Martes, 19 Noviembre 2019
Artículos relacionados
Unidad en la diversidad
Este País | Rafael Tovar y de Teresa | 01.04.2014 | 0 Comentarios

©iStockphoto.com/©agencyby

La historia de la República se refleja en la historia de sus instituciones de cultura. En cada época, ellas materializan el proyecto de la nación, condensan su significado, le dan símbolos y valores, expresan el alma de la colectividad.

El nacimiento del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el 7 de diciembre de 1988, expresa la nueva conciencia que, después de la noción de cultura nacional que partió en el siglo XX de la diversidad en busca de la unidad, nos proponía, ya cerca del XXI, entender a México como unidad en la diversidad.

Fue la respuesta a una pregunta capital: ¿cómo asumir nuestra diversidad?

Trajo consigo una redefinición profunda del papel del Estado en la vida cultural del país, reflejada en una nueva relación entre el Estado y los intelectuales y artistas; la conciencia de que el apoyo a la cultura es responsabilidad y a la vez derecho de todos, y nuevas vías de colaboración entre la federación, los estados y municipios que reconocen la pluralidad de voces de la nación.

Las instituciones estatales ampliaron sus capacidades de gestión bajo la figura de secretarías, institutos y consejos. Las cámaras del Poder Legislativo establecieron comisiones de cultura para la atención específica del tema.

Este nuevo mapa institucional permitió contar con un organismo integrador del conjunto vasto y heterogéneo de instancias culturales federales y multiplicar las acciones de preservación del patrimonio cultural; aumentar y transparentar los recursos destinados a apoyar a los creadores; extender el alcance de la educación y la difusión cultural y artística, y ampliar la infraestructura cultural nacional.

Una institución mejor preparada, en suma, para responder al precepto constitucional que en 2009 incorporó el derecho universal de acceso a la cultura y el ejercicio de los derechos culturales como derechos humanos fundamentales.

Estos han sido los años de una revolución tecnológica transformadora de todas las esferas de la vida humana, de las que no es ajeno el paradigma de la promoción cultural. Y para la sociedad mexicana, del surgimiento de nuevos y grandes retos en los ámbitos de la educación, la economía, el desarrollo social y la seguridad, y la necesidad imperiosa de valernos de todos nuestros recursos para afrontarlos. Baste mencionar la importancia de la cultura como punto de encuentro de la diversidad, bastión contra la violencia y la sinrazón, y medio esencial para el entendimiento, la concordia y la paz sociales.

Todo ello hace imposible ver al Conaculta como hace 15 o 20 años, o volver al pasado,   y nos obliga a reimaginarlo, a entender e interpretar nuestra época, a definir con imaginación y claridad las vías para transformarlo y fortalecerlo.

Alguna vez Octavio Paz, cuyo centenario celebran México y el mundo este año, habló de la necesidad, más que de cambiar el país, de desplegar su capacidad creadora. “Un pueblo —dijo— que ha levantado Teotihuacán y ha construido Morelia y Puebla, que ha producido una Sor Juana Inés de la Cruz y un Ramón López Velarde, no es un pueblo condenado […]. Necesitamos comprender —con el entendimiento y la sensibilidad— nuestra historia en su totalidad: los tres Méxicos, cada uno presente en los otros, en sus alianzas, rupturas y metamorfosis”.

En esta capacidad creadora, en esta fuerza de nuestra cultura y nuestra historia, se sustenta la plena confianza que debemos tener los mexicanos de que esta etapa de reformas y cambios, para el avance del país, transita y transitará en la dirección correcta.

Fortalezcamos pues nuestra capacidad creadora, para que México crezca con esa energía, esa alma, que llamamos cultura y que nos hace comprendernos, mirarnos, construir una imagen de nosotros mismos, en el curso de las generaciones. En ese espejo, en la cultura, habita el imaginario que los mexicanos de hoy debemos crear y proyectar, la nueva narrativa, individual y social, que nos dé a todos un nuevo rostro, ante el mundo y ante nosotros mismos, y exprese con intensidad eso que el propio Paz, en uno de sus prodigiosos textos, llamó la voluntad de forma y vida de México.

________

RAFAEL TOVAR Y DE TERESA es presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Dejar un comentario



La virtud de la neblina. Interculturalidades posibles en México
Para que haya un intercambio positivo entre las muchas culturas que componen México, hacen falta condiciones mínimas de equidad. A continuación, un análisis de la relación entre las comunidades culturalmente diversas de nuestro país y las condiciones en que esta ocurre. Para el maestro Ernesto, mi padre Si hay un país que es plural y […]
Comunicación en la sociedad del espectáculo
Todos los seres se comunican de una u otra manera. De no hacerlo solo existiría la nada. Esta reflexión acerca de qué es la comunicación y sus muchos medios fue una conferencia dictada el 20 de febrero de 2015 en el Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco. Cuando hoy hablamos […]
Adicción a los dispositivos y aparatos tecnológicos
En tiempos en que la tecnología parece dominar el mundo, las personas dependemos cada vez más de los dispositivos electrónicos. ¿En qué momento se convierte este hábito en adicción? ¿Qué es realmente una “adicción”? Recibo como un honor la invitación de Este País (¡qué bella y buena revista!) para abordar el asunto del título. De […]
Una nueva cultura juvenil*
Los nuevos medios de comunicación tienen un impacto directo en la forma en que los adolescentes construyen su identidad y se relacionan con otras personas. La autora estudia el vínculo de los jóvenes con la tecnología y cómo es que esta define una nueva manera de ser y hacer. Para la mayoría de los jóvenes, […]
Naturaleza posible: seis testimonios
El trato violento que como grupo humano nos damos y al mismo tiempo padecemos en México tiene un justo y triste correlato en nuestra relación con la naturaleza. La urbanización del país nos impide ver el grado de deterioro que ha sufrido el medio ambiente: es un paño de concreto que nos salva del dolor […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (231.607)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (141.752)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (131.854)
...

La distribución del ingreso en México (126.825)
...

Perfil demográfico de México (75.230)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores