Mircoles, 08 Julio 2020
Artículos relacionados
Dos poemas: Mar de la infancia. El piedraojo
Cultura | Este País | Juan Domingo Argüelles | 01.06.2013 | 2 Comentarios

Mar de la infancia

Escucha el poema en voz del autor aquí:

Mar de la Infancia en voz del autor-Juan Domingo Argüelles

Para Adela Argüelles Aguilar,
mi querida madre.

Waves_mediterranean_sea

Ancho mar de la infancia,
ancho como el dolor y la distancia
que separan mi errar y mi vagancia
de la tierra nativa;
ancho como el vaivén olas arriba
que nos lleva y nos trae a la deriva.
Ancho mar que comienza
interminablemente su defensa:
trinchera de la sal: arena inmensa
donde el sol se derrama
y resplandece dulce en cada rama
del manglar que se vuelve miel y flama.
Ancho mar bajo un cielo
azul y frágil como un desconsuelo
a punto del vapor y del deshielo.
Ancho mar que me nombra
cuando junto a sus olas veo mi sombra
proyectada en su verde sed de alfombra.
Ancho mar como el viaje
que emprendí como un rito de pasaje
llevando solo el mar por equipaje.
Ancho mar que veía
impaciente o sereno en su bahía
y que nunca ha olvidado el alma mía.
Ancho mar que regresa
una vez y otra vez: termina, empieza,
y siempre recomienza su proeza.
Ancho mar, ancho nido
que dotó a mi existencia de sentido
y me prohibió la afrenta del olvido.

Chetumal, 18 de noviembre de 2011.

:::::::::::

El piedraojo

Escucha el poema en voz del autor aquí:

El Piedraojo-Juan Domingo Arguelles

Para mi padre:
Antonio Domingo Espinosa.

En un frasco de vidrio lleno de arena
mi padre guardaba el piedraojo.
No era uno, en realidad. En esa playa encarcelada
había quince o quizá veinte
de distinto tamaño, pálidos unos,
tornasolados otros. Con cierta ceremonia,
con ritual esmerado, mágico y prodigioso,
mi padre abría el frasco y sacaba uno,
lo ponía en la palma de su mano, lo observaba
contra la luz del sol, lo limpiaba de sombras
y de arenas, me levantaba el párpado
y debajo de él ponía a caminar al piedraojo.

La basura invisible, la partícula ínfima
que el pañuelo o los dedos no encontraban,
el piedraojo las devoraba en un instante.
Caracola brevísima, el piedraojo
fue el zahir de mi infancia. Era un objeto vivo,
de ahí que no pudiera prescindir de la arena.

Ni la gente más culta, ni la más erudita,
conoce el piedraojo. Cuando se los describo, dicen
no haber visto algo igual ni entre sus fantasías.
Pero este objeto mágico existe y está vivo.
De su cárcel de arena sale de vez en cuando
y nos limpia los ojos y le da más fulgor a la mirada.  ~

Ciudad de México, 16 de abril de 2011.

2 Respuestas para “Dos poemas: Mar de la infancia. El piedraojo
  1. Fatima domingo dice:

    Excelentes poemas.bellisimo el del piedraojo. felicidades por tu creatividad, que dios te siga iluminando y conservando con salud. Bendiciones

  2. Amada Guadalupepelaka dice:

    EXCELENTES.TE AMAMOS.

Dejar un comentario



Estrella del Valle: el fuego y el vértigo
Estrella del Valle, La selva afuera: Antología personal, Universidad Popular Autónoma de Veracruz, México, 2014. Bajo la luna de Aholiba fue el primer libro de Estrella del Valle. Me tocó publicarlo en 1998. La autora inició así su travesía poética en la que después seguirían Fábula para los cuervos (2001), La cortesana de Dannan (2002), […]
Poemas de Alberto Vital
Uno más de mis amigos ¿Por qué no puedo ser mi amigo? ¿Por qué no puedo invitarme una cerveza cada vez que quiera, cada vez que me ponga de acuerdo con mi persona? ¿Por qué tengo que vivir conmigo cada hora? Me gustan los saludos y las despedidas. Los saludos son una mañana en la […]
Poemas de Ricardo Pozas Horcasitas
    ____________________________ *****__________________________     _____________________ Sociólogo, estudioso de lo latinoamericano, RICARDO POZAS HORCASITAS (Ciudad de México, 1948) es también poeta. Su trabajo literario ha aparecido en publicaciones como la Revista de la Universidad de México, el Periódico de Poesía, Fractal, Sibila e Hispamérica. Es autor de los poemarios Litoral del viento (UNAM, 1996, […]
Los veinte minutos: estándares, spots y simulacros de la lectura en México
Una clase política que no lee, ¿puede creer en la lectura como una actividad provechosa y en la importancia de promoverla? La más reciente campaña de fomento a la lectura, como la mayoría de las anteriores, demuestra tajantemente que no. Hace cuatro años y medio, el 27 de agosto de 2010, en el último tercio […]
Cultura 113, febrero de 2015
En cultura, José María Martínez nos comparte su luminosa obra y reproducimos el discurso de Eraclio Zepeda al recibir la Medalla Belisario Domínguez.
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (243.496)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (207.852)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.061)
...

La distribución del ingreso en México (139.013)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (85.510)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores