Domingo, 25 Agosto 2019
Artículos relacionados
“Nos doró la píldora”. Pensar y hablar como médicos
Cultura | Este País | Somos Lo Que Decimos | Ricardo Ancira | 01.03.2015 | 0 Comentarios

Transeúnte 2, tinta y acrílico sobre papel, 60 x 30, 2013.

Transeúnte 2, tinta y acrílico sobre papel, 60 x 30, 2013.

Para el Dr. Roberto Castañón Romo.

 

Como si fueran enfermedades, los problemas primero se detectan, luego se analizan,1 después se establece un diagnóstico a fin de aplicar el remedio apropiado; por último viene el pronóstico, algunas veces reservado.

Es posible, entonces, que al Quijote se le hayan indigestado las lecturas,2 que alguien nos caiga en el hígado, se le derrame la bilis, sea un dolor de cabeza, que ponga oídos sordos, que haga un entripado o “de la vista gorda”. Algo produce urticaria y alguien nos pone “a parir chayotes”. Epidemias las hay de gripe pero también de malas nuevas. Las parálisis lo mismo se abaten sobre las personas que sobre las instituciones.3 Las preocupaciones “(no) quitan el sueño”. A veces las contiendas deportivas o las películas tienen un final no apto para cardiacos.

Un individuo experimentado “tiene callo”; los parlanchines, incontinencia verbal, que no los exime de la urinaria. Las sangrías, práctica sanitaria de la antigüedad, hoy son de dinero. Ambas premeditadas. Ciertas coyunturas socioculturales causan convulsiones o dan escalofríos. Lo enfermizo es morboso. Es evidente que la economía venezolana dejó de estar en terapia intensiva para entrar en coma.

Antes de tomar una decisión tanto el administrador como el médico hacen análisis. Deben valorar los síntomas, es decir los indicios, los signos, de ahí que se hable de semiología. En ambos casos se hacen estudios. Lo mismo se le toma el pulso o la temperatura a un fenómeno que se hace una radiografía o se checan los signos vitales (las variables económicas serían un ejemplo conceptual). Además de los cuerpos, se auscultan las comunidades. Es posible poner el dedo en la llaga —locución religiosa— o tener calentura (en un sentido sexual).

Se dice de quienes diagnostican acertadamente que “tienen ojo clínico”. Son los mismos que “conocen las tripas/entrañas” de algo, en especial de una organización: si no hay remedio se la desahucia, es decir “se anuncia su muerte”, o sea que se hace manifiesta su quiebra o su desaparición del organigrama. Los padecimientos en principio son de naturaleza física pero también los hay espirituales. Se dice: “Mente sana en cuerpo sano” si bien cientos de creadores geniales no se han ajustado a esta máxima. “Sin desmayo” significa sin descanso.

Los comportamientos negativos, como la corrupción, son considerados como cáncer; si es generalizada se habla de metástasis o de gangrena. Y es que el poder marea.

Las locuciones relacionadas con los remedios y las curas son más numerosas que aquellas de análisis y diagnósticos. Algunos tratamientos son tajantes, como —valga la redundancia— cortar por lo sano o extirpar un mal hábito (del mismo modo que se extirpa un tumor). Al mismo registro pertenece la expresión cirugía mayor, que implica una restructuración a fondo; en los medios políticos se hablaría más bien de purga. Extremos también son los remedios de caballo. Las muletillas existen para que “no se caiga” el discurso. La multiculturalidad es un antídoto o una vacuna contra el racismo.

Lo mismo se suministra una medicina amarga4 que se receta algo negativo (“nos recetó un rollazo/una perorata”); igual se inyecta dinero/recursos que se aborta un proyecto. “Se traga la píldora”, que previamente le doraron, aquel que cree una patraña. “La hace de tos” el eterno inconforme. Los precavidos “se curan en salud”. Algunas madres son castrantes.

Hospital viene del latín; hotel también pero pasando por el francés. En ambos “se hospedan” sean enfermos, sean viajeros, de ahí la noción de hospitalidad. Paciente quiere decir que “padece o tolera infortunios”: lo mismo se padece una enfermedad que un marido violento o un jefe/gobierno autoritario. Se supone que los sacerdotes, los curas, curan el alma5 aunque algunos se la perturben a los púberes. Una herida espiritual6 a veces cicatriza;7 otras se vuelven a abrir; a los malvados les causa placer echarles sal.8 Alivios y bálsamos los hay para el cuerpo y el alma. Primero se rehabilitaron las personas, después las cosas. Transplantar se refería, obviamente, a las plantas, a la arboricultura y luego, por extensión, a riñones u otros órganos. El estupor (pasmo) en el origen fue un síntoma. Los estúpidos están “operados del cerebro”.

Médicos los hay de cabecera, “sin fronteras”, de guardia, legista (también forense), residente, familiar, de campaña. También se los conoce como facultativos o, en honor a un médico griego del siglo ii, galenos. Se les denigra llamándolos medicuchos o matasanos. Muchos se han apropiado de un grado académico, el de doctor, del que carecen, toda vez que oficialmente se trata de médicos cirujanos parteros. Existen asimismo doctoras corazón. Se reconoce en los cirujanos la precisión, por eso hay operativos quirúrgicos.

Rabia es ira; peste, una persona o una situación desagradables. El que se endeuda se endroga. Se puede lastimar/herir a una persona, también una relación. El convaleciente, en diversos contextos, puede sufrir una recaída. “Se acalambran” los temerosos.

Los vicios, como los males, pueden ser crónicos; las risas, por su parte, contagiosas. El delirio, estado psiquiátrico, nombra los despropósitos/disparates en la vida diaria. Los mentirosos y los donjuanes suelen ser irremediables/incurables. Hay expresiones que suenan surrealistas, como tener el cuerpo cortado, lagunas mentales o puentes en la boca; también oximorones: sudor frío.

En el servicio público de nuestro país se vive una paradoja: se trata de una burocracia obesa con salarios raquíticos.

1 También se habla de hacer una disección, de desmenuzar.
2 Ciertas personas y situaciones también se nos indigestan.
3 Como la Cámara de Diputados en año electoral.
4 Elíxir, en cambio, connota una bebida prodigiosa al igual que panacea, que cura muchos males.
5 Con medio Tafil el alivio es más rápido.
6 Respiran por la herida los ardidos, y hay más heridos en las canciones mexicanas que en una guerra.
7 La “operación cicatriz”, por su parte, borra conflictos pasados.
8 Una herida sana pero se sanea una organización, por lo general sus finanzas.

________________________

Profesor de literatura francesa en la Facultad de Filosofía y Letras y de español superior en el CEPE de la UNAM, RICARDO ANCIRA (Mante, Tamaulipas, 1955) obtuvo un premio en el Concurso Internacional de Cuento Juan Rulfo 2001, que organiza Radio Francia Internacional, por el relato “…y Dios creó los USATM”. Es autor del libro de relatos Agosto tiene la culpa (Samsara, 2014).

Dejar un comentario



Verde, blanco y colorado. Colores con significado
Para Hernán Lara Zavala Parece una regla general: lo negro u oscuro es negativo y lo blanco y claro son positivos. Por desgracia, estas concepciones —prácticamente universales— trasminaron el lenguaje y atribuyen esas características también a la piel de los seres humanos. En Occidente, en efecto, el blanco connota pureza, vida; mientras que el negro es luto, […]
“Llegaron bailando ricachá”
Logos y cosmos
Una vez descubierta la realidad circundante y evitados —aunque fuera de manera precaria— los peligros que traía consigo, no pasó mucho tiempo antes de que nuestros ancestros levantaran la vista para descubrir, con temor pero también con fascinación, todo aquello que parecía flotar sobre sus cabezas, ya de día, ya de noche. Son numerosas las […]
Entre lo-las y la-los Asuntos de género
El próximo proceso electoral ha producido una nueva avalancha de spots, anglicismo que el Diccionario panhispánico de dudas define como ‘película de corta duración con fines publicitarios’, y además considera innecesario porque equivale a las voces españolas anuncio, cuña, comercial o aviso. Consideración desatendida en este país porque lo cierto es que la palabra se […]
El efecto Yoda o Sor Juana Inés de la Cruz en el Amazonas
Este texto tú leer debes
¿Cómo hablaría Yoda en xavante? Con seguridad, si hablara como lo hace en inglés o español, el “efecto yoda” que provocan sus palabras no sería el mismo. Sucede que en xavante, como en otras lenguas amazónicas, el orden natural de las palabras es el de objeto-sujeto-verbo, que es también el orden de palabras que utiliza […]
“Llegué hecho una sopa”
Los platillos en el habla
A manera de complemento al apunte que sobre ingredientes se publicó aquí en junio pasado, nos ocupamos ahora de los platillos propiamente dichos. Retomamos, para abrir el apetito, unas cuantas expresiones de aquel a fin de introducir otros términos y locuciones. Alguien omnipresente es “ajonjolí de todos los moles” y se lo ve “hasta en […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (226.922)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (129.158)
...

La distribución del ingreso en México (121.227)
...

Los grandes problemas actuales de México (121.025)
...

Perfil demográfico de México (72.212)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores