Viernes, 06 Diciembre 2019
Artículos relacionados
Contra la reforma energética, la consulta popular
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 14.10.2013 | 1 Comentario

PatrickCorcoran

06-octubre-2013.-AMLO-Ciudad-de-México-791

Una de las apuestas del PRD contra la reforma energética es una consulta popular. El llamado para una consulta fue lanzado hace unos días por López Obrador (¿quién más?), y ha ganado el apoyo de Marcelo Ebrard, Jesús Zambrano, y unos cuantos más.

Esto no es una sorpresa; desde hace tiempo el PRD depende de la consulta popular como una táctica política, sea para legitimar una posición suya o para perjudicar la de su oposición. El partido recurrió a un referendo en 2008 para mostrar su desaprobación para aquella reforma energética, y otra vez en 2011 para respaldar una alianza electoral con el PAN en los comicios del estado de México. Y ahora sería una buena apuesta; las encuestas le dan una ventaja amplia a los que apoyan la prohibición de capital extranjero en la industria petrolera, así que cualquier apertura de la industria quedaría desprestigiada.

Enrique Peña Nieto ha dicho claramente que no le interesa condicionar su propuesta petrolera a una consulta popular. Por las mismas razones explicadas arriba —bueno, las mismas pero al revés— es una buena apuesta: es una consulta que perdería.

Sería fácil criticar a Peña Nieto por ignorar al público, por cínicamente poner su agenda y sus intereses políticos delante de los deseos de sus votantes. Hay algo de lógica en esto, y no es una crítica completamente injusta.

Sin embargo, mi simpatía está con el presidente en este caso. Cuando se trata de los referendos, es importante reconocer que hay situaciones en que una consulta es válida, y otras en que no. Los casos más aptos para una consulta popular son los que ofrecen una elección binaria entre dos opciones bien definidas. El ejemplo más relevante es el plebiscito chileno de 1988 para ratificar o no a Pinochet en el poder por ocho años más. Los votantes escogieron entre “sí” y “no”; una decisión más clara no puede haber. (Gracias a Dios y a los mismos chilenos, los “no” ganaron.) Más aún, fue una decisión sobre la naturaleza fundamental del país, entre un futuro autoritario o un futuro democrático. Es decir, una decisión en que todo chileno tenía el derecho de participar.

Por más que los de la izquierda mexicana quieren provocar el mismo espíritu de libertad y de defensa del pueblo, la de hoy no es una situación comparable. El sistema mexicano no está en juego, y seguirá siendo una democracia con o sin un mayor papel de Statoil o Petrobras en México. No es una cuestión del espíritu fundamental del país; más bien, es un asunto tecnocrático.

Además, cualquier consulta tendría que simplificar un sinfín de opciones complicadísimas a apenas dos alternativas sencillas. Lo determinante de una política petrolera no cabe en un lema; como dicen en Estados Unidos, el diablo está en los detalles. Como comenté hace unas semanas en este espacio, es un grave error pensar que la elección es entre privatizar o no, y además “privatizar” puede significar 10 mil cosas distintas, dependiendo de quién utiliza la frase. Inevitablemente el debate en una consulta quedaría distorsionado, de tal modo que los votantes en la consulta estarían eligiendo entre opciones que tendrían poco que ver con la realidad.

En cambio, el “sí” y “no” en Chile reflejaban fielmente las opciones reales del electorado chileno. El plebiscito no distorsionó nada.

Aunque haya cierto gusto en darle el poder directamente al pueblo para tomar todas las decisiones que quiera, es impráctico gobernar así. Para confirmarlo, nada más habría que prestar un poco de atención a California, donde la situación fiscal del gobierno estatal es permanentemente brutal. Una gran parte del problema es el sistema de “iniciativas de la boleta”, que ha impuesto niveles mínimos del gasto en algunos ámbitos (como la educación) pero que a la vez complica los esfuerzos para subir los impuestos para pagar lo obligado. Es decir, se ha creado un nudo fiscal mientras se ha limitado las herramientas de los gobernantes para desatarlo. Es un relajo horrible, y gracias a ello, las cuentas del gobierno estatal se escriben con tinta roja.

La idea de otorgar el poder directo al pueblo puede sonar admirable, pero es innecesario. Colectivamente los ciudadanos ya ejercen mucho control sobre las políticas que imponen sus gobiernos, principalmente a través de las elecciones. Los oficiales elegidos bien saben los riesgos de ignorar los deseos del público, y la verdad es que son altamente responsivos a la opinión pública.

En fin, la consulta es una herramienta de utilidad limitada, que es apto solamente en ciertas circunstancias. La reforma petrolera en México no es una de ellas.

Fotografía tomada de http://www.amlo.org.mx/

Una respuesta para “Contra la reforma energética, la consulta popular
  1. sinrostroysinnombre dice:

    Hola, les comparto este breve poema sobre lo que está pasando y está por pasar si no nos unimos y hacemos algo. Si resuena en ustedes, por favor, siéntanse con la libertad de usarlo y compartirlo

    SANGRE NEGRA

    ¿Qué hacemos Don Lázaro?

    En la tierra,
    un tajo recto abrieron
    en su pecho pétreo
    indefenso

    La mano:
    la codicia del deseo
    La daga:
    el beso frio de la vendimia

    Y danza,
    suave en tu nuevo escrito y nombre
    Danza
    sobre nuestros rostros
    que son piso

    Voz tranquila
    que susurra y no se alza
    nunca contra nada,
    pues de la herida
    por la daga
    brota sangre

    Sangre negra
    de mi Tierra
    si era mía

    Sangre negra
    que es espesa
    me lastima

    Manantial de un hedor
    que se vende
    por Sangre negra que se unta
    entre los pobres

    Brazo-herida
    mortal
    que mana de esas venas

    Una sangre que era tierra
    mala herida

    Sangre negra,
    es mi tierra,
    que se llevan

  2. José Angel Miramontes dice:

    Sería bueno que le dieras una leidita a la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, especificamente el artículo 35 constitucional. Ahí se establece los términos en que un tema de mucha trascendencia para la vida nacional, puede ser sometido a consulta popular y sus términos que lo facultan. Hay que ser serios en lo que se escribe, Sr. Corcoran, de lo contrario se corre el riesgo de convertirse en matraquero del gobierno peñanietista. Saludos.

Dejar un comentario



Los lastres del nacionalismo
Los discursos y los grandes actos políticos, las expropiaciones y la defensa del patrimonio contribuyen al afloramiento de sentimientos nacionalistas, pero no se traducen necesariamente en una mayor eficiencia energética. Hoy, más que exaltar, es imperativo exigir que los recursos se utilicen de manera racional y responsable. Nacionalismo 1. m. Apego de los naturales de […]
Un sector energético en competencia: el reto de la implementación
Al cierre de esta edición, se vislumbra el fin del largo y complicado proceso que ha dado lugar a un nuevo marco legislativo en materia energética. De cara a la implementación de estas leyes, no sobra recordar los objetivos que conviene perseguir con el fin de reactivar la industria energética.  En el Instituto Mexicano para […]
Pemex, el CO2 y la responsabilidad ambiental
México está en el proceso de crear un nuevo marco legal e institucional en materia energética que, entre otras modificaciones, transforma el esquema en que operan las dos empresas estatales responsables de la producción de energía en el país: Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Este esquema se denomina “Empresa Productiva […]
El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Maxu’nk: Duérmase mi niño, duérmaseme ya Canciones de cuna en las lenguas del mundo
En algunas comunidades mixes se cree que los recién nacidos traen consigo un torta lingüística bajo el brazo: entienden una lengua universal que después se irá puliendo con las palabras de los adultos hasta sacar de ella un diamante prístino: el ayuujk. En sueños, algunas veces podemos recordar esa lengua universal con la que nacemos […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (232.804)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Los grandes problemas actuales de México (146.135)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (132.729)
...

La distribución del ingreso en México (128.057)
...

Perfil demográfico de México (75.617)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores