Jueves, 13 Agosto 2020
Artículos relacionados
Obra plástica: Magali Lara
Cultura | Este País | Obra Plástica | Magali Lara | 02.05.2012 | 1 Comentario

El arte es la realidad bañada en las aguas del artista. Pero el artista es río y sus aguas no son nunca las mismas. La realidad se sumerge en el creador, en su interior podemos ver los reflejos del mundo, sacudidos, filtrados, recombinados, distintos. Cada hora, cada jornada, el entorno se refresca en la misma corriente, en el mismo río pero en otras aguas.

El artista que no es río no es artista: es laguna, es pantano. Contiene la realidad sin refrescarla. La enferma con su quietud, su estancamiento. En la naturaleza del creador está la regeneración. Para sacudir su entorno, para provocarle otras vibraciones, para extraer de él frecuencias diferentes –sonoras, cromáticas, espaciales–, debe él mismo, como medio, desplazarse. Ser otro y ser río.

Pertenecientes a series distintas, los trabajos de Magali Lara que reproducimos en este número son un buen ejemplo de esa diaria regeneración. Algunos de ellos son elementales, sobrios. En la página convergen una línea fina que busca formas, hasta complicarse un poco, algunos trazos o pinceladas más bien estilizados y una o varias manchas. Lo demás es el papel: el vacío o la vastedad, que en la abstracción de estas obras bien pueden ser lo mismo. Como en ciertas obras de la música, los silencios ascienden y casi reinan. Estas obras son opuestas al barroco, al horror que el vacío puede causar.

Otras piezas tienden a la saturación, a los giros, a la náusea. Son formaciones abstractas pero un tanto aberrantes. Miramos zonas blancas, pero siempre ocupadas por el remolino y los interiores, siempre circunscritas en un entorno oscuro y mayor. Puede que en las series blancas no haya concordia, hay ahí fuerzas que se oponen para luego, tal vez, conciliarse, pero hay contemplación. Acá, en las piezas oscuras, vemos revoltura, confusión, algo que se gesta y que simultáneamente es caos.

Las aguas de Magali Lara corren, se desplazan y al hacerlo nos devuelven una realidad renovada. Son siempre otras corrientes, pero también es siempre el mismo río. Cambian las aguas y su comportamiento, pero el cauce, el trazo general, su origen y su destino son iguales, lo que es decir que en todas sus obras, aun las más divergentes, están la creadora y su búsqueda individual que se engrandece en tanto explora sin cesar. ~

Más de Magali Lara http://www.magalilara.com.mx/

Una respuesta para “Obra plástica: Magali Lara
  1. Santiago Villarreal dice:

    Esta muy padre tu obra Magali, abstracta y muy limpia.

Dejar un comentario



Cultura, mayo de 2015
Obra plástica de Beatriz Castañeda, poemas de Rafael Castillo Costa y un texto de Beatriz Espejo sobre Edmundo Valadés. Esto y más es lo que podrán encontrar en este número 116 del suplemento de cultura.
Obra plástica de Oscar Gutman
Pensé en un laberinto de laberintos, en un sinuoso laberinto creciente que abarcara el pasado y el porvenir y que implicara de algún modo los astros. Jorge Luis Borges   Vuelva la página: necesita iniciar propiamente el recorrido por este laberinto. Decida si prefiere transitarlo en el orden que proponemos o si saltará de una […]
Obra plástica de Alberto Castro Leñero
Nuestro artista invitado cuenta con una larga y fructífera trayectoria. Desde muy joven estuvo inmerso en un mundo que alimentaba su sensibilidad y, naturalmente, siguió el camino del arte. Estudió en la Academia de San Carlos y más tarde en la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Ha trabajado en varios países del mundo y ha […]
Obra plástica de José María Martínez
Fruto de una formación autodidacta, la obra de José María Martínez resalta entre las miles de imágenes que nos taladran a diario desde todas las pantallas que se cruzan en nuestro camino. Encontrarse con estos limpios y luminosos lienzos resulta una experiencia infrecuente. En la selección que presentamos en este número parece haber una división […]
Cultura 113, febrero de 2015
En cultura, José María Martínez nos comparte su luminosa obra y reproducimos el discurso de Eraclio Zepeda al recibir la Medalla Belisario Domínguez.
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (245.038)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (211.738)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.832)
...

La distribución del ingreso en México (139.931)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (86.912)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores