Mircoles, 18 Septiembre 2019
Artículos relacionados
Las Cortes de Estados Unidos: un campo de batalla
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 25.02.2015 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

Durante años recientes, el politólogo estadounidense Francis Fukuyama, una estrella en su ámbito desde la publicación de El fin de la historia y el último hombre, en 1992, ha dirigido sus atenciones hacia un nuevo blanco: el supuesto declive en la función de las instituciones políticas dentro de su propio país.

En el artículo en que Fukuyama explica los detalles de su hipótesis, publicado hace poco más de un año, el investigador describe varios defectos que él percibe, entre ellos la tendencia de resolver cualquier problema político a través del sistema jurídico. Es decir, cada ley que se aprueba, sobre todo las de mayor importancia, se somete a un sinfín de demandas en las cortes, que a menudo genera una serie de dictámenes, fallos, apelaciones, más dictámenes, más fallos, más apelaciones, etcétera. Este hábito de recurrir a las cortes convierte a la administración pública gabacha en algo mucho más caro, mucho más lento, y mucho más separado de la voluntad del pueblo.

Las conclusiones de Fukuyama me vinieron a la mente al leer sobre el bloque que dictó Andrew S. Hanen, un juez federal en Texas, para frenar los decretos ejecutivos anunciados en 2012 y 2014 por el Gobierno de Obama, que liberó del riesgo de deportaciones a millones de inmigrantes indocumentados que llegaron al país como menores de edad. Hanen dio la razón a los 26 estados que iniciaron la demanda contra el Gobierno federal, basándose en el argumento dudoso de que el decreto va a fregar los presupuestos estatales.

La disputa legal sigue, y lo más probable es que no habrá una decisión final durante muchos años más. Mientras tanto, esta decisión genera zozobra para los casi 700 mil indocumentados que han recibido permisos para trabajar desde la aprobación del plan. Según expertos legales, no hay ninguna duda de la constitucionalidad del decreto, aunque sí incrementa los poderes del Ejecutivo de manera alarmante. Peor aún, el fallo del juez es un fracaso según su propia lógica: varias investigaciones demuestran que la aportación de los indocumentados a la economía local crece gracias a medidas como el decreto de 2012, ya que abre el camino para trabajar formalmente, pagar impuestos, utilizar el financiamiento de la banca comercial, entre otras cosas que cualquier ciudadano normal da por hecho. Por supuesto, cada una de estas acciones ayuda, directa o indirectamente, a los presupuestos estatales.

Así que el país ha perdido otra oportunidad de resolver un problema duradero. Como habría pronosticado Fukuyama, la participación de las cortes ha resultado, por lo menos temporalmente, en el estancamiento del progreso en este asunto.

La inmigración no representa el único ejemplo. Al contrario, cualquier ley importante tiene que aguantar varios desafíos legales, la mayoría de los cuales no tienen otro impacto más allá que recaudar millones para los abogados involucrados.

El contrapunto a Fukuyama es que las cortes deben funcionar como contrapeso a los excesos del Ejecutivo o para corregir las leyes que violan la Constitución. Caro o no, eso implica utilizar los procesos jurídicos, y es algo esencial para la democracia liberal. Las cortes han sido el foro en que algunos de los avances sociales más importantes de la Unión Americana se han dado. Por ejemplo, sin este “activismo judicial”, el movimiento de derechos civiles hubiera tardado mucho más en llegar.

Dicho de otra manera, lidiar con el dilema de Fukuyama es una cuestión de encontrar el balance correcto más que inhabilitar las funciones del poder Judicial. Por varias razones —que van desde la polarización ideológica de los partidos políticos hasta lo muy complicadas que inevitablemente son las leyes más importantes— las cortes se han convertido en otro campo de batalla política, que implica que Estados Unidos ha perdido el balance deseado. Parece que esto no está por cambiar muy pronto; el derecho de desafiar las leyes en las cortes es muy arraigado.

Gracias a ello, el país enfrenta una barrera casi eterna a la resolución de sus problemas más importantes.

Dejar un comentario



Campañas presidenciales en EU
Las demandas de una campaña presidencial en un país moderno naturalmente atraen a la gente mas anormal. Y cómo no, si es un concurso de belleza, una auditoría financiera y un examen de próstata, todo combinado. Además, dura meses, si no años, sin descanso. ¿Qué tipo de persona quisiera someterse a semejante tribulación, solo por […]
Tres breves comentarios sobre las elecciones del domingo
Primero, teóricamente es el día de comicios más importante después de las elecciones presidenciales, pero este año dio más bien la sensación de poca importancia, de que no cambió nada. Y de cierta forma así era. Antes, el PRI y sus aliados controlaban 241 curules en la Cámara de Diputados. Ahora ellos dos tendrán una […]
Los viejos sucios de la FIFA
El futbol puede ser el terreno de jóvenes dentro de la cancha, pero el manejo de este deporte pertenece a una bola de viejos sucios. No es un dato nuevo ni un secreto apenas revelado, lamentablemente. Claro, el problema no es que sean viejos, sino sucios. Y va mucho más allá que las acusaciones levantadas […]
Los Clinton: La familia que pretende regresar a la Casa Blanca
Hillary Clinton sigue siendo la candidata a la presidencia estadounidense más formidable. Es casi seguro que sea la abanderada de los demócratas, y muy probable que gane el puesto político más importante del país en 18 meses. Sin embargo, los reportes de las últimas semanas sobre la Fundación de su marido abren serios cuestionamientos sobre […]
A setenta años del fin de la Segunda Guerra Mundial
La semana antepasada, en varias capitales de todo el mundo, se realizaron eventos para festejar el 70º aniversario del fin de la fase europea de la Segunda Guerra Mundial (la guerra del Pacífico tenía que esperar unos meses más). Los festejos marcaron lo que quizá sigue siendo el esfuerzo colectivo más monumental de la historia […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (228.374)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (129.948)
...

Los grandes problemas actuales de México (126.725)
...

La distribución del ingreso en México (123.259)
...

Perfil demográfico de México (73.180)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores