Jueves, 13 Agosto 2020
Artículos relacionados
A flor de piel. Botánica humana
Cultura | Este País | Ricardo Ancira | 01.04.2013 | 1 Comentario

 

®Joy Laville

®Joy Laville

 

En mandarín Screen Shot 2013-04-09 at 1.44.34 PM significa persona y Screen Shot 2013-04-09 at 1.48.37 PM , árbol. Es decir que un árbol es una persona, pero con ramas y raíces. En los primeros ideogramas chinos la escritura calcaba el significado; forma y fondo se relacionaban visualmente. Esto nunca ocurrió en español: en la palabra árbol la b no representa el tronco ni la a o la r las hojas. Semánticamente, sin embargo, todas las lenguas tienen en común el concepto de que los humanos y las plantas se asemejan.

Por ello, “está muy verde” el individuo que “no ha madurado”, igual que la fruta. Se puede ser mala hierba (la cual, reza el dicho, nunca muere) o flor de un día, como la de ciertas cactáceas. En la vida hay tiempos de secas o bien de vacas flacas (metáforas agrícola y ganadera), se cultivan amistades o el espíritu.1 Nuestro sistema conceptual ordinario, en términos del cual pensamos y actuamos, es de naturaleza metafórica. Esto quiere decir que comprendemos nuestras experiencias en función de objetos, en este caso vegetales, más que como nociones abstractas.2 Por ello, echar raíces significa establecerse y desarraigar, lo contrario. La raíz, entonces, no es exclusiva de los vegetales.3 En este apunte engarzamos dos metáforas conceptuales vecinas: “Las personas son plantas” (por eso hay jardines de niños)y “Las ideas son plantas” (tienen ramificaciones).

En la viña del Señor existen semilleros de talentos, se puede abonar/preparar el terreno (para una propuesta, un negocio), sembrar dudas/inquietudes, o labrarse un porvenir. Labrar y laborar, por cierto, son dos realizaciones del mismo verbo latino, laborare, lo que ratifica, por si hiciera falta, que durante milenios el agrícola fue considerado el trabajo por antonomasia.

Al cuerpo humano se lo divide en nombres de vegetales o partes de ellos: tronco, palmas, plantas, la nuez (manzana de Adán), hinojos, el coco, alcornoque, la chirimoya. La tez puede ser aceitunada/apiñonada; los ojos, almendrados. Un grano es semilla en el campo pero también absceso en las personas. Las chicas o tienen cuerpo de uva o son espigadas como varitas de nardo; los tímidos “se ponen como tomates” cuando “les echan flores”. En México son “fresas” los clasemedieros conservadores y “mangos” las personas atractivas (buen ejemplo del eterno parangón entre sexualidad e ingestión: “me la comería a besos”). Como en otras culturas, los genitales, en lenguaje florido, son vegetales. En los varones: chile, camote, nabo (que, además, pueden “pelarse”, es decir, ser masturbados), leño. En las mujeres: melones, papaya (en varias zonas dialectales), chocho (en España),  panocha (mazorca) entre nosotros. En náhuatl, ahuacatl significa a la vez aguacate y testículo. El origen común de las nociones de semilla y semen vuelve verosímil que el papá siembre al bebé en el vientre materno.

Somos, pues, como vegetales.4 Por ello de padre e hijo decimos que son de tal palo tal astilla.5 Cuando alguien, sobre todo un poderoso, pasa por un momento difícil algunos “hacen leña del árbol caído”. De un joven prometedor se dice que “tiene madera”. Es evidente que se injertaron árboles siglos antes que tejidos humanos, pero seguimos utilizando el mismo verbo; en el concepto de irrigación nos agrada confundir la sangre con la savia. Se puede ser suave como pétalo de rosa o fuerte como un roble. Alguien torpe, especialmente en los deportes, es un tronco. Los afortunados encuentran su media naranja; en caso contrario “los dejan plantados”. La anciana se marchita con la edad mientras que la joven “está fresca como una lechuga”. Alguien enérgico “no es una perita en dulce”.

En poesía ha sido lugar común comparar a las mujeres con flores.6 Así, los donjuanes, que tienen corazón de alcachofa, van de flor en flor. Son explicables, entonces, los nombres Rosa, Violeta o Lila (que al mismo tiempo son colores), Hortensia, Verónica, Dalia o Margarita. Esta última nos ayuda a dilucidar si se nos quiere o no, da nombre a un coctel y es un alimento inapropiado para los porcinos.

Otras actividades humanas se ligan con lo vegetal. Se implantan prácticas/políticas, florecen nuestras realizaciones7, sufrimos de plagas, se enarbolan banderas. Cuando una persona rechaza a otra “la manda a freír espárragos”, “le da calabazas” o “puras habas”. Hay quienes “no se andan por las ramas”, “son laureados” y “separan el trigo de la paja” aunque a veces “se metan en un berenjenal”. Los influyentes “andan/están en el ajo”. Algunos tienen trabajo de planta; otros son manzanas podridas que “se hacen guajes”; también hay chícharos (aprendices). No se le deben pedir peras al olmo, si bien Octavio Paz lo refutó magistralmente.

En el imaginario popular algunos vegetales carecen de valor, de ahí las exclamaciones “¡me importa un bledo/rábano/pepino/cacahuate/comino!” Por el contrario hay uno, el orégano, que se considera valioso. En otra entrega se enlistaron aquí varios apellidos en tres rubros: silvestres (Robles), agrícolas (Huerta) y de ornato (Rosas).

Parir chayotes es esforzarse; aventarse la papa caliente, rehuir (varios) un problema; sumar peras con manzanas, confundir. Se puede poner a alguien “como camote” o bien tener que tragarlo. Lo cierto es que hay que arrimarse a un buen árbol, porque algunos crecen torcidos. Otro refrán, entre cientos, expresa la fatalidad: Al que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas.

Y sigue la mata dando…  ~

 

________________________________

Profesor de literatura francesa en la Facultad de Filosofía y Letras y de español superior en el CEPE de la UNAM, RICARDO ANCIRA (Mante, Tamaulipas, 1955) obtuvo un premio en el Concurso Internacional de Cuento Juan Rulfo 2001, que organiza Radio Francia Internacional, por el relato “…y Dios creó los USAtm”.

 

1 En varios idiomas los conceptos de cultivo y cultura se expresan con la misma palabra.

2 George Lakoff y Mark Johnson, Metáforas de la vida cotidiana, Cátedra, Madrid, 2001.

3 La imagen se extiende a otros ámbitos (raíz de un problema, de un mal; se emplea también en matemáticas, gramática, al hablar de inmuebles, etcétera).

4 Recíprocamente, hay lechugas orejonas, dientes de ajo, sauces llorones…

5 Hijo de tigre, pintito si optamos por una metáfora animal.

6 En tanto que de rosa y azucena / se muestra la color en vuestro gesto… cantaba Garcilaso de la Vega en el siglo XVI, después (y antes) de tantos otros poetas o de la lírica popular: Perfume de gardenias / tiene tu boca. Por algo se habla de la flor de la edad.

7 “Las plantas florecen, no florean; los que florean (la reata) son los charros”, puntualiza con humor el biólogo José Sarukhán.

Una respuesta para “A flor de piel. Botánica humana
  1. Eva Campos G. dice:

    Querido Ricardo:
    Tus apuntes siempre son muy divertidos e ilustrativos. Hoy aprendí (o recordé) que la reata sí florea. Saludos.

Dejar un comentario



Verde, blanco y colorado. Colores con significado
Para Hernán Lara Zavala Parece una regla general: lo negro u oscuro es negativo y lo blanco y claro son positivos. Por desgracia, estas concepciones —prácticamente universales— trasminaron el lenguaje y atribuyen esas características también a la piel de los seres humanos. En Occidente, en efecto, el blanco connota pureza, vida; mientras que el negro es luto, […]
“Llegaron bailando ricachá”
Logos y cosmos
Una vez descubierta la realidad circundante y evitados —aunque fuera de manera precaria— los peligros que traía consigo, no pasó mucho tiempo antes de que nuestros ancestros levantaran la vista para descubrir, con temor pero también con fascinación, todo aquello que parecía flotar sobre sus cabezas, ya de día, ya de noche. Son numerosas las […]
“Llegué hecho una sopa”
Los platillos en el habla
A manera de complemento al apunte que sobre ingredientes se publicó aquí en junio pasado, nos ocupamos ahora de los platillos propiamente dichos. Retomamos, para abrir el apetito, unas cuantas expresiones de aquel a fin de introducir otros términos y locuciones. Alguien omnipresente es “ajonjolí de todos los moles” y se lo ve “hasta en […]
“Nos doró la píldora”. Pensar y hablar como médicos
Para el Dr. Roberto Castañón Romo.   Como si fueran enfermedades, los problemas primero se detectan, luego se analizan,1 después se establece un diagnóstico a fin de aplicar el remedio apropiado; por último viene el pronóstico, algunas veces reservado. Es posible, entonces, que al Quijote se le hayan indigestado las lecturas,2 que alguien nos caiga […]
El que transa avanza. Frasear la corrupción
Se desplomó un humilde multifamiliar. Los peritos que investigaron las causas decretaron, tras recibir una llamada del alcalde, que un súbito reacomodo de las placas tectónicas había provocado la tragedia. Murieron los ocupantes del 101 al 108, comerciantes de videos, discos y chucherías chinas en el tianguis; los del 205 y 207, importadores de pacas […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (245.038)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (211.741)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.832)
...

La distribución del ingreso en México (139.931)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (86.913)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores