Mircoles, 11 Diciembre 2019
Artículos relacionados
Porque ayudar a crear empleos es una forma de vivir
Este País | Lo Que Sí Podemos Hacer | Alejandro Cuervo G. | 01.02.2015 | 0 Comentarios

©iStockphoto.com/mindscanner

Este texto muestra cómo una empresa, más allá de la generación de empleos, puede tener un impacto positivo en la sociedad donde se inscribe sin dejar por ello de ser exitosa.

¿Existen empresas que conecten la educación universitaria dirigida a personas de escasos recursos con la solución de problemas de salud pública, buscando a la vez generar empleos y ser rentables? ¿Es posible vincular todos estos elementos? La respuesta es . Esto es a lo que nos dedicamos cada día y es nuestra manera de hacer ciudadanía. Más aún, ayudar se ha convertido en nuestra forma de vivir.

Este tipo de esfuerzos ha sido catalogado en el rubro de innovación social. Son modelos donde confluyen dos fuerzas muy poderosas: la conciencia social, que busca cubrir necesidades de las clases socioeconómicas menos favorecidas, y el empuje empresarial, que busca generar rendimientos justos para asegurar la sustentabilidad de esos proyectos. Ejemplos hay muchos en industrias diversas: microfinanzas, salud, energía y telecomunicaciones, por nombrar algunos. Nosotros nos hemos enfocado en la educación.

Soy una persona afortunada por el entorno en el que mis padres me educaron. Estudié en una buena universidad y realicé intercambios académicos y prácticas profesionales dentro y fuera del país. Además, viví 20 años un piso arriba, literalmente, de un centro de rehabilitación, pues mi padre es médico con esta especialidad.

Después de algunos intentos fallidos de negocios, en 2007 comenzamos a darle forma a la idea de brindar educación especializada a estudiantes de escasos recursos, buscando ofrecer las mismas oportunidades que en su momento mis padres me brindaron. De esta manera, fundamos el Instituto Profesional en Terapias y Humanidades (IPETH) en Puebla, una universidad enfocada en fisioterapia que actualmente cuenta con más de 2 mil 200 estudiantes, incluyendo también sus nuevos campus en la Ciudad de México y Guatemala.

El IPETH ofrece un servicio educativo de bajo costo para los estudiantes que cursan la carrera de cuatro años y medio en rehabilitación. Esta se caracteriza por su excelencia académica, sustentada en la calidad de sus profesores (nacionales y extranjeros), con un plan innovador de estudios teórico-práctico que incluye más de dos mil horas de trabajo con pacientes a lo largo del programa, y un centro de rehabilitación dentro del campus en el que se atiende diariamente a 120 personas de escasos recursos. Las instalaciones son especializadas y se integran a una red de centros de rehabilitación y universidades en Estados Unidos, Sudamérica y Europa, de tal forma que los estudiantes puedan tener la oportunidad de “vivir la experiencia” que en algún momento yo mismo tuve.

Los desafíos que enfrenta México en materia de educación, discapacidad y empleo son asuntos que hemos tratado de atender y satisfacer para así contribuir a construir un mejor país. ¿Cómo cuantificar el tamaño de este desafío? En nuestro país, 10% de la población tiene algún tipo de discapacidad. Por otro lado, el mercado laboral es capaz de absorber únicamente a 40% de los estudiantes que terminan la educación media superior. Estos graduados, en su mayoría, no ejercen la profesión para la que estudiaron, lo que genera un nivel de desempleo creciente. Este es el reto que enfrentamos cada día y buscamos superar dentro de la industria de la rehabilitación.

La misión de IPETH también abarca la creación de fuentes de trabajo, de tal forma que al egresar del programa los estudiantes puedan incorporarse de manera rápida y oportuna al mercado laboral. De los 500 egresados hasta a la fecha, el 90% tiene hoy empleos bien remunerados en hospitales y clínicas de todo el país. Los egresados ayudan a otras personas que requieren algún tipo de rehabilitación a mejorar su calidad de vida, y esto se convierte en un círculo virtuoso que, como emprendedores, permite alcanzar nuestros objetivos empresariales y al mismo tiempo contribuir a formar mejores ciudadanos mediante un efecto multiplicador.

Formas de hacer ciudadanía hay muchas y no debemos olvidar que generar empleos es una muy poderosa. Estamos convencidos de que los problemas a los que nos enfrentamos cada día representan una enorme oportunidad que podemos capitalizar en productos y servicios que ayuden a construir un mejor país. Más allá del modelo de IPETH, consideramos que lo que sí podemos hacer es mantener la mente abierta sobre lo que pasa a nuestro alrededor y aprovechar nuestra formación y experiencia para plantear nuevas formas de resolver los problemas y necesidades que enfrentamos como sociedad en México. La que nosotros hemos escogido es ayudar a crear fuentes de trabajo a través de la innovación social centrada en la educación.  

______

ALEJANDRO CUERVO G. es director general y fundador de IPETH.

Dejar un comentario



De estudiantes indignados a ciudadanos comprometidos
Desde la academia también se hace ciudadanía. Sobre todo cuando la investigación y el magisterio se traducen en propuestas y el trabajo de campo amplía la comprensión de los problemas. Recibí en la familia, como muchos de mi generación, una certeza que con el tiempo se tornó en convicción: la responsabilidad social, más que una […]
Yo soy yo: la importancia de la autodeterminación sobre la propia identidad sexogenérica
La naturalización que existe entre sexo y género en el imaginario colectivo afecta a una parte de la población que asume que estos no corresponden en su propio ser de la manera en que la sociedad los vincula, afectando su derecho humano a la identidad. La cultura de los derechos humanos nos obliga a replantearnos […]
Las Cortes de Estados Unidos: un campo de batalla
Durante años recientes, el politólogo estadounidense Francis Fukuyama, una estrella en su ámbito desde la publicación de El fin de la historia y el último hombre, en 1992, ha dirigido sus atenciones hacia un nuevo blanco: el supuesto declive en la función de las instituciones políticas dentro de su propio país. En el artículo en […]
Educación integral de las sexualidades: un derecho humano
Existe una pugna por parte de distintas fuerzas conservadoras para que el Estado y la sociedad incumplan sus compromisos de tutelar el derecho humano a la educación de las sexualidades. Es importante revisar los fundamentos de esta desde distintos ángulos e indagar en el origen de los prejuicios sobre los que se construye la oposición […]
Adiós al espíritu continental europeo
El logro geopolítico más grande del siglo XX es un tema debatible pero para su bloguero nada supera la consolidación de la paz entre los poderes principales de Europa, primero en el Occidente y, luego, por casi todo el continente. Las luchas por la dominancia que durante siglos habían desatado guerras terribles y derramado sangre […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (233.030)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (147.007)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (132.896)
...

La distribución del ingreso en México (128.253)
...

Perfil demográfico de México (75.727)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores