Lunes, 16 Diciembre 2019
Artículos relacionados
El populismo llega a España
Correo De Europa | Este País | Antonio Papell | 01.01.2015 | 0 Comentarios

©iStockphoto.com/©neyro2008

España está dispuesta a castigar con su voto al PP y el PSOE, los partidos hasta ahora dominantes. La tercera alternativa, sin embargo, ¿es realmente deseable?

El régimen político español fundado sobre la Constitución de 1978, fruto de la transición abierta tras la muerte del dictador Franco, es de los más jóvenes de Europa occidental y, tras los primeros balbuceos, a partir de la victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1982 se ha desarrollado conforme a un modelo aproximadamente bipartidista, en el que esa formación de centroizquierda se ha alternado con el conservador Partido Popular (PP). Los dos partidos hegemónicos, que llegaron a abarcar el 84% de los votos en las elecciones generales de 2008, han coexistido con pequeñas bisagras, con una formación de extrema izquierda poco relevante y con minorías nacionalistas catalana y vasca.

Este bipartidismo imperfecto ha sido consecuencia de la ley electoral (proporcional, corregida mediante la ley d’Hont), según las conocidas leyes empíricas de Duverger, y hasta el momento se había salvado del surgimiento de formaciones radicales como las que abundan en el resto de la Unión Europea. En Francia, el Frente Nacional, de extrema derecha, se está convirtiendo en la primera fuerza del país; en el Reino Unido, los conservadores compiten con una formación radical xenófoba y euroescéptica, el UKIP; en las últimas elecciones europeas, del pasado mayo, la derecha extrema y antieuropeísta obtuvo resultados ascendentes en Dinamarca, Grecia, Austria, Hungría, incluso en Alemania…

La inexistencia en España de una formación radical y euroescéptica de derechas se debe probablemente a que el franquismo inoculó un antídoto que todavía actúa sobre el cuerpo social. Pero en estas últimas elecciones europeas surgió con fuerza impetuosa una organización populista de izquierdas, “Podemos”, que ha logrado el 7.98% de los votos con un programa de izquierda posmarxista notablemente radical.

“Podemos” nació del movimiento 15M, que designa las grandes movilizaciones surgidas en el entorno del 15 de mayo de 2011, que recogieron la indignación social por la pésima gestión política de la gran crisis económica, la cual había disparado el desempleo y provocado grandes recortes en los servicios sociales. Un grupo de jóvenes profesores universitarios ha conseguido cristalizar el descontento social y poner en pie un partido político que rechaza tanto el concepto de la Transición —en cierto modo, toma partido por quienes en aquella coyuntura preferían la ruptura democrática a la reforma, que finalmente se impuso con un coste social y humano muy bajo— cuanto el sistema constitucional surgido de aquel proceso. Desecha por tanto el sistema representativo de democracia semidirecta y adopta ademanes de naturaleza asamblearia.

“Podemos”, que ha irrumpido cuando España está registrando un número inusitado de escándalos de corrupción —el propio partido del Gobierno está inmerso en episodios gravísimos de financiación ilegal y sus tres últimos tesoreros están imputados—, ha conseguido conectar con la ciudadanía a partir de un diagnóstico certero de la pésima situación socioeconómica y política, que se debería a la decadencia de los dos protagonistas del bipartidismo —la llamada “casta”—, que habrían perdido la noción del interés general y solo atenderían a las razones de su propia supervivencia. Este mensaje descalificador es tan eficaz que, antes incluso de que “Podemos” fije con cierta precisión un ideario, se ha impuesto en el primer lugar de las encuestas. Con la particularidad de que muchos de sus votantes reconocen ante los encuestadores que su voto se debe sobre todo al deseo de perjudicar y expulsar al PP y el PSOE, que no han estado a su juicio a la altura de las circunstancias y muchos de cuyos cuadros han cedido a la venalidad.

El PP y el PSOE, conscientes de la amenaza que se ha cernido sobre ellos, están tratando de reconciliarse con la opinión pública apartando de sí a quienes aparecen tiznados por la corrupción e impulsando o proponiendo medidas terapéuticas, pero de momento no parece que varíen las tendencias mencionadas. Entre otras razones porque, si bien la crisis económica ha quedado atrás —la economía española ya crece a tasas apreciables—, las secuelas de la doble recesión sufrida son todavía muy dolorosas: se ha producido una relevante devaluación salarial y hay un paro insoportable y gran inestabilidad laboral.

“Podemos” está perfilando su programa y su estrategia para las elecciones regionales del próximo mayo y las generales de finales de 2015. Esta virando al centro para ganar clientela y se advierten algunas contradicciones. En todo caso, su éxito dependerá de la incapacidad de los grandes partidos para reaccionar.

_______

ANTONIO PAPELL, periodista y analista político español, es autor de El futuro de la socialdemocracia (Akal, Madrid, 2012).

Dejar un comentario



El asedio del Viejo Continente
Cada vez más, Europa hace de sus fronteras una muralla, negando la entrada a miles de personas que, en la desesperación, buscan llegar a tierras más promisorias. ¿Cuál es el origen de la diáspora? ¿Cómo puede resolverse la tragedia de la inmigración? La Unión Europea está siendo presionada por un creciente flujo inmigratorio que, una […]
Días de biblioteca II: Sevilla
El segundo día en la ciudad, con estupefacción, escuché al vendedor de hachís hablar de sus visitas a una biblioteca maravillosa. Estábamos en unas canchas con grafitis, cerca del río y de la estación de autobuses de la Plaza de Armas. Desde ahí podíamos ver cómo el ardoroso sol poniente descendía por el otro lado […]
Podemos no es lo mismo que debemos
La hegemonía compartida del PP y el PSOE tendrá este año una de sus mayores pruebas. Veremos hasta dónde ha permeado el populismo en España. España afronta un mes que puede resultar determinante para adivinar el rumbo que tendrá la política española en los próximos años. Aunque el presidente puede apurar su mandato hasta el mes de […]
España: cambio de modelo político
Este año, España estará en una vorágine de procesos electorales donde el bipartidismo tradicional se verá sacudido por la popularidad de dos recién llegados. Por una conjunción casual de factores, España celebra en 2015 una abigarrada secuencia de procesos electorales: elecciones autonómicas en Andalucía el 22 de marzo, elecciones municipales en todo el Estado y […]
El populismo irrumpe en el sur de Europa
En reacción a una crisis que no cede y al rigor de la troika, en el sur de Europa y, sobre todo, en Grecia, la política de los extremos y las vías económicas antiliberales se afianzan. La gran crisis global 2008-2014, que en Europa meridional ha tenido una gravedad extrema, ha sido resuelta por métodos […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (233.227)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (147.568)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (133.046)
...

La distribución del ingreso en México (128.352)
...

Perfil demográfico de México (75.797)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores