Viernes, 15 Noviembre 2019
Artículos relacionados
Las elecciones en puerta y la falta de confianza en la democracia
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 30.04.2015 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

Mientras los comicios de medio sexenio se acercan, muchos analistas y comentaristas han dedicado unas palabras a un tema de interés eterno: la desilusión popular con la democracia mexicana. Hay muchas causas recientes de esta sensación generalizada: los estudiantes de Iguala, la casita de Angélica Rivera, la masacre en Tlatlaya y los helicópteros de David Korenfeld. Se podría agregar más sin un mínimo esfuerzo. Todos te dejan con la idea de que, en lugar de representar una nueva era, los mismos defectos de la época priista siguen arrastrando al país hasta el día de hoy, 15 años después del triunfo de Fox.

Como escribió hace unas semanas Héctor Aguilar Camín, la desilusión viene, en parte, de expectativas exageradas. Durante años, se venía construyendo la idea de la democracia como utopía, como panacea a todos los males políticos en México. Evidentemente, no ha sido así. Y era un poco ingenuo esperarlo, ya que una cultura política fomentada durante décadas no se cambia de la noche a la mañana. Pero las consecuencias de estas expectativas exageradas siguen manifestándose.

El problema es que la democracia verdadera no se trata de una competencia electoral a nivel nacional; este es apenas el más visible de varios requisitos fundamentales. Si se entiende la democracia como la manifestación de la voluntad popular en los políticas públicas de un país, también se requieren instituciones fuertes en todos los niveles de gobierno, que respondan y rindan cuentas a la ciudadanía; una economía abierta y justamente regulada que fomente las nuevas empresas y proteja los mercados, y una sociedad civil que tenga un diálogo constructivo con los líderes políticos. Estos y otros elementos se perciben de vez en cuando en México, pero no son aspectos constantes de la vida pública, lo que implica que la época democrática sigue sin concretarse al cien por ciento.

La desilusión actual es una reacción completamente legítima y, siempre y cuando se utilice para arreglar los defectos institucionales, productiva. Pero en México la falta de satisfacción se ha convertido en un lamento constante, que a veces no parece tener otro fin más allá que la expresión del mismo lamento. Por eso vemos protestas masivas pero con objetivos ambiguos o exigencias irrealistas, como la cancelación de elecciones en Guerrero o hasta la renuncia de Peña Nieto. La brecha entre tales deseos y la realidad actual es tan grande que no pueden tener mucha influencia y, por lo tanto, finalmente tienen poco impacto.

Lo ideal sería que la desilusión no se convirtiera en un rechazo contra la democracia en general —que queda implícito en los llamados a cancelar comicios— y que incorporara metas alcanzables. Así, la desilusión popular puede llegar a tener un impacto verdadero y positivo. Claro, es más fácil sacar a la gente a protestar contra el presidente que exigir cambios en el marco de regulaciones económicas, pero también es menos útil.

Quedan unas cinco semanas para que los próximos comicios marquen la mitad del sexenio peñista. Es la manifestación democrática más obvia, pero no es suficiente. Sin una profundización en los aspectos menos obvios pero igualmente importantes, la insatisfacción no cambiará.

Dejar un comentario



Campañas presidenciales en EU
Las demandas de una campaña presidencial en un país moderno naturalmente atraen a la gente mas anormal. Y cómo no, si es un concurso de belleza, una auditoría financiera y un examen de próstata, todo combinado. Además, dura meses, si no años, sin descanso. ¿Qué tipo de persona quisiera someterse a semejante tribulación, solo por […]
Tres breves comentarios sobre las elecciones del domingo
Primero, teóricamente es el día de comicios más importante después de las elecciones presidenciales, pero este año dio más bien la sensación de poca importancia, de que no cambió nada. Y de cierta forma así era. Antes, el PRI y sus aliados controlaban 241 curules en la Cámara de Diputados. Ahora ellos dos tendrán una […]
Los viejos sucios de la FIFA
El futbol puede ser el terreno de jóvenes dentro de la cancha, pero el manejo de este deporte pertenece a una bola de viejos sucios. No es un dato nuevo ni un secreto apenas revelado, lamentablemente. Claro, el problema no es que sean viejos, sino sucios. Y va mucho más allá que las acusaciones levantadas […]
¿Cómo hablamos español los indígenas?
De Tizoc a Toro sentado
  Platicando con un investigador del pueblo sami, me hizo saber que uno de los reclamos del Parlamento sami al Estado noruego era que, en los encuentros que sostenían, la lengua sami fuera también utilizada como lengua de interacción y discusión; pedían también que estos encuentros se realizaran en territorio sami y no siempre en […]
Los Clinton: La familia que pretende regresar a la Casa Blanca
Hillary Clinton sigue siendo la candidata a la presidencia estadounidense más formidable. Es casi seguro que sea la abanderada de los demócratas, y muy probable que gane el puesto político más importante del país en 18 meses. Sin embargo, los reportes de las últimas semanas sobre la Fundación de su marido abren serios cuestionamientos sobre […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (231.424)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (140.899)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (131.767)
...

La distribución del ingreso en México (126.621)
...

Perfil demográfico de México (75.161)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores