Mircoles, 18 Septiembre 2019
Artículos relacionados
Paul McCarthy me da asco
Blog | Mutt | Bartolomé Delmar | 13.12.2013 | 0 Comentarios

BartolomeBarra

La palabra grotesco implica dos acepciones que me interesan para descubrir la obra de Paul McCarthy, artista estadounidense nacido en 1945: por un lado, refiere a algo “irregular, grosero y de mal gusto”, mientras que en un segundo plano indica que algo es “relativo a la gruta artificial”.

Espero que la “gruta artificial” signifique que lo grotesco pertenece a alguna forma artificial en general, y, en cuanto artificial, pueda referirse a cualquier otredad – lo artificial, pues, como sinónimo de lo ajeno.

 

Esto es importante porque la obra de McCarthy es terrorífica por ser accesible e identificable, pero absolutamente ajena a nosotros, los seres humanos: en ella aparecen monstruos posibles pero desagradablemente desporporcionados, que juegan con objetos cotidianos de formas groseras, irregulares y de mal gusto – es decir, en la obra de McCarthy nos encontramos con las características exactas de lo que definimos en un principio.

En algún momento fue un tanto más oscuro (en vez de más asqueroso o grotesco, como resultó ser desde entonces) y sus primeras acciones son interesantísimas. Recuerdo una: llenó su cabeza y su torso superior de cemento y se pegó a una pared. La imagen era impresionante, un tanto grotesca, pero sobre todo muy violenta.

Sin embargo, tardó poco en cambiar su juego: comenzó a utilizar máscaras de hule con su cara mal caracterizada, y con ella, vestido de traje, hacer obscenidades: se llenaba de cátsup los genitales, convertía su ano en pequeños muñecos infantiles y los llenaba de mostaza, cocinaba pollo frito con pintura blanca y en todo momento se rodeaba de grumos, y grumos, de todas las formas y texturas.

En resumen: un asco.mccarthy

Muchos de sus gestos los grabó en video, y ahí es cuando entendimos (una vez que logramos verlos en YouTube) lo más terrible: en ningún momento hablaba. Simplemente actuaba. Actuaba su asquerosidad sin murmurar una sola cosa. Y eso lo alejaba aún más de nosotros (es decir: lo hacía todavía más artificial, todavía más grotesco).

Destrozó nuestras imágenes infantiles de Los Siete Enanos de Blanca Nieves, cambiando sus formas originales por tubos de PVC y otras cosas mundanas, pintándolos en colores chillantes que logran robarnos así toda ilusión. Después hizo un gran cerdo inflable, con ubres gigantescas, cuyo ano se encuentra destrozado y salido. Juega en todo momento con el sueño inconsciente del niño, pero lo convierte en una perversión.

Pienso esto de inmediato: quizá lo grotesco no responda tanto a la otredad, sino a aquello que era nuestro y después fue deformado. Como el cerdo. O Los Siete Enanos. O ese video terrible en donde McCarthy se encuentra escondido en un bosque y una pequeña mirada lo descubre cogiéndose a un árbol.

Todos podríamos ser así. Y embarrarnos de cátsup y de amarillo la cara. Y de crecer heces de tamaños imposibles como sus últimas esculturas. Y de querer abusar de pequeños monigotes de plástico que podrían ser nuestros amigos, o nuestras novias, o nuestros hermanos o nosotros mismos.

Todos podríamos abusar de todo, y destruirlo todo, y ser unos malditos cerdos.

Pero creo que, como McCarthy, solo estaríamos en territorios tan cercanos a nuestros deseos más animales que terminaría por darnos asco.

No: lo grotesco no es lo distinto. Lo grotesco es lo nuestro más primario.

Videos sobre y de la obra de Paul MacCarthy: http://www.art21.org/videos/segment-paul-mccarthy-in-transformation

Dejar un comentario



Las sorpresas de la modernidad
Mucha de la modernidad ha resultado sorprendernos; quizá esa sea parte de la lógica de la modernidad (que aún no termina, por más que así se piense), la de sorprendernos a nosotros los blancos y occidentales, de forma casi permanente. Es una suerte de adicción, un fetiche inconfesable a nuestro propio ingenio, talentos y descubrimientos. […]
A partir de José Emilio Pacheco
Murió. Hace años que no leía nada de él. Lo había olvidado. Disfruto muchísimo de lo que escribió en forma de verso (leí Fin de Siglo hasta el hartazgo), y aquí va un pequeño homenaje, tomando como punto de partida ese asunto ridículo, pero cierto, de la pieza más popular. Sé (A partir de José […]
Uno
Alejandro de Macedonia trabajó durante años por su propia gloria. Se hizo de poderes hasta entonces insospechados en el mundo, el mundo que era lo del Caspio y lo del Mediterráneo, y sentó las bases de su legado a partir de la comunión entre culturas inconvertibles (la macedonia y las conquistadas). Su muerte, sin embargo, […]
Silencio
En un pasaje muy particular del Paraíso de Dante, el poeta se encuentra tan absolutamente inmerso en los aires Divinos, tan rebasado por la belleza que le rodea, en su pureza total, en su Absoluto, que no puede ya decir palabra. El silencio lo abruma por lo poderoso de las imágenes, del Cielo, de la […]
Francisco
  La Iglesia católica, en cuanto a cuerpo político, no tenía ya opciones visibles; su proyecto parecía ajeno al de la humanidad avanti, un cúmulo dogmático inamovible dentro de una estructura cada vez más confusa, más variable y más vertiginosa —llamémosle “sociedad”. La incompatibilidad era palpable y, de alguna manera, presenciábamos los atentos un lento, […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (228.374)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (129.949)
...

Los grandes problemas actuales de México (126.730)
...

La distribución del ingreso en México (123.259)
...

Perfil demográfico de México (73.180)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores