Jueves, 14 Noviembre 2019
Artículos relacionados
Un hombre elegante
Cuento | Cultura | Galaxia Gutenberg | Rodolfo Omar Montero | 15.07.2011 | 6 Comentarios

Discreción, geometría, elegancia y calma.
“Café kubista”, Enrique Vila-Matas

Hoy amanecí con una extraña pero genuina convicción de convertirme en un hombre
elegante.

Empezaré potenciando mis cualidades físicas. Acentuaré mi aire melancólico y aprovecharé mi delgadez como prueba categórica de mi diferencia con los demás mexicanos. La diferencia será distinción; la distinción, elegancia sistémica.

Arquearé mi ojo derecho en un gesto que vuelva insondable mi mirada, mezcla salvaje
de sangres de Andalucía y Veracruz. Ajustaré mi abrigo y el cuello de mi camisa cuantas veces sea necesario, con denuedo, en una demostración superflua pero deponente de mi seguridad, de mi maciza y bien cohesionada personalidad, de mi bien proporcionada templanza. Ante cualquier deslumbrante e histérica pregunta de mi mujer, contestaré magnánimo e indulgente no pasa nada querida, lo solucionaremos con toda la gravedad de una escena cinematográfica imaginaria en la que antes del grito action el viejo Clint Eastwood me dice go ahead, make my day.

Seré cordial en el bus y daré un buen día sencillo pero bien modulado al conductor. Sonreiré amablemente frente a la imbecilidad de mi jefe, aunque fraguaré severos escarmientos en su contra. El sábado próximo, en la reunión con mis amigos de toda la vida —poco elegantes, hay que decirlo— diré con pulcro decoro y sistemática dignidad salud después de explicar cómo se fabrica la bebida que degustamos y de que con atávico y sin igual paladeo pronuncie, en sereno francés, el nombre de la ciudad que la patenta. Será tal la música de esa palabra que sólo tendrá parangón con el suave y tímido tintineo de los hielos en mis incisivos.

Ahora mismo me llevo un cigarrillo a la boca con una sensualidad que si bien no inventé yo, soy de los pocos que la transmiten en ondas imperceptibles a través del aire.

Por fin llega Manolito, impuntual y groseramente vestido. ¿Cuál habrá de ser mi saludo? Sin duda una disculpa sincera y un apretón de manos meritorios de mi buen tono.

–Buenos días…
–¡No repares Manolito! No te preocupes, ocupé el tiempo en algunas reflexiones.
–¿Oiga, desde cuándo fuma? Además aquí no puede encender su cigarro.
–Cómo que desde cuándo, Manolito, ¿no recuerdas esas largas caminatas por el bosque de Tlalpan donde, a hurtadillas, encendimos nuestros primeros pitillos, donde hablábamos de poesía e intentábamos imaginar el espantoso cautiverio de Cervantes?
–No me llame Manolito, soy el doctor Mendoza y nunca he dado largas caminatas por el bosque de Tlalpan.

Irritado por toda esta inesperada necedad, por este río de indecencia, abandono a Manolito, con compostura pero cubriéndolo con una mirada que revienta de conmiseración. No deseo que estropee mis proyectos y menos que me contagie algo de su apatía, de su abandono personal.

Luego de anudarme al cuello un bello foulard de seda, opto por dar un paseo, por contemplar con decidida calma la caída ininterrumpida y serena de la nieve, el blanquísimo espectáculo dejado por ella en las calles de la Ciudad de México, puro y blanco como el sendero de la demencia, de la memoria perdida. Opto por contemplar su rúbrica transparente, por contemplar con discreción y con dicha todo su insistente optimismo antes de que la muy casquivana se entregue, apasionada, al negro e imperfecto pavimento de alguna otra ciudad.

___________________________
RODOLFO OMAR MONTERO (Ciudad de México, 1978) es narrador y editor.

6 Respuestas para “Un hombre elegante
  1. Ignacio OM dice:

    !Felicidades por tu texto Omar, y bienvenido a la revista!

  2. Taizet Hernández dice:

    Hola Omar, me encantó.
    Slds¡¡

  3. Luis (Lucas) dice:

    Gracias a Enrique Orozco que nos compartió este link, tuve la oportunidad de leer estas líneas geniales y generadoras de sonrisas. ¡¡¡ Seguiré más de cerca tus publicaciones, para saber más de la vida de aquel Manolito!!!

    Te mando un abrazo

    Lucas

  4. Sylvia Casarrubias dice:

    Omar: ¡me encantó! como todo lo que me has permitido leer de tus escritos. Ojalá pronto me compartas algo mas.

  5. luisa Beirana dice:

    Hola Omar , es genial, felicidades .
    mañana nos vemos.
    Luisa

  6. Daniel dice:

    Me agradó el trato que le diste a la parte de la conclusión pero sobre todo la iniciativa de querer ser alguien diferente por lo menos en un día.

Dejar un comentario



El desayuno comienza en una media res
—Como a las doce están listos los chicharrones— gritaron desde el patio que separa la casa y la entrada trasera de la tienda de mi abuelo. Solemos comer de inmediato los platillos calientes. La comida fría abisma al cuerpo en un asco en el que no se quiere detener, como las personas que se dicen […]
Breve historia de un instante decisivo
  Escucha el texto en voz de su autor   A Gerardo Guzmán Montoya I A los treinta años de edad y con varios de experiencia de trabajo en periódicos, Therese Frare decide regresar a la universidad para graduarse como periodista. La vida universitaria le devuelve algo de la energía creativa malversada en la rutina […]
El fiasco de la movilidad en la Ciudad de México
El sistema de transporte de una de las ciudades más grandes del mundo es también uno de los más problemáticos. La improvisación, la discrecionalidad de las autoridades y las facilidades que se dieron para el uso del automóvil han complicado la modernización de la red y el proceso de cambio en la cultura de la […]
El renacer del Centro Histórico
Hace cerca de un mes platicaba con mi madre sobre la vida cultural nocturna del Centro Histórico de la Ciudad de México y de pronto me cayó el “veinte” de cómo he vivido e incluso he puesto mi granito de arena para la recuperación de esta zona como un espacio público urbano. En estos días […]
Beatriz Espejo, cuentista magistral
En un mercado editorial cada vez más competido, en el que predomina la intención de vender tantos ejemplares como sea posible en lugar de promover la creación literaria y la lectura, el autor nos alumbra el sendero para adentrarnos en una de las obras de la literatura mexicana más sólidas y mejor logradas: la de […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (231.330)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (140.410)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (131.716)
...

La distribución del ingreso en México (126.568)
...

Perfil demográfico de México (75.129)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores