían resultar divisivos en algunos aspectos no lo son en cuanto a los fines u objetivos que se busca lograr para el país.

CUADRO 2 Objetivo del país para los próximos diez años
De los siguientes, ¿cuál le gustaría que fuera el principal objetivo de México como país en los próximos diez años?

Bienestar económico

(Economía + bienestar) %

Funcionalidad institucional

(Legalidad + democracia) %

Edad
18-24

61

39

25-34

61

39

35-44

60

39

45-54

59

40

55-64

61

38

65+

60

39

Clase social subjetiva
Media alta

60

40

Media baja

60

40

Obrera

61

38

Baja

61

38

Identificación partidista
Priista

60

40

Panista

59

41

Perredista

61

38

Independiente

61

38

Localidad
Urbana

60

39

Rural

60

39

Tipo de valores
Materialistas

63

36

Mixtos

59

40

Postmaterialistas

57

43

TOTAL

60

39

* Se aceptaron hasta dos respuestas; los porcentajes reflejan la suma de respuestas múltiples.

Resulta conveniente añadir que el Cuadro 2 incluye un indicador adicional en la parte baja: el tipo de valores que expresan los mexicanos. Éste es un indicador desarrollado por el politólogo Ronald Inglehart en los años setenta para las sociedades postindustriales y diferencia a las personas que enfatizan valores materialistas (valores guiados por el sentido de supervivencia física y fisiológica) de las personas que enfatizan valores postmaterialistas (valores guiados por un sentido de libertad de decisión y de calidad de vida). En este caso se observa que el tipo de valores sí marca alguna diferencia en cuanto al objetivo que se busca para el país en el futuro próximo: como sería de esperarse según la teoría de Inglehart, los materialistas tienen mayor probabilidad que los postmaterialistas de fijarse como meta el bienestar económico, mientras que éstos últimos dan más importancia al funcionamiento institucional democrático que los primeros. Dadas las diferencias que aquí se observan, este indicador de tipo de valores también se discutirá a lo largo del artículo.

¿Qué diferencias se observan por entidades federativas? Aquí vale la pena mencionar que, si bien se observan diferencias importantes por estado en cuanto a cuál debe ser el principal objetivo del país a 10 años, estas diferencias requieren una explicación que vaya más allá de lo puramente nominal, es decir, que considere las características de los estados (nivel de desarrollo económico, niveles de pobreza, educación y demás) para entender por qué se dan esas diferencias. En este artículo nos limitamos a ilustrar de manera descriptiva las discrepancias en objetivos que se observan entre las entidades de la República. Dejamos para entregas posteriores de la encuesta un análisis más profundo a nivel estatal.

El Cuadro 3 muestra los porcentajes de respuesta que se manifiestan a favor de cada una de las dos categorías generales de objetivos para el país, desglosadas por entidad federativa. En este caso se observa una mayor variación que la que se señaló anteriormente en los desgloses por edad, clase social, orientación partidaria y tipo de localidad. El énfasis en el bienestar económico varía de 67 % en Baja California a 51% en Querétaro. Esta diferencia de 16 puntos porcentuales duplica la diferencia observada en el desglose por tipo de valores, que es de 7 puntos. Por otro lado, el énfasis en el dúo de legalidad y democracia varía de 49% en Querétaro a 32% en Chiapas (una diferencia de 17 puntos porcentuales). Éste es un primer indicio de que las diferencias valorativas por estado son más marcadas que las que se observan por edad, clase social, partidismo y localidad urbana o rural.

CUADRO 3 Objetivo del país para los próximos diez años, desglosado por entidad
De los siguientes, ¿cuál le gustaría que fuera el principal objetivo de México como país en los próximos diez años?
Estado

Bienestar económico

(Economía + bienestar) %

Funcionalidad institucional

(Legalidad + democracia) %

Aguascalientes

62

38

Baja California

67

32

Baja California Sur

65

35

Campeche

65

34

Coahuila

59

40

Colima

56

44

Chiapas

65

32

Chihuahua

55

45

Distrito Federal

61

38

Durango

62

37

Guanajuato

65

35

Guerrero

52

48

Hidalgo

60

39

Jalisco

63

35

Estado de México

60

39

Michoacán

63

37

Morelos

59

41

Nayarit

64

34

Nuevo León

62

38

Oaxaca

62

38

Puebla

66

34

Querétaro

51

49

Quintana Roo

60

40

San Luis Potosí

64

36

Sinaloa

62

38

Sonora

58

42

Tabasco

57

43

Tamaulipas

54

46

Tlaxcala

59

40

Veracruz

52

48

Yucatán

64

36

Zacatecas

60

39

No obstante, esto no quiere decir que la edad, la clase, la orientación partidaria a nivel individual o el tipo de localidad a nivel agregado no resulten importantes en el estudio de las actitudes y los valores. Por el contrario, esas variables sí arrojan diferencias importantes en otros indicadores y el hecho de que no distingan entre uno y otro objetivo del país nos muestra que simplemente no son discriminatorias de esos puntos de vista. Un ejemplo en el que se observan mayores diferencias tiene que ver con la siguiente pregunta: “Para lograr los objetivos que acabamos de mencionar, ¿usted considera que México va por el camino correcto o equivocado?”. Según los datos que se muestran en el Cuadro 4, la edad arroja una diferencia de hasta cuatro puntos porcentuales entre el grupo más joven y el más viejo; la clase social, de cinco puntos entre el estrato social más alto y el más bajo, y el tipo de localidad, de seis puntos entre el contexto urbano y el rural. Si bien estas diferencias son modestas, ilustran el potencial diferenciador de esos factores en las actitudes y opiniones de los ciudadanos. En el caso del partidismo, la diferencia se abre hasta 13 puntos porcentuales, lo cual es un reflejo de que en la pregunta subyace una evaluación del gobierno en turno. Los panistas tienen mayor probabilidad de decir que el país va por el camino correcto que los priistas y éstos, a su vez, más probabilidad que los perredistas e independientes. Como puede observarse, el tipo de valores tiene un peso moderado en la diferenciación de las respuestas, con dos puntos de diferencia entre los materialistas y los postmaterialistas que opinan que el país va por el camino correcto.

CUADRO 4 ¿El país va por el camino correcto o equivocado?
Para lograr los objetivos que acabamos de mencionar, ¿usted considera que México va por el camino correcto o equivocado?

Camino correcto

%

Camino equivocado

%

Edad
18-24

37

61

25-34

36

62

35-44

36

62

45-54

35

63

55-64

34

64

65+

33

65

Clase social subjetiva
Media alta

38

61

Media baja

36

63

Obrera

37

61

Baja

33

64

Identificación partidista
Priista

41

57

Panista

46

53

Perredista

33

66

Independiente

33

64

Localidad
Urbana

34

64

Rural

40

58

Tipo de valores
Materialistas

34

64

Mixtos

36

62

Postmaterialistas

36

62

TOTAL

35

60

El desglose por entidad federativa nuevamente arroja las diferencias más notables de opinión. En este caso, el porcentaje de entrevistados que manifiesta que el país va por el camino correcto para lograr sus objetivos varía de 62% en Oaxaca a 18% en Michoacán (Cuadro 5). La diferencia es de 44 puntos. Esto confirma que, si bien los mexicanos manifiestan diferencias de opinión según sus características socioeconómicas y políticas, las opiniones tienen sus divisiones más marcadas a nivel de las entidades federativas. Ciertamente, el margen de error de la encuesta es mayor cuando la información se desglosa en 32 subcategorías que cuando se desglosa en 4 ó 5, pero una diferencia de opinión de 44 puntos va mucho más allá de reflejar un margen de error muestral. Lo que estamos observando es una marcada diferencia de opinión entre una entidad y otra, diferencia que requiere, por supuesto, mayor explicación.

CUADRO 5 ¿El país va por el camino correcto o equivocado? Desglose por entidad.
Para lograr los objetivos que acabamos de mencionar, ¿usted considera que México va por el camino correcto o equivocado?
Estado

Camino correcto %

Camino equivocado %

Aguascalientes

29

70

Baja California

30

66

Baja California Sur

45

55

Campeche

45

51

Coahuila

34

65

Colima

37

60

Chiapas

55

42

Chihuahua

20

80

Distrito Federal

22

76

Durango

54

43

Guanajuato

42

57

Guerrero

27

68

Hidalgo

56

43

Jalisco

40

58

Estado de México

24

72

Michoacán

18

80

Morelos

23

77

Nayarit

41

58

Nuevo León

46

49

Oaxaca

62

38

Puebla

25

75

Querétaro

47

52

Quintana Roo

22

78

San Luis Potosí

46

52

Sinaloa

59

39

Sonora

43

53

Tabasco

47

53

Tamaulipas

43

57

Tlaxcala

28

69

Veracruz

35

65

Yucatán

52

47

Zacatecas

46

53

TOTAL

35

60

Para concluir la discusión acerca de los objetivos del país para los próximos 10 años, vale la pena preguntarse si los mexicanos perciben que pueden trabajar conjuntamente para lograr esos objetivos o si se guían por intereses particularizados. A este respecto, la encuesta envud planteó la siguiente pregunta: “En general, ¿cree que los mexicanos suelen trabajar juntos para conseguir metas comunes o cada uno actúa para su propio beneficio?”. 26% de los entrevistados respondió que sí se suele trabajar en conjunto, mientras que 73% afirmó que cada mexicano actúa en su propio beneficio. Éste es, en sí mismo, un indicador de las divisiones que caracterizan a una sociedad donde prevalecen los intereses particularizados. Junto con las diferencias partidarias, las clases sociales también abonan a los intereses particularizados. Desglosada por clase social, la percepción de que cada quien actúa en su propio beneficio arroja una diferencia de hasta seis puntos, los mismos que arroja también el desglose por orientaciones partidarias. Ni la edad, ni el contraste urbano/rural, ni los valores generan diferencias importantes de reportar en este caso.

Temas de acuerdo: democracia y comercio

La encuesta envud aborda una serie de temas y problemas que resulta difícil comentar en un breve artículo. Por ello, se han elegido dos áreas en las que se observa cierto nivel de apoyo de los mexicanos y otras dos áreas en las que se observa cierto rechazo. El análisis de esas áreas nos permite observar las diferencias de opinión o actitud entre los subgrupos que estamos considerando aquí, a saber, la edad, la clase social, la orientación partidaria y el tipo de localidad, además del tipo de valores y las diferencias por entidad federativa. Las áreas en las que se observa un nivel de apoyo mayoritario son la democracia y el comercio mundial, mientras que las que tienden a ser rechazadas por la mayoría son el aborto y la unión homosexual.

Los datos mostrados en el Cuadro 6 indican que 78% de los entrevistados considera que la democracia es una buena forma de gobierno para el país, y este punto de vista no varía mucho al desglosarlo según los distintos subgrupos sociales antes mencionados (la mayor diferencia es de siete puntos porcentuales, observada en el desglose por identificación partidista). Los politólogos suelen llamar el acuerdo con la democracia como “the only game in town” (que quiere decir que ésta representa las únicas reglas de juego aceptables); pero en el caso de México hay 15% de entrevistados que la considera como una mala forma de gobierno para el país. En otras palabras, la democracia tiene un amplio apoyo pero éste no es unánime.

CUADRO 6 Apoyo a la democracia y al comercio mundial
¿Usted considera que la democracia es una buena o una mala forma de gobierno para México? En general, ¿cree usted que el comercio mundial es bueno o es malo?

La democracia es una buena forma de gobierno para México

%

El comercio mundial

es bueno

%

Edad
18-24

80

65

25-34

79

63

35-44

78

60

45-54

78

58

55-64

77

58

65+

77

57

Clase social subjetiva
Media alta

78

66

Media baja

80

63

Obrera

76

61

Baja

78

54

Identificación partidista
Priista

79

61

Panista

83

67

Perredista

76

55

Independiente

77

60

Localidad
Urbana

78

62

Rural

79

55

Tipo de valores
Materialistas

80

61

Mixtos

78

61

Postmaterialistas

78

61

TOTAL

78

61

Por su parte, el comercio mundial cuenta con un apoyo de 61 por ciento y genera diferencias de opinión un poco más marcadas que la democracia: 8 puntos en el caso de la edad, 12 puntos en el desglose por clase, 12 puntos según la identificación partidista y 7 puntos entre las localidades urbanas y rurales. El comercio mundial es apoyado por una mayoría pero resulta más divisivo que la democracia. Esto significa que aunque haya nulas diferencias de opinión entre los subgrupos sociales acerca de cuál debe ser el principal objetivo del país de aquí a 10 años, sí hay diferencias notables en los posibles medios para lograr esos objetivos. Acaso el comercio mundial se ve como una ruta para el fortalecimiento de la economía y del bienestar, pero no es una ruta consensual. Curiosamente, en ninguno de estos casos el tipo de valores genera diferencias importantes: el apoyo a la democracia es prácticamente el mismo entre los mexicanos que expresan valores materialistas y los que manifiestan prioridades postmaterialistas. Lo mismo sucede en el caso del comercio mundial, una medida que busca reflejar la actitud hacia la globalización.

El desglose por entidad federativa en este caso se muestra en la Gráfica 1. Como puede observarse, el apoyo a la democracia y el apoyo al comercio mundial van de la mano, ya que un mayor nivel de apoyo a alguna de estas áreas se refleja también en un mayor nivel de apoyo a la otra. Quintana Roo, Yucatán y Chihuahua destacan como las entidades donde el apoyo a ambas áreas es el más alto, mientras que en Durango se da el apoyo más bajo en cada caso y, en Sonora y Guerrero, el menor nivel de apoyo al comercio mundial. Las diferencias observadas en este gráfico requieren un mayor análisis que permitan determinar el grado en que éstas se explican por los patrones de comercio y por los niveles de democratización en las entidades.

Temas de desacuerdo: aborto y unión homosexual

Para estas temáticas la encuesta envud planteó las siguientes preguntas: “En el tema del aborto ha habido dos puntos de vista. ¿Usted con cuál de las dos posturas está más de acuerdo?” y “¿Usted está de acuerdo o en desacuerdo con el matrimonio o unión legal entre personas del mismo sexo?”. Los resultados pueden observarse en los cuadros 7 y 8.

En el caso del aborto se contrastan las posturas pro vida y pro decisión de la mujer. La primera muestra casi dos tercios de apoyo y la segunda un tercio. En México, la mayoría se manifiesta a favor de la vida. Sin embargo, las diferencias de postura resultan muy notables al desglosar los resultados por subgrupos sociales. La edad en este caso resulta ser una de las variables en las que se observan mayores diferencias, las cuales alcanzan hasta 15 puntos en el caso de la postura pro vida y 16 puntos en la postura que privilegia el derecho de la mujer a decidir. Ni la clase social, ni la división partidista, ni la localidad urbana/rural arrojan diferencias tan marcadas como la edad. Lo curioso es que tampoco el tipo de valores lo hace, aún cuando el tipo de valores tiene mucho que ver con las diferencias generacionales de los mexicanos (los postmaterialistas tienden a ser más jóvenes que los materialistas). De estos datos puede concluirse que el tema del aborto encuentra algunas de sus divisiones más notables en las diferencias generacionales. Las generaciones jóvenes expresan un mayor apoyo a la libertad de la mujer para elegir. Por supuesto, este tema también refleja orientaciones religiosas, aspecto que puede analizarse con la encuesta envud y que por razones de espacio no se incluyó en este artículo.

Si bien las diferencias por edad en las posturas ante el aborto son importantes, en las posturas ante la unión homosexual son aún más notables. 48% de quienes tienen entre 18 y 24 años están de acuerdo con la unión legal entre personas del mismo sexo y esa proporción disminuye para cada grupo de edad subsiguiente, hasta ubicarse en 19% entre los mayores de 65 años. La diferencia es de 29 puntos porcentuales. La clase social en este caso también marca diferencias notables, aunque más modestas, mientras que el partidismo no genera mayor división de opiniones. Las diferencias por valores también son visibles pero débiles. Finalmente, el contraste urbano/rural arroja una diferencia de opinión de 9 puntos, una de las más importantes de todo nuestro análisis en este factor. Las posturas de aceptación o rechazo a la homosexualidad encuentran sus factores divisivos en la edad (se trata de un asunto generacional en el que las nuevas generaciones son más tolerantes) y en el contraste urbano/rural (es un asunto correspondiente a la diversidad de las ciudades, donde es más factible que la homosexualidad se exprese con mayor libertad que en el campo). Pero no hay que perder de vista que la clase social también influye: las clases medias son más tolerantes que las clases populares en este tema.

Por razones de espacio se han omitido los desgloses por entidad federativa relativos a las actitudes frente al aborto y la homosexualidad. Sin embargo, vale decir que, como se ha mostrado hasta ahora, se observan diferencias de opinión importantes, y que la varianza de opiniones es bastante alta. Colima es el estado con la proporción más alta de actitudes pro vida (81%), mientras que Guerrero es donde mayor apoyo se da al derecho de la mujer a decidir (56%. Por otro lado, la mayor tolerancia a la unión homosexual se da por igual en Durango y Aguascalientes (53%), mientras que el mayor rechazo a la unión legal entre personas del mismo sexo se observa en Campeche y Chiapas (con 78% cada uno).

Algunas conclusiones

La encuesta envud abre la posibilidad de delinear los objetivos que los mexicanos se plantean para el país en esta nueva década y la posibilidad de ver las diferencias en puntos de vista no solamente por subgrupos sociales sino incluso por entidad federativa. Esto último le da a la envud un valor especial y la distingue de otros estudios de valores realizados en México. Para ofrecer una primera lista de conclusiones de lo hasta aquí expuesto, podemos decir que no hay consenso acerca de las metas que el país debe fijarse para esta década. Las más mencionadas incluyen el desarrollo económico, la seguridad social, la democracia y la legalidad. Sin embargo, si agrupamos las dos primeras como metas que tienen que ver con el bienestar y las otras dos como metas relativas al funcionamiento institucional, claramente la mayoría de los mexicanos prefiere las primeras sobre las segundas. En un país donde prevalecen la pobreza y las desigualdades sociales y que ha sido sensiblemente golpeado por la crisis financiera internacional de los últimos años, los ciudadanos tienden a definir metas de naturaleza económica para el mediano plazo.

Pero esto no quiere decir que la legalidad y la democracia no resulten importantes. Juntas suman 39% de las menciones, frente a 61% de las metas del bienestar. Más aún, la encuesta envud indica que lo más urgente tiene que ver precisamente con temas de Estado de derecho y legalidad. Una de de las preguntas incluidas en la encuesta y que reflejan el sentido de urgencia en el país es la siguiente: “En estos momentos, ¿cuál debería ser la tarea más importante del gobierno?”. Aunque no hubo una posición mayoritaria, la respuesta más común fue “combatir el crimen”, la cual fue mencionada por 31% de los entrevistados. Esto es consistente con otros indicadores de la encuesta relativos a la percepción de ilegalidad, de impunidad y de carencia de un Estado de derecho en el país. Lo más urgente resulta reestablecer la aplicación de la ley. Aunque no de manera exclusiva, esto refleja lo que ha sido la prioridad del gobierno de Calderón a lo largo de cuatro años: la guerra contra el narcotráfico. Casi un tercio de la ciudadanía comparte con el Presidente la importancia que tiene llevar a cabo esta tarea e incluso prevalece la creencia de que mientras no quede resuelto eso no se puede avanzar en lo demás. Para tener una economía saludable y una democracia funcional resulta fundamental reestablecer la ley.

La encuesta envud arroja diferencias de opinión importantes cuando se desagregan los resultados por grupos sociales, pero no hay un solo indicador a nivel de las características individuales de los entrevistados que genera diferencias de opinión en cada tema. En algunos casos la clase social o las orientaciones partidarias resultan muy importantes, y ambas son vistas como los aspectos más divisivos de los mexicanos. Pero en otros casos no importan tanto y en su lugar vemos que la edad, el tipo de valores o el contraste urbano/rural son claras influencias de la división de opiniones. En el caso de las posturas ante el aborto y la unión homosexual, por ejemplo, la sociedad mexicana está dividida por la edad, es decir, por las diferencias generacionales de los ciudadanos. Las nuevas generaciones son más tolerantes a la unión entre personas del mismo sexo y tienen mayor aprecio por el derecho de la mujer a decidir.

La oportunidad que ofrece la encuesta envud de ver resultados confiables a nivel de entidad federativa añade mucha riqueza al estudio de los valores en nuestro país. Las opiniones, actitudes y posturas en diversos temas varían claramente de una entidad a otra. Queda como una asignatura pendiente para quienes tuvimos parte en el diseño y aplicación de la envud, así como de otros investigadores que la utilicen, explicar con mayor contundencia a qué se deben las diferencias por entidad. Como se dijo anteriormente, nuestra intención en este breve artículo es simplemente comenzar a ilustrarlas.

CUADRO 7 Actitud hacia el aborto: puntos de vista a favor de la vida y a favor del derecho de la mujer a decidir
En el tema del aborto ha habido dos puntos de vista. ¿Usted con cuál de las dos posturas está más de acuerdo?

La que defiende la vida

sobre todas las cosas

%

La que antepone el derecho

de la mujer a decidir

%

Edad
18-24

55

44

25-34

58

41

35-44

62

36

45-54

63

35

55-64

67

31

65+

70

28

Clase social subjetiva
Media alta

58

40

Media baja

61

38

Obrera

62

37

Baja

65

33

Identificación partidista
Priista

65

34

Panista

62

37

Perredista

58

41

Independiente

60

38

Localidad
Urbana

60

39

Rural

67

31

Tipo de valores
Materialistas

64

34

Mixtos

61

38

Postmaterialistas

56

42

TOTAL

62

37

CUADRO 8 Actitud hacia la unión homosexual
¿Usted está de acuerdo o en desacuerdo con el matrimonio o unión legal entre personas del mismo sexo?

Acuerdo

%

Desacuerdo

%

Edad
18-24

48

46

25-34

37

57

35-44

31

63

45-54

27

67

55-64

22

73

65+

19

75

Clase social subjetiva
Media alta

38

56

Media baja

35

59

Obrera

32

62

Baja

26

68

Identificación partidista
Priista

30

66

Panista

34

62

Perredista

36

62

Independiente

33

60

Localidad
Urbana

34

60

Rural

25

70

Tipo de valores
Materialistas

32

62

Mixtos

32

62

Postmaterialistas

36

60

TOTAL

32

62

Descargue PDF completo aquí
_____________________________________
1 La envud es un estudio realizado bajo los auspicios de Banamex, la Fundación Este País y un grupo de donantes interesados en hacer un retrato de los valores y las creencias de los mexicanos al inicio de la nueva década. Alberto Gómez, Federico Reyes Heroles y Alejandro Moreno agradecen al grupo de académicos, encuestadores e interesados en la temática de valores que, generosamente, aceptaron formar un Consejo Consultivo para este proyecto y cuyo tiempo, observaciones y sugerencias enriquecieron el estudio de manera importante: Andrés Albo, Ulises Beltrán, Edmundo Berumen, Eduardo Bohórquez, Federico Estévez, Nydia Iglesias, Rosa María Rubalcava e Iván Zavala.

2 En la realización de la envud participaron diversas empresas: Ipsos-Bimsa Field Research de México, S.A. de C.V. (que se encargó de levantar la encuesta en Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Guerrero y Oaxaca); Mercaei, S.A. de C.V. (Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz); Nodo-wmc y Asociados, S.A. de C.V. (Campeche, Chiapas, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas) y Pearson, S.A. de C.V. (Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Michoacán, Morelia, Puebla, Quintana Roo y Yucatán). La empresa Berumen y Asociados se encargó del diseño de la muestra, la supervisión, la validación de la captura y el respaldo a las encuestadoras durante el levantamiento en campo.

5 Respuestas para “Las metas y valores de los mexicanos: ¿qué nos une y qué nos divide?
  1. Maricela Méndez dice:

    Hola

    Felicidades es un gran esfuerzo el que realizaron.
    ¿En que sitio puedo consultar la base de datos de la encuesta?

  2. […] de acuerdo a la Encuesta Nacional de Valores sobre lo que nos Une y Divide a los Mexicanos (ENVUD), 26% de los ciudadanos consideran que las razas o etnias separan a México. Al comparar tales […]

  3. Felicitaciones!!! Datos frescos con información relevante. Yo les pediría, por favor, me permitieran datos especificamente desglosados por entidad. En concreto, me interesa construir la Grafica 1, “Apoyo a la democracia y al comercio mundial por entidad federativa”.

    Soy de Durango y un crítico apasionado de la actividad política y económica local; en este contexto, las comparaciones estadísticas son indispensables para mí.

    Creanme, estadísticamente, Durango es un punto atípico en esa gráfica y me gustaría realizar un análisis más específico con estos datos. Es realmente interesante.

    Coincido con Mario H. “nuestra idiosincracia” es uno de los principales problemas de México. Y con la evidencia de este estudio, Durango es preocupante!!!!

    Saludos!!!

    LAC

  4. Tania Mtz dice:

    Les sugiero, al menos para México, no utilizar valores entre 1 y 10, ya que existen dos posibilidades en el pensamiento de los mexicanos:
    1. que el valor 5 lo vean como “vamos la mitad del camino, no tan mal”, o
    2. que el mismo valor 5 lo vean como “reprobado” dado el sistema de calificaciones que se tienen en la mayor parte de escuelas mexicanas.
    Graciassss por el estudio!!!!

  5. Mario H dice:

    Excelente artículo, me parece que el problema más grave de los mexicanos es nuestra idiosincrasia

Dejar un comentario



Idioma e identidad: encuesta sobre los pueblos originarios en América Latina
¿Hasta qué punto los latinoamericanos se identifican con categorías raciales y cuántos de ellos hablan alguna lengua indígena? Los datos del Latinobarómetro 2013 ofrecen algunas respuestas. En promedio, 13% de los latinoamericanos dice hablar uno o más idiomas de los pueblos indios u originarios de su país, mientras que, también en promedio, el 8% se […]
El uso de las redes sociales en México
Diversos estudios internacionales revelan los porcentajes de gente que hace uso de las redes sociales en México y con qué fines. Utilizar Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube o cualquier otra de las diversas redes sociales se ha vuelto una actividad común y cotidiana para muchos mexicanos. No obstante, su alcance sigue siendo limitado comparado con otros […]
Información y elecciones
Con las elecciones en puerta, la gente recibe o busca información política de distintas maneras. ¿Cuáles son los medios de comunicación preferidos para enterarse de lo que está ocurriendo en torno a las campañas electorales? El domingo 7 de junio habrá elecciones en México. Son varios los cargos que se renuevan, incluida la totalidad de […]
Desigualdad y opinión pública
Encuestas como la Mundial de Valores arrojan información importante sobre la percepción de la desigualdad. La demanda igualitaria en Latinoamérica, por ejemplo, está por encima del promedio internacional. Las encuestas internacionales ofrecen diferentes mediciones de la opinión pública sobre la desigualdad. Entre esas mediciones se distingue la preferencia de los ciudadanos por una mayor igualdad […]
La opinión pública latinoamericana, Estados Unidos y Cuba
¿Qué imagen tienen los latinoamericanos de Estados Unidos y Cuba? Los datos obtenidos por la encuesta Latinobarómetro a lo largo de más de una década sorprenderán a algunos. El acercamiento de Estados Unidos y Cuba a finales del año pasado fue una noticia mayor que amerita una revisión desde la óptica de la opinión pública. […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (226.536)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (129.063)
...

La distribución del ingreso en México (120.843)
...

Los grandes problemas actuales de México (120.016)
...

Perfil demográfico de México (72.084)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores