Sbado, 04 Julio 2020
Artículos relacionados
Transgénicos: Un golpe para nuestra soberanía alimentaria
Cambio Climático | Este País | Aleira Lara | 29.11.2010 | 2 Comentarios

Más falso que la promesa de que los cultivos transgénicos representan la solución a los problemas de la agricultura en el mundo, es que este tipo de cultivos no representan ninguna amenaza al medio ambiente y la soberanía alimentaria de nuestro país.

mapa_maiz_mexico_235

Razas de maíz en cada uno de los estados de la República Mexicana

Se ha demostrado que los cultivos transgénicos dañan seriamente la biodiversidad y la agricultura ecológica, al tiempo que representan una fuerte amenaza para la salud humana. Son el máximo exponente  del modelo de agricultura industrial; han  experimentado rendimientos más bajos y han fallado  bajo fluctuaciones extremas de temperatura. Por todo ello, lejos de ser una alternativa, los  transgénicos representan un serio riesgo.

México es centro de origen y diversidad genética  del maíz. Contamos con 59 razas y miles de variedades,  las cuales nos brindan la capacidad de sembrarlo  en cualquier condición agronómica y convierten a este  cereal en nuestro principal alimento.

A pesar de esto e ignorando la evidencia científica,  así como el llamado de ciudadanos, académicos,  investigadores y productores de todo el país  para preservar el maíz mexicano, la Secretaría de  Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)  y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo  Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) abrieron  la puerta de campos de Sinaloa, Sonora, Chihuahua  y Tamaulipas —estados que albergan 31 de  las 59 razas de maíz que existen en México— para  que las empresas de biotecnología Monsanto, Pioneer  y Dow AgroScience lleven a cabo experimentos  con semillas transgénicas, lo cual representa la  primera fase para llegar a la siembra comercial y la  introducción total de este tipo de cultivos a nuestra  agricultura.

Aunque los titulares de la SEMARNAT y la SAGARPA  han asegurado que no obedecen a las presiones de  la industria de la biotecnología, la realidad es que  dichas dependencias han acelerado la expedición  de permisos a las empresas para que experimenten  con semillas transgénicas a riesgo de que se contaminen  campos de maíz mexicano.

La amenaza de la contaminación

Aun cuando no estaba permitida la liberación al  medio ambiente de maíz transgénico, nuestro país  se ubicó hasta el año 2008 en el segundo lugar con  más casos de contaminación y en el octavo lugar a  nivel mundial.1 De acuerdo con la nueva evidencia científica presentada  en el estudio “Centro de origen y diversificación  del maíz”, 2; editado por la Comisión Nacional  para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), es posible determinar centros de origen del  maíz en cuatro regiones del país, incluyendo el norte  de la República. Ante estos elementos, los investigadores  que participaron en el estudio advierten sobre  el riesgo de permitir las siembras en esas regiones y  recomiendan restablecer la moratoria a las siembras  experimentales de maíz transgénico. Los estudios  muestran que en nuestro país no es posible la coexistencia  de maíz transgénico y maíz nativo.

En el estudio de la CONABIO, los estados del norte  propuestos para siembra de maíz transgénico  cuentan con una gran diversidad de maíces nativos;  incluso podría considerarse a Chihuahua y Jalisco  como centros de origen.

En el Cuadro 1 se muestra que las solicitudes de  siembra autorizadas coinciden con las presencia de  variedades nativas de gran importancia para nuestro  país, como alertan los científicos.

Cuadro 1

Estado Razas catalogadas de Maíz
Chihuahua Tuxpeño, Celaya, Cónico, Cónico Norteño, Chalqueño, Tabloncillo, Reventador, Tabloncillo Perla, Bolita, Maíz Dulce, Harinoso de Ocho, Palomero, San Juan, Dulcillo del Noroeste, Tuxpeño Norteño, Azul, Lady Finger, Blandito, Cristalino de Chihuahua, Gordo, Tehua, Apachito, Maizón
Sinaloa Tuxpeño, Tabloncillo, Reventador, Tabloncillo Perla, Maíz Dulce, Harinoso de Ocho, San Juan, Dulcillo del Noroeste, Blandito de Sonora, Lady Finger, Onaveño, Chapalote, Harinoso
Sonora Tuxpeño, Tabloncillo, Reventador, Tabloncillo Perla, Nal-Tel, Harinoso de Ocho, San Juan, Dulcillo del Noroeste, Blandito de Sonora, Lady Finger, Onaveño, Chapalote
Tamaulipas Tuxpeño, Dzit-Bacal, Carmen

Además de la pérdida de la diversidad de maíces  mexicanos, la contaminación transgénica hará cada  vez más vulnerables y dependientes de las empresas  transnacionales a los productores —de los  cuales 80% son campesinos e indígenas—, ya que  no existen recursos legales que los protejan frente a  inminentes casos de contaminación transgénica.  Las empresas trasnacionales no asumen su responsabilidad  y, peor aun, se lanzan a la caza de multas  millonarias contra los productores.

En 1998 Monsanto, una de las empresas biotecnológicas  más poderosas del mundo, acusó al agricultor Percy Schmeiser de usar su semilla de canola  genéticamente modificada sin que mediara el pago de regalías correspondiente.

¿Transgénicos amigables  con el medio ambiente?

En contraste con los argumentos de las empresas,  los cultivos transgénicos implican peligros para el  medio ambiente y la agricultura, como el incremento  del uso de agrotóxicos, la contaminación  genética y del suelo, la pérdida de biodiversidad, el  desarrollo de resistencia en insectos y “malas hierbas”  y efectos no deseados en otros organismos,  como las mariposas monarca. Los efectos sobre los  ecosistemas son irreversibles e imprevisibles.

¿Y la salud?

Los riesgos sanitarios a largo plazo del consumo de  transgénicos que contaminan la red alimentaria de  humanos o de animales cuyos productos consumimos,  no se están evaluando correctamente y su alcance  sigue siendo desconocido.

Nadie garantiza que el consumo de transgénicos sea seguro en el mediano y largo plazos para la salud  de los consumidores. Varios estudios de laboratorio muestran claramente que el consumo de transgénicos conlleva serios riesgos para la salud humana: la alteración o inestabilidad de los genes puede llevar a la producción de nuevas toxinas3 y causar alergias4 y resistencia a antibióticos, e incluso hay estudios que sugieren que el consumo de transgénicos puede alterar la fertilidad de los consumidores.  5

Monsanto, la empresa que detenta 90% de las  patentes de semillas transgénicas a nivel global, ha  acumulado un expediente oscuro de ocultamiento  de información que evidencia los riesgos  para la salud pública de sus productos.

Desde el agente naranja utilizado en  la guerra de Vietnam, Monsanto oculta  información clave y, peor aun, pretende  hacer creer a la gente que es una empresa  socialmente responsable. El agente  naranja producido por la empresa desde  la década de los setenta aún sigue cobrando  víctimas. Ciento cincuenta mil  niños padecen hoy malformaciones debidas  a la dioxina de este agente y 800 mil personas  están todavía enfermas.6

¿Transgénicos contra el hambre en el mundo?

La producción de organismos genéticamente modificados refuerza el control de la alimentación  mundial por parte de unas pocas empresas multinacionales. Los países que han adoptado masivamente  el uso de cultivos transgénicos son claros ejemplos de una agricultura no sustentable. En Argentina,  la entrada masiva de soya transgénica exacerbó la crisis de la agricultura con un alarmante  incremento de la destrucción de sus bosques  primarios, el desplazamiento de campesinos  y trabajadores rurales, un aumento en el uso de  herbicidas y una grave sustitución de la producción  de alimentos para consumo local.

Una mentira bastante difundida por nuestro gobierno  y las empresas es que la reciente autorización  de experimentos con maíz transgénico en  nuestro país busca incrementar rendimientos,  cuando se ha demostrado que las dos variedades  de maíz transgénico aprobadas para sembrarse en  México no solucionan los problemas de la agricultura.  Son variedades obsoletas, diseñadas para los  agricultores industriales. De acuerdo con los registros  de 20 años de experimentación y 13 años de  comercialización en Estados Unidos —principal  productor de maíz en el mundo— los rendimientos  de las cosechas únicamente aumentaron en  0.2 y 0.3%, lo cual no es redituable para los productores  si consideramos que un cultivo transgénico  es hasta diez veces más caro que uno  convencional.

La solución al hambre está en el desarrollo de  tecnologías sustentables, social y ambientalmente justas; el acceso a los alimentos y el empleo de técnicas como la agricultura ecológica. La industria de los transgénicos utiliza su poder comercial y su influencia política para desviar los  recursos financieros que requieren las verdaderas soluciones, como la tecnificación del campo con sistemas de riego, el acceso a maquinaria y la investigación  del potencial de nuestras variedades nativas.

Si bien la ingeniería genética brinda grandes oportunidades para entender mejor la naturaleza y para la investigación, esto no justifica que se quiera convertir el medio ambiente y el alimento de los mexicanos en un gigantesco experimento con intereses comerciales.

__________________________________________

  1. http://www.gmcontaminationregister.org/, 21 de noviembre  de 2009.
  2. Takeo Ángel Kato Yamakake, et al, Origen y diversificación  del maíz: una revisión analítica, Universidad Nacional Autónoma  de México, Comisión Nacional para el Conocimiento  y Uso de la Biodiversidad, México, D.F., 2009.
  3. FAO/WHO, “Evaluation of Allergenicity of Genetically  Modified Foods. Report of a Joint FAO/WHO Expert Consultation  on Allergenicity of Foods Derived from Biotechnology”,  http://www.fao.org/es/ESN/food/pdf/allergygm.pdf, del 22 al 25 de enero 2001.
  4. EPA Scientific Advisory Panel, “Bt Plant-Pesticides Risk  and Benefits Assessments”, http://www.epa.gov/scipoly-  /sap/2000/october/octoberfinal.pdf
  5. www.criigen.org, marzo de 2001.
  6. Monique Robin, El mundo según Monsanto, Península,  Madrid, 2008.
2 Respuestas para “Transgénicos: Un golpe para nuestra soberanía alimentaria”
  1. Fahp dice:

    Hola, yo soy estudiante de la ingeniería en agronomía y me parece absurdo que la gente utilize productos geneticamente alterados o transgénicos que son un detonante a una crisis ecologica no solo nacional sino mundial ya que alterar su composicion los animales empezaran a perecer habra más extinciones y asu vez no mejorarán el campo al contrario lo destruirán, envenerarán y pasaremos hambruna todos

  2. Federico Berrón dice:

    Los transgénicos son a la alimentación y la vida rural, lo que el petróleo al transporte. El petróleo nos ha dejado el cambio climático global, una economía centrada en el automóvil. Los transgénicos nos dejarán un agua y ambiente envenenados con herbicidas, enfermedades y monsanto power rodeada de pobres.

    Las personas que quieran expresar su oposición a los transgénicos, los esperamos el domingo 6 de mayo en las zonas arqueológicas de Yucatán.

Dejar un comentario



De mariposas y zumbidos
El sendero ascendía zigzagueando entre los oyameles, cuyos troncos estaban cubiertos por el polvo levantado a su paso por las mulas y caminantes de jornadas anteriores, otorgando al bosque una apariencia casi monocromática. El canto del jilguero resonaba entre las barrancas, con su dejo melancólico, y aunque ya había amanecido, el sol todavía no pegaba […]
La unidad del botón
Supongamos que te ofrecen un millón de pesos por apretar un botón. ¿Lo presionarías? ¿Y si te dijeran que al hacerlo, alguien a quien no conoces, morirá? ¿Qué harías? Porque de eso trata una de las historias más conocidas de Richard Matheson, escritor y guionista norteamericano que murió hace pocos días, autor de novelas como […]
El derecho negado a aprender y a enseñar otro idioma
Como explica Elisa Ramírez en el libro La educación indígena en México, lo que nombramos como “educación indígena” siempre se ha referido a aquello que se considera que los indígenas debemos saber, aquello que se ha diseñado para educarnos; por el contrario “educación indígena” nunca se usa para referirse al sistema o enseñanza que hemos […]
Rebelión en la granja
Greenpeace es una organización controvertida. Este artículo repasa algunos aspectos de la historia y la actividad de este movimiento internacional y señala que la defensa de la naturaleza pasa por alto a veces las necesidades de los grupos más desfavorecidos y los aciertos del desarrollo científico. Hace 40 años, cuando la rebeldía de los movimientos […]
El poder transformador de la genómica en la economía global
Al inicio del siglo XXI, el Proyecto del Genoma Humano permitió conocer el texto completo de lo que algunos llaman el libro de la vida. Hoy se calcula que por cada dólar invertido ha habido un rendimiento de 141 dólares (la inversión fue de cerca de usd 10 mil millones). La genómica, orientada inicialmente al […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (243.409)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (207.358)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (140.008)
...

La distribución del ingreso en México (138.935)
...

La economía mexicana del siglo xx: entre milagros y crisis (85.412)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores