Mircoles, 20 Noviembre 2019
Artículos relacionados
Recomendaciones y reseñas (diciembre 2014)
Este País | Carlos Olivares Baró, Daniel Segura Mijares, Gerardo Ochoa Sandy y Ariel Ruiz Mondragón | 01.12.2014 | 0 Comentarios

Pedro Arturo Aguirre, Historia mundial de la megalomanía, Debate, México, 2014.

Pedro Arturo Aguirre,

Historia mundial de la megalomanía,

Debate, México, 2014.

Caravana de políticos marcada por excentricidades y gestos públicos arbitrarios que fueron concluyentes en el destino de muchas naciones: de Calígula a Nerón, de Napoleón a Sukarno, de Mussolini a Hussein, de Hitler a Stalin, de Mao Zedong a Ceaucescu, de El Gadafi a Hugo Chávez, de Tito a Jomeini, de Kim Il-sung a Sékou Touré, de Francisco Franco a Fidel Castro… El politólogo mexicano Pedro Arturo Aguirre (Ciudad de México, 1963) traza un sumario —anécdotas, semblanzas biográficas, crónicas, imágenes, reseñas, etcétera— de infamias suscritas en el ejercicio del poder de quienes alguna vez se creyeron dioses y como tales actuaron. Altanería, labia grandilocuente, preponderancia, culto a la personalidad, petulancia… El prólogo de Eloy Garza González da cuenta de cómo Aguirre se dejó seducir el primero de enero de 1979 (acto por el 20 aniversario del Gobierno castrista) por los mohines y la verbosidad de Fidel Castro en plena Plaza de la Revolución: “A partir de ese momento cultivó la idea de coleccionar los excesos de estos personajes pintorescos […]”. Un libro que se lee con pasmoso interés.

Carlos Olivares Baró

Byung-Chul Han, La agonía del Eros, Herder, Barcelona, 2014.

Byung-Chul Han,

La agonía del Eros,

Herder, Barcelona, 2014.

El predominio de la economía neoliberal como disciplina que rige el funcionamiento del mundo moderno ha ocasionado que lleguemos a una concepción paradójica de la libertad como imperativo: sé libre. Al igual que en la película Melancolía, de Lars Von Trier, el individuo se encuentra en un nivel tal de narcisismo que ha perdido la capacidad de conocer al otro en su alteridad. La high definition y la inmediatez de internet a las que está sometida la sociedad extinguen el apetito (sexual), que se basa en lo que todavía no es. El Eros, que es esencialmente una relación asimétrica con el otro, agoniza porque el individuo no puede ver más allá de la pantalla de sí mismo. La excesiva libertad de elección y la obligación de ser libres nos han llevado a perdernos en nosotros mismos. La agonía del Eros es una reflexión que nos invita, irónicamente, a cerrar los ojos y a alejarnos momentáneamente del infierno de lo igual.

Daniel Segura Mijares

Philippe Ollé-Laprune (director editorial), París-México: Capital del exilio,  FCE-Casa Refugio Citlaltépetl, México, 2014.

Philippe Ollé-Laprune (director editorial),

París-México: Capital del exilio,

FCE-Casa Refugio Citlaltépetl, México, 2014.

París-México: Capital del exilio es un testimonio coral (25 voces sobre México, 24 sobre París) acerca de la vocación, impuesta por la historia y asumida por la cultura, del exilio como voluntad de apertura hacia “los otros” que llegan, y su nutriente en la patria que acoge. Es simbólico que el aliento de esta obra magna, por su talante intelectual, investigación iconográfica y hechura editorial, sea Philippe Ollé-Laprune, fundador y titular de la Casa Refugio Citlaltépetl quien, por afinidad espiritual, adoptó a nuestro país. Los dos tomos en español con versión en francés reúnen a narradores, poetas, cronistas, historiadores y editores, entre otros, y dos cuadernos literarios. Este suceso editorial, uno de los más relevantes de 2014, amerita sin dudas una edición de divulgación.

Gerardo Ochoa Sandy

Frédéric Martel,  Smart. Internet(s): La investigación, Taurus, México, 2014.

Frédéric Martel,

Smart. Internet(s): La investigación,

Taurus, México, 2014.

Generalmente, y no sin buenas razones, se ha considerado que internet es uno de los principales instrumentos de la globalización: un mundo interconectado que dialoga consigo mismo sin fronteras, un orbe desterritorializado donde la cultura dominante, la mainstream, es una amenaza permanente (y, para muchos, ya cumplida) de borrar la pluralidad política y la diversidad cultural, entre otros aspectos ominosos. Es la uniformización a la vuelta de la esquina: otra vez un mundo plano.

Sin embargo, la realidad suele ser mucho más compleja, como acostumbra, y en el caso de la red de redes no podía ser diferente. Así lo muestra Frédéric Martel en este libro, una suerte de gran reportaje cuya elaboración lo llevó a visitar más de 50 países muy distintos en cuanto a regímenes políticos, órdenes sociales, desarrollos tecnológicos y prácticas culturales, y a realizar cientos de entrevistas a gobernantes, funcionarios, empresarios, innovadores, técnicos, académicos y activistas para averiguar si está cumpliéndose la promesa ecuménica de los profetas de internet.

Martel destaca desde el principio del libro: “Por sorprendente que pueda parecer, internet no suprime los límites geográficos tradicionales, ni disuelve las identidades culturales, ni allana las diferencias lingüísticas, sino que las consagra”. En opinión del autor, la dimensión territorializada de internet no solo no menguará en el futuro sino que se recrudecerá, por lo cual hay que hablar, más que de internet, de los internets, ya que el medio es diferente en todas partes.

Sin embargo, Martel no pretende dar la visión de un internet cuya única dimensión sea la territorial: un espacio totalmente fragmentado y que se limita exclusivamente a las expresiones locales, nacionales o regionales. Como bien sabe y como lo expuso en su libro anterior, Cultura mainstream (Taurus, México, 2011), también hay creaciones de las industrias culturales que, efectivamente, se vuelven fenómenos globales. Estos, sin embargo, no son los dominantes en los internets.

En su ameno y extenso relato, Martel nos lleva desde Sylicon Valley y San Francisco, el paraíso de los innovadores digitales, hasta Palestina, un escenario de guerra; desde las exitosas y prósperas smart cities (cuyo modelo original ha querido ser copiado, sin mayor éxito, lo mismo en Rusia que en Kenya) hasta Soweto, el suburbio pobre que busca el desarrollo mediante la tecnología; desde espacios de gran libertad (aunque, según se ha revelado, bajo vigilancia) como Estados Unidos, hasta naciones cuyos gobiernos limitan enormemente el uso de las redes, como Cuba y China.

En su vasto recorrido, Martel encuentra que la promesa globalizadora y la amenaza uniformadora no solo no se han cumplido, sino que son irrealizables; en efecto, el autor presenta una conclusión contundente:

Aunque tengamos acceso a los contenidos de todo el mundo desde nuestros ordenadores y nuestros smartphones, internet sigue siendo muy local en sus usos y se adapta a las realidades de cada espacio. Hay plataformas globalizadas, pero pocos contenidos. No hay un “internet global”. Y no lo habrá nunca. Lejos de un mundialismo sin fronteras, la transición digital no es una homogenización. No debemos temer la uniformización cultural y lingüística. La revolución digital se manifiesta, por el contrario, como una territorialización y una fragmentación: internet es un “territorio”.

Ariel Ruiz Mondragón

Dejar un comentario



Alicia Keys: VH1 Storytellers

Bobo Stenson: EuroJazz 2015
I La vocalista, compositora y actriz, Alicia Keys (New York, 1981), es la reina actual del R&B/Soul. Su sensualismo travieso y tentadora belleza mestiza despiertan devociones en los escenarios. Descubierta por el productor Clive Davis (el mismo que lanzó a la fama a Whitney Houston), su fonograma debut, Song in A Minor (2001) ganó cinco […]
Recomendaciones y reseñas
Recomendaciones Después de Memoria y espanto o el recuerdo de infancia y de La memoria, la inventora, Néstor A. Braunstein completa su trilogía con La memoria del uno y la memoria del otro. El autor subraya la necesidad de problematizar tanto el tema de la memoria como los vínculos que tiene con otras disciplinas. Da […]
El costo humano de las nuevas tecnologías. Entrevista con Federico Reyes Heroles
¿Qué tipo de interacción social queremos? Esta es la interrogante que subyace en Alterados: Preguntas para el siglo XXI, ensayo de largo aliento donde Reyes Heroles reflexiona sobre los efectos que las nuevas tecnologías tienen en las personas y la forma en que han modificado las relaciones humanas, particularmente entre los jóvenes. GERARDO OCHOA SANDY: […]
Recomendaciones y reseñas
Recomendaciones   Jürgen Habermas, Teoría de la acción comunicativa: Complementos y estudios previos, Cátedra, Madrid, 2011. Crítico de la cultura de orientación democrática, el filósofo y sociólogo alemán Jürgen Habermas desarrolla en Teoría de la acción comunicativa un cuadro crítico magistral de la teoría social clásica —de Kant a Marx, Weber, Mead, Durkheim y Parsons—  […]
Louise Phelan / Moments Of Light
Tiempo radiante: jazz. El instante se irradia cuando la melodía presagia la consumación. La música se empina sobre el tiempo, unta de conformes el paisaje, todo se inaugura. Salterio que se cobija en un arpegio. La nota bailotea sobre el lienzo de una trasposición de concordias sugeridas por la llovizna. La luz es momentánea y […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (231.704)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (142.101)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (131.894)
...

La distribución del ingreso en México (126.897)
...

Perfil demográfico de México (75.261)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores