Mircoles, 26 Junio 2019
Artículos relacionados
Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Este País | Roberto Hernández / Layda Negrete | 01.03.2011 | 90 Comentarios

Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble. En es­tas lí­neas, sus rea­li­za­do­res plan­tean al­gu­nas de las im­pli­ca­cio­nes de la cin­ta pa­ra la re­for­ma del sis­te­ma de jus­ti­cia me­xi­ca­no. La pe­lí­cu­la ha sa­cu­di­do a au­dien­cias en mu­chas par­tes del mun­do, des­de Áms­ter­dam, don­de ini­ció su re­co­rri­do in­ter­na­cio­nal, has­ta Du­bai, re­co­lec­tan­do 15 ga­lar­do­nes, en­tre ellos 5 pre­mios de la au­dien­cia. Las emi­sio­nes en te­le­vi­so­ras ex­tran­je­ras in­clu­yen Es­ta­dos Uni­dos, In­gla­te­rra, Sue­cia y Aus­tra­lia. En­tre las crí­ti­cas so­bre­sa­le una no­ta de pri­me­ra pla­na en la edi­ción de fin de se­ma­na del Wall Street Jour­nal —dia­rio que ca­rac­te­ri­zó al sis­te­ma me­xi­ca­no co­mo “kaf­kia­no”. Du­ran­te es­te re­co­rri­do, Pre­sun­to cul­pa­ble ha logrado una au­dien­cia de mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res in­ter­na­cio­na­les. A pe­sar de es­tos al­can­ces, en Mé­xi­co la pe­lí­cu­la tar­dó un año en ob­te­ner dis­tri­bu­ción. Em­pie­za a ser co­no­ci­da gra­cias a Ci­né­po­lis, que en 40 años de exis­ten­cia ja­más ha­bía dis­tri­bui­do una pe­lí­cu­la. Las im­pli­ca­cio­nes de la cin­ta pa­ra el di­se­ño de po­lí­ti­cas pú­bli­cas en Mé­xi­co se pu­sie­ron de ma­ni­fies­to cuan­do un cuer­po de ase­so­res in­vi­tó a los rea­li­za­do­res a pro­yec­tar­la en Ca­pi­tol Hill, en Ray­burn Hou­se, an­te 70 miem­bros del Fo­reign Af­fairs Com­mit­tee —un ges­to que, al mo­men­to de re­dac­tar es­tas lí­neas, aún no ha si­do re­pli­ca­do por el Con­gre­so ni el Se­na­do me­xi­ca­nos. Es­te ar­tí­cu­lo pre­sen­ta al­gu­nos de los plan­tea­mien­tos que los rea­li­za­do­res hi­cie­ran en Was­hing­ton. rh y ln

I. La es­ce­na del cri­men

Lo úni­co que se sa­be con cer­te­za de la es­ce­na en la cual se ha­lló sin vi­da a Juan Car­los Re­yes Pa­che­co pro­vie­ne de una se­rie de fo­to­gra­fías to­ma­das el 11 de di­ciem­bre de 2005 por el se­ñor Moi­sés Gar­cía, de ser­vi­cios pe­ri­cia­les del Dis­tri­to Fe­de­ral. La se­rie de imá­ge­nes sin nú­me­ro mues­tra a Juan Car­los Re­yes re­cos­ta­do so­bre el pa­vi­men­to; de­trás de su ca­be­za un char­co de san­gre, y una mu­che­dum­bre de mi­ro­nes al fon­do.

Con un gis in­ne­ce­sa­ria­men­te se de­li­neó el ca­dá­ver. Otras cua­tro al­te­ra­cio­nes a la es­ce­na ori­gi­nal son evi­den­tes: la ca­mi­se­ta que al­guien co­lo­có de­trás de su ca­be­za pa­ra ser­vir­le de al­mo­ha­da; las tres ve­la­do­ras co­lo­ca­das cer­ca de su ca­be­za, usa­das co­mo pi­sa­pa­pel pa­ra una ho­ja ta­ma­ño car­ta so­bre la cual se lee la le­tra “N”, con una fle­cha apun­tan­do en di­rec­ción del pun­to car­di­nal; un ra­ci­mo de flo­res blan­cas co­lo­ca­das ca­si en la pun­ta de los de­dos y, fi­nal­men­te, la mor­ta­ja he­cha a un la­do pa­ra que el fo­tó­gra­fo pu­die­ra ha­cer su tra­ba­jo.

A la de­re­cha del ca­dá­ver se ve una bi­ci­cle­ta bmx co­lor azul, ti­ra­da jun­to a la ban­que­ta. Era cer­ca del cre­pús­cu­lo cuan­do el fo­tó­gra­fo to­mó las úl­ti­mas imá­ge­nes de la se­rie ya que se re­qui­rió un flash pa­ra cap­tar la es­ce­na lue­go de que se lle­va­ron el cuer­po. A di­fe­ren­cia de la cla­ri­dad de es­tas imá­ge­nes, to­do lo que si­guió en es­ta in­ves­ti­ga­ción fue un nu­ba­rrón.

II. La con­de­na y la fil­ma­ción

Por es­te ho­mi­ci­dio, Jo­sé An­to­nio Zú­ñi­ga Ro­drí­guez —o To­ño, co­mo lo co­no­cen sus ami­gos— fue arres­ta­do al día si­guien­te en las ca­lles de Iz­ta­pa­la­pa. Un tes­ti­go, pri­mo de la víc­ti­ma, lo ha­bía se­ña­la­do des­de el in­te­rior de un co­che mien­tras cru­za­ba un ca­me­llón. An­to­nio fue arres­ta­do y con­du­ci­do a una agen­cia de Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. La po­li­cía ale­gó “fla­gran­cia” a pe­sar de que el ho­mi­ci­dio ha­bía su­ce­di­do el día an­te­rior, a más de 20 ho­ras de dis­tan­cia.

Co­no­ci­mos a To­ño me­ses des­pués de su de­ten­ción, con­de­na­do a 20 años de pri­sión y con la sen­ten­cia con­fir­ma­da en ape­la­ción. Des­pués de ca­si un año de in­sis­tir, se nos ha­bía per­mi­ti­do in­gre­sar con una cá­ma­ra pa­ra en­tre­vis­tar­lo en el área de lo­cu­to­rios du­ran­te 15 mi­nu­tos. Nos sor­pren­dió que To­ño no pa­re­cía te­ner cla­ro de qué he­chos con­cre­ta­men­te lo ha­bían acu­sa­do.

En nues­tras ma­nos te­nía­mos una fo­to­co­pia de la ave­ri­gua­ción pre­via —un tam­ba­che de pa­pe­les que las agen­cias de mi­nis­te­rio pú­bli­co re­dac­tan pa­ra acu­sar—. En Mé­xi­co, la Cons­ti­tu­ción nos da a to­dos el “de­re­cho” a ser de­te­ni­dos en un se­pa­ro de un mi­nis­te­rio pú­bli­co por has­ta 48 ho­ras, pla­zo des­pués del cual de­be­mos ser li­be­ra­dos o for­mal­men­te acu­sa­dos. Du­ran­te esas 48 ho­ras en Mé­xi­co vir­tual­men­te to­do se va­le. Una per­so­na pue­de ser in­co­mu­ni­ca­da e in­te­rro­ga­da por va­rios tur­nos de po­li­cías ju­di­cia­les. La ave­ri­gua­ción pre­via es el úni­co ves­ti­gio o, si se quie­re, re­gis­tro, de esos in­te­rro­ga­to­rios y de lo que ha­bría ocu­rri­do du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción de un ca­so.

A pe­sar de que el mi­nis­te­rio pú­bli­co tie­ne ple­no con­trol edi­to­rial so­bre lo que in­gre­sa en el ex­pe­dien­te de la ave­ri­gua­ción pre­via, ese tam­ba­che de pa­pe­les tie­ne di­rec­ta­men­te un va­lor pro­ba­to­rio en los jui­cios tra­di­cio­na­les en Mé­xi­co. Una vez que una de­cla­ra­ción se ha in­gre­sa­do y se­lla­do es co­mo ce­men­to co­la­do. Con­tro­ver­tir las de­cla­ra­cio­nes que ahí apa­re­cen es ca­si im­po­si­ble. No hay si­quie­ra ne­ce­si­dad de traer al de­cla­ran­te al jui­cio. Los jue­ces le otor­gan ple­na cre­di­bi­li­dad a lo que di­ce el pa­pel y nor­mal­men­te lo in­ter­pre­tan de la for­ma más ad­ver­sa po­si­ble al acu­sa­do. Nos lla­ma­ba la aten­ción que To­ño ha­bía si­do acu­sa­do de dis­pa­rar un ar­ma sin que él lo tu­vie­ra cla­ro:

roberto : Te voy a de­cir de que te acu­sa­ron, aquí di­ce: “El hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble, ac­tuan­do con­jun­ta­men­te con otros pro­ba­bles res­pon­sa­bles y de ma­ne­ra do­lo­sa al co­no­cer los ele­men­tos del cuer­po del de­li­to de Ho­mi­ci­dio Ca­li­fi­ca­do quie­re y acep­ta su rea­li­za­ción to­da vez que el día 11 de di­ciem­bre del 2005 sien­do apro­xi­ma­da­men­te las 14:30 ho­ras, al en­con­trar­se, el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble en la Ca­lle de Be­ni­to Juá­rez del nú­me­ro de la Co­lo­nia Ma­gue­ye­ra de la De­le­ga­ción Iz­ta­pa­la­pa, y en com­pa­ñía del Luis, el Oji­tos, el Cruz, abor­dan al hoy oc­ci­so el cual se en­con­tra­ba en com­pa­ñía del me­nor Víc­tor Da­niel Re­yes Bra­vo, al cual le di­cen —ya chin­ga­ron a su ma­dre— co­men­zan­do el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble —o sea en es­ta pro­pues­ta, tú— a gol­pear­los con los pies y con las ma­nos, pri­van­do el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble de la vi­da al hoy oc­ci­so con un ar­ma de fue­go…”. ¿Tú es­ta­bas en­te­ra­do de que se te acu­só de dis­pa­rar un ar­ma?

toño : Pues de lo que yo en­ten­dí que se me acu­sa­ba, era de es­tar ahí, por­que pól­vo­ra no ten­go. Re­cuer­do que cuan­do es­ta­ba en el mi­nis­te­rio pú­bli­co, me di­ce el ju­di­cial: “Tú lo ma­tas­te, tú lo ma­tas­te”, eso era lo que me de­cía, y “¿Dón­de es­ta la pis­to­la?”, y yo de­cía: ¿Pues cuál pis­to­la?”, y se re­pe­tía y se re­pe­tía y me de­cía: “Aho­ri­ta te voy ha­cer el exa­men y na­da mas que sal­ga po­si­ti­vo, vas a ver”. En­ton­ces yo le di­je: “Es­toy se­gu­ro que va a sa­lir ne­ga­ti­vo, por­que en mi vi­da he dis­pa­ra­do un ar­ma”, y él di­ce: “No, aho­ri­ta vas a ver, no te la vas a aca­bar bla bla”. Me me­ten, me ha­cen el exa­men, y re­gre­sa “negativo”, y le di­go: “Bue­no, si el mu­cha­cho mue­re de dis­pa­ro, pues ya sa­lió ne­ga­ti­va. ¿Aho­ra que?”. Me di­ce: “No, en­ton­ces tú es­ta­bas, tú no lo ma­tas­te, pe­ro tú es­ta­bas”. Y en­ton­ces des­de allá (de la agen­cia de mi­nis­te­rio pú­bli­co) ha­cia acá (el re­clu­so­rio), yo ven­go con el “Tú es­ta­bas y tú es­ta­bas”.

Re­cien­te­men­te, la Sub­pro­cu­ra­do­ra de la pgjdf Mart­ha Lau­ra Al­ma­raz, pa­ra el se­ma­na­rio Pro­ce­so (18 de fe­bre­ro de 2010) afir­mó:1 “¡Mo­men­to! Nun­ca na­die en el ex­pe­dien­te di­jo que él ha­bía dis­pa­ra­do”. La aser­ción nos de­jó per­ple­jos. El he­cho es que en el plie­go de con­sig­na­ción —do­cu­men­to que for­mu­la la acu­sa­ción en Mé­xi­co— di­ce en blan­co y ne­gro que a Zú­ñi­ga se le acu­só de dis­pa­rar un ar­ma. Re­sul­ta que el he­cho de­lic­ti­vo del cual se acu­só a Zú­ñi­ga no es­tá cla­ro ni pa­ra es­ta fun­cio­na­ria cu­yo tra­ba­jo pro­fe­sio­nal es acu­sar gen­te. ¿Có­mo pue­de un ciu­da­da­no de­fen­der­se si las au­to­ri­da­des son in­ca­pa­ces de es­cla­re­cer sus pro­pias acu­sa­cio­nes? Re­sul­ta pues que se­gui­mos sin sa­ber cuál es la pos­tu­ra ofi­cial so­bre el he­cho de­lic­ti­vo del cual se acu­só a Zú­ñi­ga. ¿De qué dia­blos lo de­fen­di­mos?

III. De­ten­cio­nes co­mo nun­ca, su­per­vi­sa­das co­mo siem­pre

Hoy Mé­xi­co es­tá usan­do sus ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia con ma­yor in­ten­si­dad que nun­ca. Hay más gas­to que nun­ca en la his­to­ria en se­gu­ri­dad pú­bli­ca. Tan só­lo en­tre 2001 y 2005 la fuer­za po­li­cial en el df pasó de 60,000 ele­men­tos a ca­si 80,000 (Azao­la, 2005). Tam­bién hay, no ha­ce fal­ta de­cir­lo, más ho­mi­ci­dios vio­len­tos que nun­ca, y más arres­tos que nun­ca. Del 2002 al 2009 la po­bla­ción pe­ni­ten­cia­ria del Distrito Federal y la zo­na co­nur­ba­da se in­cre­men­tó en un 84%. Pa­sa­mos de 21,500 in­ter­nos a 39,500 (Berg­man et al., 2002, 2005, 2009).2

Lo que de­be preo­cu­par­nos es la for­ma en que se han pro­du­ci­do es­tos en­car­ce­la­mien­tos; la evi­den­cia que se usó pa­ra iden­ti­fi­car y lue­go con­de­nar a es­tas per­so­nas; la for­ma en que fue­ron in­te­rro­ga­das y juz­ga­das y, por su­pues­to, el im­pac­to de es­to en el com­por­ta­mien­to y la ca­li­dad mo­ral de la po­li­cía —que pa­re­ce in­te­grar nue­vos ele­men­tos más rá­pi­do de lo que pue­de for­mar­los.

A ni­vel mun­dial, se sa­be que los tes­ti­gos ocu­la­res (equi­vo­ca­dos) y las con­fe­sio­nes (fal­sas) son res­pon­sa­bles de la gran ma­yo­ría de las con­de­nas erra­das. Son tam­bién el ti­po de prue­ba que los sis­te­mas pe­na­les del mun­do usan con ma­yor fre­cuen­cia. El co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co acu­mu­la­do re­ve­la un con­jun­to de re­co­men­da­cio­nes que de­bie­ran in­fluir la ley y la prác­ti­ca de to­dos los sis­te­mas pe­na­les del mun­do. La li­te­ra­tu­ra re­co­mien­da:

a. Con­du­cir lí­neas de re­co­no­ci­mien­to que no in­duz­can al acu­sa­do a se­ña­lar a al­guien, de mo­do que se pue­da pro­bar la con­fia­bi­li­dad de los tes­ti­gos ocu­la­res; ade­más de re­gis­trar la com­po­si­ción de la lí­nea y su ad­mi­nis­tra­ción de for­ma ob­je­ti­va (Wells et al., 1998);
b. Eli­mi­nar la prác­ti­ca de in­te­rro­gar a los sos­pe­cho­sos en for­mas que bus­quen la con­fe­sión. Los in­te­rro­ga­to­rios con­fron­ta­ti­vos de­ben ser sus­ti­tui­dos por en­tre­vis­tas vi­deo­gra­ba­das por com­ple­to y su­per­vi­sa­das por per­so­nal in­de­pen­dien­te de la po­li­cía que ve­ri­fi­quen el ac­ce­so del de­te­ni­do a agua, co­mi­da y des­can­so, que tam­bién su­per­vi­sen el fun­cio­na­mien­to del equi­po de gra­ba­ción (Kas­sin et al., 2009).

Un fac­tor es­truc­tu­ral, muy po­co aten­di­do y en­ten­di­do, que agra­va la si­tua­ción en Mé­xi­co y que des­co­no­ce las re­co­men­da­cio­nes emi­ti­das por la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca es la ave­ri­gua­ción pre­via. En Mé­xi­co, el 100% de los in­te­rro­ga­to­rios se re­gis­tran (cuan­do se re­gis­tran) por es­cri­to. Lo pro­pio su­ce­de con la re­la­ción que ha­ce la po­li­cía so­bre la for­ma en que las per­so­nas acu­sa­das son iden­ti­fi­ca­das.

La po­li­cía tie­ne ple­no con­trol edi­to­rial so­bre lo que se in­gre­sa en esos do­cu­men­tos. No hay una vi­deo­gra­ba­ción que con­sig­ne lo que las per­so­nas real­men­te di­je­ron ni la for­ma en que real­men­te fue­ron in­te­rro­ga­das. Lo que es peor, no hay un re­gis­tro ob­je­ti­vo acer­ca de los mé­to­dos que se em­plea­ron pa­ra se­lec­cio­nar a las per­so­nas que lue­go fue­ron in­te­rro­ga­das.

Por eso es que cuan­do pre­sen­ta­mos Pre­sun­to cul­pa­ble en Was­hing­ton di­ji­mos a los ase­so­res y con­gre­sis­tas que la Se­cre­ta­ria de Es­ta­do, Hi­llary Clin­ton, no tie­ne en rea­li­dad ma­ne­ra ob­je­ti­va de sa­ber si Mé­xi­co cum­ple con los re­qui­si­tos de de­re­chos hu­ma­nos que im­po­ne la ini­cia­ti­va Mé­ri­da. De con­for­mi­dad con la ley que apro­pió esos fon­dos, la Se­cre­ta­ria Clin­ton de­be in­for­mar al Con­gre­so nor­tea­me­ri­ca­no si Mé­xi­co con­ti­núa usan­do tes­ti­mo­nios ob­te­ni­dos me­dian­te tor­tu­ra o tra­tos de­gra­dan­tes (“[…] is con­ti­nuing to use tes­ti­mony ob­tai­ned trough tor­tu­re or ot­her ill treat­ment” [in­ter alia P.L. 111-8. (1)(D)]).

De­bi­do a que en Mé­xi­co los in­te­rro­ga­to­rios no se vi­deo­gra­ban, el úni­co mé­to­do ob­je­ti­vo pa­ra sa­ber si es­tos in­te­rro­ga­to­rios son ci­vi­li­za­dos con­sis­te en en­cues­tar a los de­te­ni­dos pa­ra co­no­cer las con­di­cio­nes de tra­to. Los re­sul­ta­dos de la en­cues­ta se pre­sen­tan aba­jo; no son na­da alen­ta­do­res. Se­ma­nas des­pués de nues­tra pre­sen­ta­ción en Ca­pi­tol Hill su­pi­mos que por pri­me­ra vez des­de que Mé­xi­co re­ci­be fon­dos de asis­ten­cia nor­tea­me­ri­ca­nos, se re­tu­vie­ron al­gu­nos di­ne­ros por in­cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos de de­re­chos hu­ma­nos. Sin em­bar­go, la Se­cre­ta­ria Clin­ton no hi­zo nin­gu­na re­co­men­da­ción al go­bier­no me­xi­ca­no en el sen­ti­do de cam­biar le­yes pa­ra exi­gir que los in­te­rro­ga­to­rios aca­ten las re­co­men­da­cio­nes or­de­na­das por la cien­cia. Los me­xi­ca­nos no he­mos exi­gi­do lo pro­pio a nues­tro Con­gre­so. Por lo que ha­ce a los tes­ti­gos ocu­la­res, en Mé­xi­co ése es un pro­ble­ma que la le­gis­la­ción no re­suel­ve apro­pia­da­men­te, aun en sus ver­sio­nes más mo­der­nas, co­mo el Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal de Chi­hua­hua.

La enor­me pro­ba­bi­li­dad de que una per­so­na de­te­ni­da pa­dez­ca un in­te­rro­ga­to­rio coer­ci­ti­vo fren­te a po­li­cías in­ves­ti­ga­do­res lo su­gie­re el Cuadro 1.3
Des­de las épo­cas de la gue­rra su­cia, con for­mas de tor­tu­ra ram­pan­tes, a la fe­cha, ha ha­bi­do cien­tos de cam­bios le­gis­la­ti­vos en Mé­xi­co. Nues­tro país ha vis­to la crea­ción de múl­ti­ples ins­ti­tu­cio­nes pa­ra aten­der el pro­ble­ma de tor­tu­ra y coer­ción a ma­nos de de­tec­ti­ves. Y mu­chos afir­man que la si­tua­ción ha me­jo­ra­do. Pe­ro los nú­me­ros re­ve­lan una rea­li­dad dis­tin­ta de lo que que­re­mos creer. Y no es de ex­tra­ñar. En Mé­xi­co no se han he­cho los cam­bios es­truc­tu­ra­les re­le­van­tes pa­ra evi­tar que la po­li­cía tor­tu­re, gol­pee, coer­cio­ne o mal­tra­te du­ran­te una in­ves­ti­ga­ción. Se han mul­ti­pli­ca­do las bu­ro­cra­cias pe­ro no se ha adop­ta­do nin­gu­na de las po­lí­ti­cas re­co­men­da­das por la cien­cia pa­ra in­ci­dir en el com­por­ta­mien­to ru­ti­na­rio de los po­li­cías. Co­mo Mé­xi­co no es el úni­co país del mun­do que ha vi­vi­do un pro­ble­ma se­ve­ro pa­ra re­gu­lar el com­por­ta­mien­to de los po­li­cías, pre­sen­ta­mos bre­ve­men­te có­mo se ha de­sen­vuel­to la si­tua­ción en dos paí­ses, Es­ta­dos Uni­dos e In­gla­te­rra.

Cuadro 1. ¿Alguna autoridad lo humilló, lo golpeó o lo lastimó?

Tipo de autoridad Lo amenazó o lo humilló Lo golpeó o lastimó
Policía Preventiva 2002 (%) 2005 (%) 2009 (%) 2002 (%) 2005 (%) 2009 (%)
Policía Judicial 16 17 25 24 21 27
Ministerio Público 32 29 38 41 35 38
Juez 1 2 2.5 1 0 0

IV. El ca­so nor­tea­me­ri­ca­no

En el año 2009 un con­sor­cio de in­ves­ti­ga­do­res con­for­ma­do por Kas­sin, Leo, Dri­zin, Gud­jon­son y otros re­dac­ta­ron un en­sa­yo en el que re­su­mie­ron dé­ca­das de in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca so­bre el te­ma de in­te­rro­ga­to­rios y con­fe­sio­nes (Kas­sin et al., 2009). La prin­ci­pal re­co­men­da­ción (mas no la úni­ca) con­sis­te en que los in­te­rro­ga­to­rios de­ben ser vi­deo­gra­ba­dos. La pri­me­ra vez que es­to se pro­pu­so en Es­ta­dos Uni­dos fue en la dé­ca­da de los 30. Sin em­bar­go, la res­pues­ta a es­te pro­ble­ma se de­jó en ma­nos de las cor­tes y la me­di­da se ha adop­ta­do con pas­mo­sa len­ti­tud.

La fal­ta de una le­gis­la­ción na­cio­nal al res­pec­to y de un com­pro­mi­so de­ci­si­vo con la cien­cia pa­ra ge­ne­rar di­rec­tri­ces cla­ras y prac­ti­ca­bles ha­ce que los re­sul­ta­dos sean cues­tio­na­bles. En 1993, una en­cues­ta re­ve­ló que ape­nas un ter­cio de los de­par­ta­men­tos de po­li­cía gran­des en eu vi­deo­gra­ban una por­ción de los in­te­rro­ga­to­rios. Sin em­bar­go, la prác­ti­ca de vi­deo­gra­bar ya es más co­mún en ca­sos de ho­mi­ci­dio, vio­la­ción y asal­to agra­va­do (Ge­ller, 1993).

Si el lec­tor quie­re co­no­cer de cer­ca la cri­sis del sis­te­ma de jus­ti­cia nor­tea­me­ri­ca­no, y lo que un in­te­rro­ga­dor pro­fe­sio­nal le po­dría ha­cer con­fe­sar en tan só­lo seis ho­ras, ais­la­do, sin co­mi­da, agua, des­can­sos ni su­per­vi­sión, se le in­vi­ta a que vea el pro­gra­ma de Fron­tli­ne ( pbs ) ti­tu­la­do Las con­fe­sio­nes (The Con­fes­sions). Es un re­por­ta­je es­pe­luz­nan­te de 90 mi­nu­tos que evi­den­cia cla­ra­men­te la in­su­fi­cien­cia de la res­pues­ta que las cor­tes nor­tea­me­ri­ca­nas han da­do al pro­ble­ma de las con­fe­sio­nes, así co­mo la in­ca­pa­ci­dad de un jui­cio oral, pú­bli­co y con ju­ra­do, pa­ra pro­te­ger a un ciu­da­da­no de una con­fe­sión ex­traí­da ba­jo coer­ción (http://www.pb­s.org/wgbh­/pa­ges­/fron­tli­ne/t­he-con­fes­sions/). Otro ca­so ejem­pli­fi­ca­ti­vo apa­re­ce en la cin­ta Mi vi­da den­tro.4

In­gla­te­rra

El Rei­no Uni­do pre­fi­rió dar una res­pues­ta le­gis­la­ti­va uni­for­me a los mé­to­dos pa­ra in­te­rro­gar a per­so­nas ba­jo cus­to­dia. En 1984 se apro­bó una ley co­no­ci­da co­mo The Po­li­ce and Cri­mi­nal Evi­den­ce Act ( pace , por sus si­glas en in­glés). El he­cho es que es­ta me­di­da ha si­do mu­cho más exi­to­sa que la apro­xi­ma­ción ca­suís­ti­ca de Estados Unidos ya que ha lo­gra­do efec­ti­va­men­te es­tan­da­ri­zar el com­por­ta­mien­to de la po­li­cía. Al­gu­nos aca­dé­mi­cos han se­ña­la­do que In­gla­te­rra lo­gró eli­mi­nar las con­fe­sio­nes fal­sas, te­ner in­te­rro­ga­to­rios ci­vi­li­za­dos sin que en ellos ha­ya coer­cio­nes, man­te­nien­do es­ta­ble la ta­sa de per­so­nas que con­fie­san. Ade­más de las con­fe­sio­nes, pa­ce re­gu­la en ocho có­di­gos los pro­ce­di­mien­tos po­li­cia­les ru­ti­na­rios si­guien­tes:

•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de de­ten­ción y re­vi­sión (stop and search);
•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de ca­teo (sear­ches of pre­mi­ses);
•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de arres­to e in­te­rro­ga­to­rio (de­ten­tion and ques­tio­ning);
•    Iden­ti­fi­ca­ción de per­so­nas (iden­ti­fi­ca­tion of per­sons by po­li­ce of­fi­cers).

La le­gis­la­ción de pa­ce es tan de­ta­lla­da en to­dos sus pun­tos que re­gu­la, por ejem­plo, el ac­ce­so de la per­so­na de­te­ni­da a ali­men­tos, la du­ra­ción de los in­te­rro­ga­to­rios y el de­re­cho a con­tar con el con­se­jo de un abo­ga­do du­ran­te los mis­mos. El he­cho de que la ta­sa de con­fe­sio­nes no ha­ya dis­mi­nui­do de­bi­do a es­tas acu­cio­sas re­glas de tra­to ha­cia el acu­sa­do es un fac­tor dig­no de men­cio­nar­se va­rias ve­ces.

El fu­tu­ro pa­ra Mé­xi­co

La au­sen­cia de me­to­do­lo­gías de in­ves­ti­ga­ción cri­mi­nal ade­cua­das y la au­sen­cia de jui­cios pú­bli­cos que per­mi­tan eva­luar el tra­ba­jo de mi­nis­te­rios pú­bli­cos y po­li­cías son los fac­to­res que más fra­gi­li­zan nues­tro sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal.

Al­gu­nos creen que Pre­sun­to cul­pa­ble es una pe­lí­cu­la que de­mues­tra la ne­ce­si­dad de que en Mé­xi­co ha­ya jui­cios ora­les. Nues­tro sen­tir es que la cin­ta de­mues­tra al mis­mo tiem­po la im­por­tan­cia de con­tar con un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial pú­bli­co y au­di­ta­ble por los ciu­da­da­nos y el he­cho de que es­ta pu­bli­ci­dad se­ría in­su­fi­cien­te pa­ra ele­var la ca­li­dad de la in­ves­ti­ga­ción po­li­cial. Ade­más de jui­cios pú­bli­cos ha­ce fal­ta en Mé­xi­co crear con­te­ni­dos que de­fi­nan la for­ma en que la po­li­cía de­be de com­por­tar­se du­ran­te pro­ce­di­mien­tos de ru­ti­na.

El jui­cio re­tra­ta­do en Pre­sun­to cul­pa­ble nos mues­tra po­si­ble­men­te lo que se­ría el jui­cio más pú­bli­co en la his­to­ria de Mé­xi­co. Pe­ro tam­bién nos mues­tra el po­der que en Mé­xi­co un tri­bu­nal le otor­ga a un tes­ti­go ocu­lar. La pre­sen­cia de las cá­ma­ras (pu­bli­ci­dad del jui­cio) al­te­ró el com­por­ta­mien­to del tri­bu­nal en cuan­to a su ves­ti­men­ta y a la pre­sen­cia del juez. En la cin­ta ve­mos có­mo el juez, que nor­mal­men­te no pre­si­de ni una so­la au­dien­cia, es­tu­vo pre­sen­te ca­da mi­nu­to del ro­da­je. El re­gis­tro vi­sual tam­bién ofre­ce in­for­ma­ción al pú­bli­co que le per­mi­te eva­luar el pro­ce­di­mien­to en con­tra de An­to­nio y el re­sul­ta­do del mis­mo.

Las cá­ma­ras, sin em­bar­go, no al­te­ra­ron la cre­di­bi­li­dad que el juez otor­gó al tes­ti­go ocu­lar que acu­só a Zú­ñi­ga (a pe­sar de que ese tes­ti­go con­fir­ma no ha­ber vis­to quién ac­cio­nó el ar­ma), y la in­di­fe­ren­cia del juez fren­te a las evi­den­cias de coer­ción so­bre el tes­ti­go a ma­nos de la po­li­cía.

En Pre­sun­to cul­pa­ble, An­to­nio Zú­ñi­ga es con­de­na­do a pe­sar de que la úni­ca evi­den­cia en su con­tra es el tes­ti­mo­nio de Víc­tor Da­niel, un su­pues­to tes­ti­go ocu­lar que du­ran­te el jui­cio y fren­te a las cá­ma­ras ad­mi­te no ha­ber vis­to quién dis­pa­ró el ar­ma de fue­go que ma­tó a Juan Car­los Re­yes. Zú­ñi­ga es con­de­na­do a pe­sar de que ese tes­ti­go no pu­do des­cri­bir­lo fí­si­ca­men­te, con­fir­man­do el he­cho de que la acu­sa­ción se ba­só en una de­cla­ra­ción po­co con­fia­ble y con­fir­man­do tam­bién el he­cho, de­mos­tra­do en cien­tos de ex­pe­ri­men­tos, de que los tes­ti­gos ocu­la­res se usan co­mo sus­ten­to de una con­de­na aun­que se de­mues­tre que no pue­den ver, y que el he­cho de iden­ti­fi­car a una per­so­na pue­de al­te­rar la me­mo­ria del tes­ti­go, in­clu­so con­ven­cién­do­lo de que hi­zo un se­ña­la­mien­to co­rrec­to (E. F. Lof­tus, 1975, 1982, 2005; E. F. Lof­tus & Gree­ne, 1980; E. F. Lof­tus & Mes­so, 1987; E. F. Lof­tus & M., 2005; E. F. Lof­tus & Mi­ller, 1978; E. F. Lof­tus & Sch­nei­der, 1987).

¿Por qué su­ce­de es­to? Lo cier­to es que un tes­ti­go ocu­lar en cual­quier par­te del mun­do pue­de ses­gar a un tri­bu­nal. The In­no­cen­ce Pro­ject ha de­mos­tra­do es­to con su­fi­cien­cia en Es­ta­dos Uni­dos. Es­ta or­ga­ni­za­ción tie­nen una co­lec­ción de 261 ca­sos de per­so­nas que lue­go de ser con­de­na­das han si­do exo­ne­ra­das por prue­bas de adn. 75% de es­tos ca­sos fue­ron acu­sa­dos por tes­ti­gos ocu­la­res cu­ya iden­ti­fi­ca­ción re­sul­tó equi­vo­ca­da.<sup>5</sup> El tes­ti­go ocu­lar en cual­quier par­te del mun­do es per­sua­si­vo y, al mis­mo tiem­po, muy fa­li­ble. Es un ti­po de evi­den­cia que es fá­cil de re­ca­bar mal. En eu los jui­cios son ora­les pe­ro no evi­tan es­te fe­nó­me­no.

Las lec­cio­nes de Pre­sun­to cul­pa­ble

En Mé­xi­co, por re­gla ge­ne­ral, se de­tie­ne en su­pues­ta fla­gran­cia, se acu­sa sin prue­bas con­fia­bles y se con­de­na en la ma­yo­ría de los ca­sos en jui­cios prác­ti­ca­men­te se­cre­tos. Es­te pa­trón, su­ma­do al he­cho de que las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia son es­pe­cial­men­te per­mea­bles a la co­rrup­ción, ex­pli­ca la al­ta ta­sa de im­pu­ni­dad y la al­ta pro­ba­bi­li­dad de con­de­nar ino­cen­tes. Los tra­ba­jos de Gui­ller­mo Ze­pe­da (Ze­pe­da, 2004, 2010) nos su­gie­ren que és­te es un país de cri­men sin cas­ti­go y, al mis­mo tiem­po, cas­ti­go sin cri­men.

La in­jus­ti­cia, por tan­to, cu­bre to­das las su­per­fi­cies de la mo­ne­da y afec­ta tan­to a víc­ti­mas co­mo a acu­sa­dos. Es­ta rea­li­dad se mues­tra en la es­ta­dís­ti­ca del5 y las en­cues­tas en cár­ce­les (Berg­man et al., 2009). Del la­do de los de­te­ni­dos, he­mos acos­tum­bra­do a nues­tras po­li­cías a prac­ti­car “se­cues­tros de Es­ta­do”, co­mo ha di­cho el hoy fa­mo­so pe­na­lis­ta Ra­fael He­re­dia, uno de los pro­ta­go­nis­tas de Pre­sun­to cul­pa­ble.

Si que­re­mos me­jo­rar la for­ma en que se com­por­ta la po­li­cía hay que re­gu­lar y es­tan­da­ri­zar los pro­ce­di­mien­tos que ru­ti­na­ria­men­te uti­li­za: cuan­do in­gre­sa a un do­mi­ci­lio, cuan­do arres­ta a un ciu­da­da­no, cuan­do in­te­rro­ga a una per­so­na, cuan­do se le pi­de a un ciu­da­da­no que iden­ti­fi­que a otro. Cree­mos que la le­gis­la­ción in­gle­sa de­be es­tu­diar­se con cui­da­do y con­si­de­rar­se se­ria­men­te.

Pa­ra es­te país, con­cre­ta­men­te, nos pa­re­ce in­dis­pen­sa­ble pro­mo­ver y re­gu­lar la vi­deo­gra­ba­ción de los in­te­rro­ga­to­rios y la con­duc­ción de lí­neas de re­co­no­ci­mien­to en se­de po­li­cial. Cree­mos tam­bién que de­ben vi­deo­gra­bar­se los pro­ce­di­mien­tos ju­di­cia­les. És­tas son pro­pues­tas de ren­di­ción de cuen­tas que su­ge­ri­mos cuan­do aca­ba la his­to­ria de Pre­sun­to cul­pa­ble, du­ran­te los cré­di­tos de la pe­lí­cu­la. Las po­lí­ti­cas pú­bli­cas que pro­po­ne­mos son ob­ser­va­bles, me­di­bles y ava­la­das por la cien­cia, por tan­to pue­den ser un buen si­guien­te pa­so pa­ra Mé­xi­co. Pre­sun­to cul­pa­ble nos po­ne en el te­rre­no emo­cio­nal pa­ra ele­var es­ta as­pi­ra­ción en vue­lo. Des­pués de ca­da fun­ción de Pre­sun­to cul­pa­ble, ciu­da­da­nos me­xi­ca­nos se han su­ma­do a es­ta pe­ti­ción a tra­vés de nues­tros men­sa­jes de sms y de nues­tras re­des so­cia­les. Es­to nos lle­na de es­pe­ran­za.

___________________________________

1    http://www­.pro­ce­so­.com.mx/rv­/mod­Ho­me­/de­ta­lleEx­clu­si­va/88569
2    Es­te in­cre­men­to de en­car­ce­la­mien­tos se ha da­do dentro de la mis­ma in­fraes­truc­tu­ra car­ce­la­ria, lo que ha pro­pi­cia­do un de­te­rio­ro de la vi­da en pri­sión. Co­mo ade­más el sis­te­ma pe­nal se con­cen­tra en atra­par de­lin­cuen­tes me­no­res, una bue­na par­te de es­tas de­ten­cio­nes ge­ne­ran be­ne­fi­cios muy mar­gi­na­les pa­ra la se­gu­ri­dad pú­bli­ca. Una cuar­ta par­te de to­dos los de­te­ni­dos por ro­bos (si es que de he­cho ro­ba­ron), ro­ba­ron al­re­de­dor de 700 pe­sos o me­nos, y una cuar­ta par­te de los de­te­ni­dos por de­li­tos con­tra la sa­lud pre­sun­ta­men­te co­mer­cia­li­za­ban al­re­de­dor de 200 pe­sos o me­nos.
3    Es­ta si­tua­ción tras­cien­de a la dé­ca­da pa­sa­da. Aun­que no se cuen­ta con in­for­ma­ción es­ta­dís­ti­ca pre­via al año 2000 so­bre la for­ma en que la po­li­cía me­xi­ca­na in­te­rro­ga, gra­cias a la pu­bli­ca­ción de in­for­ma­ción otro­ra con­fi­den­cial es po­si­ble sa­ber que el uso de la tor­tu­ra y la coer­ción en Mé­xi­co son ru­ti­na­rios des­de ha­ce dé­ca­das. Se­gún Ka­te Doy­le, en 1976, en res­pues­ta a una so­li­ci­tud de Henry Kis­sin­ger, la em­ba­ja­da ame­ri­ca­na en Mé­xi­co en­vió un ca­ble de fe­cha 24 de mar­zo don­de re­ve­ló lo si­guien­te: “Tor­tu­re and ot­her si­mi­lar vio­la­tions of hu­man rights fre­quently oc­cur im­me­dia­tely af­ter arrest du­ring po­li­ce in­te­r¨ro­ga­tion […]. The pat­tern ap­pears to be that po­li­ce of­fi­cials ha­ve lit­tle to dis­cou­ra­ge their use of phy­si­cal abu­se to for­ce a de­tai­nee to coo­pe­ra­te fully with his in­te­rro­ga­tors. The­se vio­la­tions oc­cur in all kinds of ins­tan­ces, both in nor­mal cri­mi­nal arrests and in po­li­ti­cally mo­ti­va­ted de­ten­tions. […] To our know­led­ge, no ad­mi­nis­tra­ti­ve con­trols in­hi­bit such prac­ti­ces […]. Cri­mi­nal sanc­tions exist but ha­ve not cons­ti­tu­ted an ef­fec­ti­ve de­te­rrent”. De­clas­si­fied res­pon­se draf­ted by po­li­ti­cal of­fi­cer John Ha­mil­ton, Do­cu­ment 6 con­sul­ted at http://www.g­wu.e­du/~n­sar­chiv/N­SAEBB/N­SAEB­B89/in­dex2.htm. Un año más tar­de, el 2 de sep­tiem­bre de 1977, la em­ba­ja­da en­vió su pri­mer re­por­te eva­luan­do la si­tua­ción de los de­re­chos hu­ma­nos en Mé­xi­co, re­qui­si­to que pa­ra en­ton­ces ha­bía ins­ti­tui­do el Fo­reign As­sis­tan­ce Act. En su res­pues­ta con­fi­den­cial, la Em­ba­ja­da es­cri­bió: “Me­xi­co’s most con­sis­tent pat­tern of vio­la­tions with res­pect to in­te­grity of the per­son has oc­cu­rred in the pe­riod im­me­dia­tely fo­llo­wing arrest, whe­re psy­cho­lo­gi­cal and phy­si­cal abu­se is not un­com­mon, es­pe­cially du­ring in­te­rro­ga­tion. Both Me­xi­cans and fo­reig­ners ha­ve been sub­jec­ted to such treat­ment.” Con­fi­den­tial ca­ble, US Em­bassy in Me­xi­co City, Do­cu­ment 9, con­sul­ted at: http://www.g­wu.e­du/~n­sar­chiv/N­SAEBB/N­SAEB­B89/in­dex2.htm
4    http://ww­w.imdb­.com­/ti­tle/tt0479713/
5    http://ww­w.in­no­cen­ce­pro­jec­t.or­g/un­ders­tan­d/E­ye­wit­ness-Mi­si­den­ti­fi­ca­tion.php

90 Respuestas para “Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
  1. periko dice:

    EN TODA LA REPUBLICA MEXICANA SE VIVE ESTA CORRUPCION, Y SABEN POR QUE?

    POR QUE AQUI EL DINERO CON MUCHOS BILLETITO, O PAQUITA………..
    SE COMPRA LA MENTIRA, LA CULPA, LA DIGNIDAD DE LA JODIDA DEL QUE SE CHINGAN…

    POR QUE BILLETE ………. COMPRA T O D O
    ASI DE CONLUDIDO ESTA NUESTRO MEXICO, Y TODO SE EMPIEZA DESDE EL GOBIERNO, EL PRESIDENTE Y ETC DE PERSONAS FAMISTAS.

  2. Hola,

    Les recomiendo esta entrevista con expertos sobre el tema de juicios orales y el sistema de impartición de justicia: http://elfederalista.mx/category/ef-tv/

    Saludos,

    EF

  3. Eduardo lop dice:

    MIREN MIS AMIGOS,DESDE QUE TENGO USO DE RAZON LAS LEYES EN MEXICO SOLO LAS RECUERDA, CUANDO ES NATALICIO DE BENITO JARES LOS NIÑOS HEROES”INVENTADOS POR EL SISTEMA” O CUANDO SE RECUERDA A HIDALGO O VILLA,PERO NO LAS APLICA, SIGUEN CON SUS FESTEJOS ESTUPIDOS Y SUS HEROES QUE SI VIVIERAN SE MORIAN DE VERGUENZA Y LAMENTARIAN AVER DEDO SU VIDA PARA QUE UNOS COBARDES DE CUELLO BLANCO DETRAS DE UN ESCRITORIO SOLO FIRMEN CHEQUES PARA SU BENEFICIO.
    JUSTICIA? CON QUE SE COME.
    LO QUE MENOS NECESITAN NUESTROS DIFUNTOS HEROES ES QUE SE GASTEN TANTO DINERO EN IPOCRITAS FESTEJOS QUE SALIENDO DE ESCENA NI LES VA NI LES VIENE,ESTO ES PURA BURLA Y CINISMO. QUE ESTAMOS SECUESTRADOS? PERO POR QUIEN? ;POR LOS NARCOS O POR EL PROPIO GOBIERNO,
    JAMAS HE SABIDO QUE LOS GOBERNANTES LE DEN LA RAZON AL PUEBLO, PUES NUNCA LO ESCUCHA MASQUE EN CAMPAÑAS Y DESPUES SIGUE LO MISMO DE :HASTA AHORA LO MISMO DE SIEMPRE…. CREANME ME DA VERGUEZA ESCRIBIR ESTO PERO ES LA REALIDAD.
    QUIERO PREGUNTAR PERO YO ME SIENTO EN ESTA SITUACION: SECUESTRADO POR LOS PARTIDOS POLITICOS UN IFE. RATEROTE QUE EN LAS NARICES DE LOS PARTIDOS SE ROBA LO QUE QUIERE ; PARA ESOS NO HAY LEYES DE; PRESUNTOS CULPABLES¡ A ESTO LE LLAMAN JUSTICIA???????????

  4. Desesperada dice:

    Felicidades por la pelicula estamos en un caso similar me encuentro desesperada y desepcionada de las leyes de mexico lo acusan de matar a su madre es una injusticia el era ex policia el es inocente si alguien nos puede ayudar es un caso sumamente triste por favor

  5. Juan Manuel Rodriguez dice:

    En los meses pasados vi en los noticieror mexicanos la pelea que se vivia por presentar en las salas de cines esta pelicula, hoy al verla me doy cuenta de la urgencia que se tiene de reformar las leyes y el sistema de justicia y mas aun el metodo de investigacion que pase de ser un sistema acusatorio con testigos falsos o preparados a un sistema cientifico y cuan importante es preparar bien a los encargados de impartir justicia tanto jueces(como el del documentalque se ve que la verdad deja mucho que desear,hasta hueva le da hacer el trabajo para el cual los ciudadanos con sus impuestos les estamos pagando)fiscales del MP (el ente encargado de joder al ciudadano honesto y que no tiene dinero para poder pagar las buenas mordidas que el criminal si tiene y que solo se escuda en decir es mi chamba comun en nuestros paises) a los agentes policiales para que sus tecnicas de investigacion sean orientadas y dirigidas cientificamente y a todas aquellas organizaciones que dicen velar por los derechos humanos que la verdad para lo unico que sirven es para ocupar espacios que le podemos dar un buen uso, pero bueno he visto la pelicula por segunda vez y me parece un buen tema para tesis de maestria, los felicito por dar a conocer al mundo lo malo que actuan los encargados de la justicia en nuestros paises y que retomen la forma de dar ayuda economica para temas de justicia y tambien felicito a los jueces de apelaciones que razonaron su voto y ojala asi fuera con muchos de los sentenciados injustamente por jueces despotas que para lo unico que sirven es para nada.

  6. Omar dice:

    Bien Bien Bien!!! ¿y que sigue? que necesitamos hacer para que estos casos no se repitan? necesitamos actuar!!!! necesitamos realizar acciones que produzcan un medio de presion hacia este tipo de casos, que como muchos de ustedes ya han expresado dan asco, da rabia, que poca m#$% etc. ¿y?…….. ¿ya?, ¿es todo?, esperar a que nos suceda a nosotros para que entonces sí, actuemos como era debido…. REACCIONEMOS…

  7. […] Presunto Culpable es un documental realizado por Roberto Hernández y Layda Negrete, que tras mucho tiempo de esfuerzo y dedicación logran mostrar la historia de Antonio Zúñiga, conocido dentro del rodaje como Toño y quien es acusado del asesinato de Juan Carlos Reyes Pacheco en la delegación Iztapalapa del Distritio Federal. […]

  8. Victor Antobio dice:

    Desgraciadamente en nuestro país es común ver este tipo de injusticias… lo que es la autoridad se dedica a buscar “Quién pague” y NO “Quién lo hizo”… por eso es triste ver casos como los de Toño…
    Me da mucho gusto ver que al final hubieron personas que tomaron todo y se basaron en la ley (específica y únicamente fue un Magistrado quien corroboró la injustificada de la sentencia).
    Ojalá que algún día esto se acabe…
    Señores: Hagamos algo por nuestro país… no lo volvamos un país en el que todos pagan los platos rotos de otras personas… hagamos valer la justicia y sobre todo, apliquemos la ley como se debe, no se aprovechen de la situación de los demás…

    Atentamente,

    CCVA

  9. Luis Arenal dice:

    El problema con los sueldos que se pagan en el gobierno es que siempre serán muy bajos. No importa cuánto aumenten, nunca dejarán de ser bajos mientras implique trabajar en el gobierno… Quizá por eso no sería tan mala idea (pensándolo bien) reducir los sueldos, que de todos modos siempre serán bajos.

  10. afm dice:

    Supongo que todos nos damos cuenta de la corrupcion y delincuencia que se vive en nuestro país, y sobre todo en los que tienen el poder. pero lo mas triste es que ni siquiera es corrupcion con conocimiento. Es ignorancia, es tener desconocimiento de las responsabilidades que conllevan un puesto o cargo en el gobierno, para el trabajo que muchos realizan deberían de pagarles 1/10 de lo que les pagan y aún así me parece que es mucho… En fin, se necesita gente con capacidad y con ganas de crear soluciones, no solo para decir “Por que es mi chamba”. que verguenza, que desgracia, ¿como les permiten esos puestos? Increíble pero es la realidad de todo el país.

  11. GARCIA AISPURO MARIO ANTONIO dice:

    POR ESTE MEDIO PROPONGO SE HAGA UN FONDO PARA PODER AYUDAR A PERSONAS QUE SE ENCUENTRAN EN UNA SITUACION IGUAL ASI COMO UNA FUNDACION DE ABOGADOS PRO-BONUS QUE AYUDEN A PERSONAS DE ESCASOS RECURSOS ECONOMICOS Y BUSCAR UNA REPARACION DEL DAÑO OCACIONADO POR ESTAS FALTAS….MI CORREO ES [email protected] A TODOS..

  12. GARCIA AISPURO MARIO ANTONIO dice:

    POR MEDIO DE ESTE MEDIO PROPONGO QUE SE HAGA UN FONDO DE AYUDA PARA PERSONAS QUE ESTAN EN ESA MISMA SITUACION,Y A LA VEZ UNA FUNDACION DE ABOGADOS QUE ACTUEN EN PRO-BONUS..GRACIAS..MI CORREO ES [email protected]

  13. federico dice:

    hola ke tal me gustaria me pasaran datos de el abogado que estuvo en la defensa de toño ya que tenemos una injusticia muy parecida y desgraciadamente no hemos resuelto nada ya que como dicen, estos puercos siempre actuan de mala fe hacia los presuntos culpables y aqui en puebla es igual que en d.f una porqueria la justicia “pareciera concurso” “haber que estado de la republica procesa mas personas inocentes “es una verguenza pena e impotencia saber ke ponen a “personas” si es que se les puede llamar asi ,a ejecutar leyes ,estupidas y de la era de piedra ,y lo peor de manera inapropiada y a su conveniencia de manera arreglada para que todo culpe al inocente. espero su respuesta gracias

  14. claudia dice:

    hola yo quiero comentarles que la pelicula es un realidad de lo que viven ellos dentro de los reclusorios y mas entre los custodios y la gente disque comandantes es un caos y un robo. realmente toño es afortunado de haberlos encontrado en su camino pues al final se hizo justicia que pena que tenga que ser asi ya que nuestros jueces, magistrados,mp etc son un asco, nosotros vivimos un caso similar solo que por ser pariente de la primera dama aun mas complicado no creen pero el trafico de infuelcias yo creo que de este caso podiamos sacar mas que una pelicula. en fin aquì nos toco vivir.

  15. Javier dice:

    Para los mexicanos trabajadores, decentes, que día a día luchan para tener una vida en paz con sus familiares y amigos, nos avergüenza que las personas que nos gobiernan y que se encargan de la seguridad del país y de juzgar a las personas, a quienes les dan el poder de privar de la libertad, sean unos mediocres, incultos, ignorantes, corruptos, puercos. Nos avergüenza que estas personas esten llenos de porqueria, son los peores seres humanos mexicanos, y en sus manos ponen ese poder,,México debemos despertar y exigir nuestros derechos que nos corresponden; los juicios penales por naturaleza deben ser públicos!!!! México en un país hermoso, pero cuando aparece la corrupta seguridad, la verdad da asco!

  16. Alberto dice:

    Me da mucha pena dar a conocer algo símilar al caso de ésta realidad (película), lo estamos viviendo en un asunto legal…

  17. EN MI FAMILIA TENEMOS UN CASO COMO EL DE ANTONIO MI HERMANO ES CULPADO POR UN HOMICIDIO DEL CUAL ES INOCENTE Y LO PROCESARON SIN PRUEBAS NI TESTIGOS QUISIERA QUE NOS APOYARAN CHECANDO SU EXPEDIENTE NO ES JUSTO QUE ESTE 20 AÑOS DE SU VIDA POR ALGO QUE EL NO HIZO

  18. luis carlos reyes dice:

    No cabe duda que el sistema legal que rige en Mexico(nuestro pais)es una porqueria de personas corruptas,de otras tantas ineptas y tantas y tantas cosas que se podrian decir.
    Pero lo importante aqui es el como solucionar dicho problema. Puesto que todo viene desde la educacion, si no se tiene una buena educacion como esperamos que exista personal con etica y capacitado para trabajar en dichos puestos gubernamentales.
    De aqui le mando un saludo a todos aquellos empresarios y politicos sucios que no les importa lo que le suceda a la sociedad mexicana.
    XQ TODOS SON IGUALES, BUENO EXISTEN OTROS PEORES PERO LOS QUE TENEMOS AQUI EN MEXICO SE LLEVAN UN GALARDON.
    Y como se puede apoyar a la causa.????????

  19. leo mon dice:

    quiero felicitar a los 3abogados que ayudaron a resolver el caso, que dios los bendiga, y espero a todos los jueces de mexico les vaya como se porten, y alos ministeriales les vaya por ,por ultimo a esos judiciales que dios los bendiga por que tarde o temprano van a pagar todo lo que deben

  20. Gerardo dice:

    Un aplauso por tener el valor de sacar a la Luz toda la podredumbre de nuestro sistema, es impresionante como personas tan ineptas esten manejando la “justicia en nuestro pais” y que aun asi, haciendo tantas estupideces, sigan al frente de servicios publicos, que asco, apoymos todos los juicios publicos, para eso pagamos impuestos, Que se escuche nuestra voz…

  21. Juan Alberto Montoya H. dice:

    A mi hermano tambien le sucedio algo parecido al documental. Solo que él tiene mas de 10 años preso por un homicidio que no cometio y ha sido condenado sin tener realmente quien lo defendiera. Será que alguien pudiera ayudarnos revisando el expediente?
    Es que no lpuede ser posible que tenga que cumplir una condena de mas de veinte años sin que nadie lo haya defendido.

  22. Martha dice:

    Siento mucha rabia contra el Poder Judicial que es la Santa Inquisición en la época Colonial. El comandante y sus ignorantes secuaces detienen a un joven inocente. Los deben ascender y darles reconocimiento por detener a un “presunto culpable”. Tengo entendido que 2 hijos del perverso comandante están recluidos en la cárcel. La agente del M.P. el juez, el testigo, el comandante (temo por mi vida) y los policías, desafortunadamente, seguirán haciendo su chamba. Dios nos libre del corrupto poder judicial.

  23. MIGUEL A. PEREZ dice:

    Tengo un caso en la familia de presunto culpable.

    Las cosas que ponen como ministerios públicos son corruptos, las cosas que ponen como jueces son corruptos, los abogados creo que el .0000001 % son decentes como el abogado defensor que logra la libertad de Toño.

    De ahí en fuera está podrido el sistema.

  24. Marco dice:

    Quiero externar mi asco por esos “servidores publicos” que aparecen en el documental, soy un creyente de Dios y sé que El los esta viendo.
    Si alguien pudiera darme noticias sobre si estos señores “Funcionarios” (incluyendo a la PJ) aun estan en funciones se los agradecería.

    Mi total apoyo y reconocimiento a los realizadores del documental y al abogado Heredia, gente como el con muchos……son los que cambian a una sociedad. Lic. Heredia, que Dios lo bendiga.

  25. MM989 dice:

    ¿Por qué no se puso una contrademanda al testigo por difamación?

  26. sanjuana dice:

    hola vi el documental y me parece que es deprimente que las leyes que se supone están para cuidarnos y salvaguardar nuestra integridad y respeto son las primeras en violar nuestros derechos y abusar de su autoridad.

    Me parece increíble que personas como esas sean quien nos representan, no tienen escrúpulos y a pesar de ser personas que presumen hacer valer la ley….. representan la basura que existe en México.

    Felicito a los creadores de este documental ojala hubiera mas personas que se atrevan como ellos a denunciar este tipo de casos..

    Por favor ayudemos todos para que casos como estos no queden impunes y que las personas que dicen representarnos como el juez, los policías y todas las personas involucradas realmente Hagan su trabajo……

    saludos de Aguascalientes…

  27. aurelio dice:

    y que va a pasar con el JUEZ Y LA AGENTE DEL MINISTERIO PUBLICO, ellos deberian de estar en la carcel por falcedades o no? y la desfataches de lMP. pues es mi chamba riendose, ok, es su chamba pero que la haga profesionalmente porque no parece abogada mas bien parece chacha del JUEZ, que tambien no parece abogado mas bien parece agente de ventas de alguna muebleria del DF. solo ustedes pueden ayudarnos a que esto no vuelva a pasar y que haya realmente profesionista con etica y no payasos como en PRESUNTO CULPABLE, LO DIJO POR EL JUEZ Y LA MP.

  28. Mercedes dice:

    Que podemos hacer o como nos unimos para influir en una reforma al sistema penitenciario en la imparticion de justicia. Las carceles estan llenas y cuestan mucho .Fuera de ayudar a rehabilitar a los internos son escuelitas del crimen?

  29. pedro dice:

    ola k tal pues nuevamente me desenvuelvo diciendo que esos perros malagradecidos algun dia tendran su merecido se creen que por estar trabajando para el gobierno o andando con un puto uniformeeee que los identifa como ” la ley” ya se creen la ultima puta mierda, acabo de ver la pelicula justamente el dia de oy y pss no m parecio lo que le hicieron a toño mas sin embargo kiero felicitar a esa gente que lo apoyo y que gracias a gente como ustedes pudo salir libree , es uan mierda de gobierno y el ver k en nuestras propias narices nos restriguen lo que realmente pasa en mexico , y que solo veamos y no podamos acer nada , amigo, hermano mexicano si estas hasta la mad.. de este puto gobierno hay que hacer algo somos mas el pueblo unido ke el puto gobierno de mierdaaaaa que oi nos rige , tanto esos putos politicosss narcotraficantes de mierda. mi idea o suño guajiro es una segunda independnciaaaa somos massssss , k esperamossssss…………..

    mucha gente necesita ayudaaaaa

  30. marycuenca dice:

    hola yo solo quiero agradecer a estos dos jóvenes que realizaron este documental y decir que me da mucha pena y rabia al saber q ese juez teniendo en su cara el descaro délos judiciales y de ese testigo acusador ademas de la nefasta Maricela Miranda disque abogada y jefa del ministerio publico haiga vuelto acusar a ese joven por segunda ves q vergüenza me causaron lo siento mucho x el joven pero q bueno q gracias a dios pudo apelar y ser exonerado de ese delito tan injusto y q se Haya podido demostrar q si existe personas total mente estudiadas y no ineptas en su cargo gracias mil gracias espero q sigan adelante con sus investigaciones y q al gobierno le de pena y vergüenza lo mal q esta y q el presidente se ponga a trabajar y elimine a todos aquellos HUEVONES q solo quieren tapar el sol con su flojera ya q se les ase mas fácil agarrar a cualquier persona como conejillo de indias para llevarse el triunfo en sus bolsillos q pena me da y me ciento total mente avergonzada x ese mi país. quiero desiarle a ese joven TOÑO toda la felicidad para el y su familia :) suerte y fe para todo lo q el quiera realizar en su vida. GRACIAS

  31. Jorge Hernández dice:

    Felicito sinceramente por su valentia y ética profesional a todos los realizadores de Presunto Culpable y les auguro mucho éxito en sus carreras profesionales y aprovecho para invitar a todos jovenes abogados para que contribuyan desde sus trincheras a renovar desde sus simientos al sistema judicial que actualmente impera en el país, denunciando con valentia todos los obstaculos, prepotencia, indolencias, ignorancia y apatía de que son objeto en los juzgados.

  32. Jorge dice:

    Es verdaderamente nauseabunda la forma de impartir justicia en este país debido principalmente a la prepotencia, incompetencia, corrupción e ignorancia de todo el aparato judicial, por tal motivo todos tenemos la obligación de manifestar nuestra total inconformidad, ya basta, hay que sacudirnos a estas lacras, salgamos de la apatía y enfrentemos con valor y determinación nuestra responsabilidad de cambiar las cosas, cuantos inocentes se encuentran tras las rejas mientras que los verdaderos asesinos están libres gracias a que la justicia se vende al mejor postor.

  33. fllor doraida flores cota dice:

    me parece muy bien las reformas que se deben hacer a la ley para ke el sistema judicial de mexico cambie y deje de ser la burla sistema de injusticia en mexico seria el nombre correcto, no se cuanto cueste pero si de algo sirve los invito a apoyar esto hay que dejar de seguir formando parte de la corrupcion cuanto cueste no lo se, a toño le costo años sin libertad hay que dejar de ser tan egoistas y pensar en los demas esto es una gran leccion de vida

  34. MARILU NOVOA dice:

    () … SIENTO UNA GRAN FELICIDAD AL VER EL FINAL DE ESTE CASO. YA QUE TODA LA PELICULA ME LA PASE ANGUSTIADA Y ENOJADA POR LA INJUSTICIA QUE LE HICIERON A TOÑO. DESFORTUNADAMENTE COMO MEXICANA NO PUEDO HACER MAS QUE AVERGONZARME!!! DE NUESTRAS AUTORIDADES SIN SENSIBILIDAD SIN PREPARACION COMO EL “COMANDANTE ASCENDIDO” Y SUS SECUACES Y OJALA AL QUE AL MAGISTRADO QUE TUVO LAS AGALLAS PARA ACLARAR EL CASO NO LE SUCEDA NADA ¡¡¡ PORQUE TAMBIEN ASI SE ESTILA. FELICIDADES TOÑO!!!, Y SU FAMILIA A ROBERTO Y LAYDA DIOS LOS PROTEJA!!!(Y A MI TAMBIEN) TRABAJEN SEÑORES JUECES

  35. fredy peña moreno dice:

    Esta pelicula, muestra la realidad del sistema de justicia en México, actualmente estoy pasando por un caso identico al que se describe en la pelicula, mis pruebas no las toman en cuenta, y gracias a eso, tenemos una sentencia condenatoria, por algo en lo que nunca se participo, la misma pena la han dado 2 jueces distintos, y en la sala de magistrados de igual forma, por lo que la misma condena a sido dictada en tres instancias.

  36. urge comunicarme con usted, ya que me interesa su ayuda para un caso penal. soy jose antonio sandoval con domicilio en la colonia ajusco coyoacan, le doy mi numero telefonico casa, 56196348. y cel. 5531745672 agradeciendo de antemano su pronta respuesta.

  37. claudia jaramillo dice:

    urge contactarme con usted ya que necesito su valiosa ayuda para un caso penal. mi telefono de casa es el 56196348 porfavor comunicarse con jose antonio sandoval numero de cel. 5531745672. le agradezco de antemano su pronta respuesta.

  38. Jonathan Flores dice:

    En México, ser inocente, no basta para ser libre, es el eslogan del video documental, historia verídica de un inocente que al estar en el lugar y hora equivocados, se enfrenta a nuestro sistema judicial, en mi opinión considero que este filme y muchos mas, nos expone a la vergüenza pública, hay que hacer notar que es en Holanda donde se exhibe por primera vez hace un año y luego por el resto del mundo; Presunto Culpable nos coloca en el escenario internacional como una nación Bárbara, que a pesar de celebrar recientemente el Bicentenario y Centenario de Nuestra Nación, nada parece haber cambiado, Presunto Culpable, Rojo Amanecer, La Ley de Herodes, Entre muchos filmes mas, retratan una realidad que siempre se ha querido ocultar, y cuando los Británicos nos imitan y catalogan de forma peyorativa, queremos que el congreso y la Secretaría de Relaciones Exteriores, emitan Notas Diplomáticas por los agravios recibidos, y guardan silencio frente a ellos mismos que nos han colocado en esa lastimera condición.
    Más que una conclusión me gustaría hacer una invitación a todos los que quieran escuchar:
    “No esperemos a que otros hagan, lo que a nosotros mismos nos corresponde hacer”.

  39. MARIA DE LA LUZ FERNANDEZ dice:

    Si ustedes tuvieran la forma de que me pudieran pasar los datos de Antonio Zuñiga y del abogado que lo defendio ya que tengo un sobrino en la carcel y necesito ayuda de ellos por favor digame la forma de comunicarme con ellos

  40. juan pablo ek may dice:

    hola licenciados..
    Dejo este comentario con el corazon en la mano, la
    nostalgia indescriptible al ver la pelicula, ya que de esta forma veo reflejado un capitulo de mi vida que me deja marcado por siempre.
    Tube la oportunidad de vivir en carne propia la corrupcion del sistema judicial y el tortuguismo de los ministerios y agencias de investigacion. que con la pereza para investigar son capaz de inventar un hecho y el sinismo para sostenerlo.
    Todos sabemos que dios es grande y que la verdad si uno lo busca con firmeza la encontrara a pesar de las montanas que tengas en el camino.
    la procuracion de justicia en mexico queda en los suenos de los que menos tienen y una realidad para los que puedan comprarla.
    saludos…

  41. cecy dice:

    y eso tomando en cuenta ke esa sólo es la población penitenciaria de la cd. de mexico no del país entero, se imaginaan cuanto dinero se gasta en mantener a toda esa gente? esto me da a pensar ke entonces si hay presupuesto para poner nuevas reglas, nuevos modos de juicios “juicios con jurados ciudadanos, juicios grabados, investigaciones confiables con medicos forences bien capacitados, capacitacion para los jueces, etc” habría gente en la carcel ke son realmente culpables! en fin, esto es mexico, y no stoy orgullosa de ser mexicana :(

  42. cecy dice:

    AMOLAPIS: claro ke no es más barato eso, checa el documental ke se llama “el tunel” ahi se demuestra ke al gobierno le cuesta $120 PESOS DIARIOS mantener a cada reo, si hacemos cuentas por 39,500 penitenciarios ke hay hasta el 2009 da un total de $4´740,000 (CUATRO MILLONES SETECIENTOS CUARENTA MIL PESOS)

  43. Sin duda alguna no sólo necesitamos juicios orales, así como una supervision ciudadana, las confesiones son manipuladas por los ministerios públicos y policías judiciales. Mi hermano fue en calidad de testigo y de buenas a primeras se la cambiaron a indiciado, él paso más de 72 horas en el MP. Sin contar las innumerables veces que lo presionaron, humillaron e inculparon.
    Esta seguro es una historia que pasa todos los dias.

  44. Presunto culpable… es un documental que te abre los ojos, que te da una idea de como se maneja el sistema de justicia en nuestro pais… primero fue la pelicula “El Infierno“ censurada, por que el gobierno no quiere dejar de ser una mafia… ahora esta pelicula – documental… “Presunto culpable“.
    No puedo entender como es que sin fundamento te detienen y te acusan de un crimen que jamas nisiquiera te ah pasado por la mente cometer, es inaudito que los policias que se supone que nos deben de cuidar son los que mas nos dañan… en primera con sus “revisiones de rutina“ a parte de que no tienen el derecho de invadir tu propiedad en este caso integridad fisica, al revisarte salvajemente cuando vas caminando por la calle, no pueden acusarte sin motivo. paremos este sistema de que eres culpable hasta que demuestres lo contrario. Se entiende que algunos elementos quieren hacer su trabajo pero es su falta de estudio, educacion y humanismo lo que los hace actuar de una manera distinta a como se debe tratar a una persona.
    La mayoria de los reclusos son jovenes y se supone ke los jovenes somos el futuro de Mexico… si esto es ahora, imagina en 20 años como estara el pais… este sistema de gobierno es democratico, y esto significa: ( demos = pueblo, cracia = gobierno ) se esta aplicando este sistema verdaderamente en cada una de nuestras localidades???? no podemos permitir el hecho de que a un policia corrupto, le digan “ inventale algo mas para no dejarlo ir tan pronto“ cuando eres inocente. Estoy de acuerdo en que hay delincuentes y vaya ke son muchos, en caso particular conosco a personas que roban, han matado, violan y siguen viviendo en su casa tranquilos por ke??? por que los dejan salir a “ reintegrarse a la sociedad “ por que piensan que ya esta listo… eso seria lo ideal pero lamentablemente no es asi…
    Gracias a Dios que hay personas, como en este documental, que se preocupan por que se aplique realmente la justicia, y como se ve, se ganen los casos que se deben de ganar, este personaje protagonista, deseó con todo su corazon y le pidio a Dios con todas sus fuerzas, estar muerto o en la carcel, y que paso??? lo metieron a la carcel… ten cuidado con todo lo que pidas, por que se te puede cumplir… esto no es un castigo de Dios, simplemente pasa por que Dios es justo en todo sentido, y lo que declares eso pasará…
    Vive la vida, juega, grita, rie pero sobre todo, busca a Dios, pues bajo su cuidado nada malo tendra que pasarte…

  45. […] Presunto Culpable es un documental realizado por Roberto Hernández y Layda Negrete, que tras mucho tiempo de esfuerzo y dedicación logran mostrar la historia de Antonio Zúñiga, conocido dentro del rodaje como Toño y quien es acusado del asesinato de Juan Carlos Reyes Pacheco en la delegación Iztapalapa del Distritio Federal. […]

  46. Soy abogado titulado con maestria en derecho penal, soy del estado de sonora, pero vivo en el df, fui fiscal federal, actualmente litigo, me interesa dar asesorias, poner parte de mi tiempo (cuando se pueda), en asesorias y litigio de forma gratuita y ayudar a otras personas que tengan este tipo de problemas pero atravez de una asociacion o fundacion, no me interesan los creditos simplemente aportar algo bueno a los procesados, Sentenciados o a la sociedad civil y retribuhir algo de lo que esta maravillosa carrera y la vida me ha dado.

  47. jose antonio perez velasco dice:

    que les puedo decir yo sufri en carne propia lo que le hicieron al protagonista me acusaron de robarle la bolsa ami ex pareja madre de mi hijo acusado falsamente por mi ex pareja sus testigos falsos y de acuerdo con policias y ministerio publico y gracias aun juez conciente vio que yo no tenia ninguna necesidad de robar porque yo soy hasta la fecha un hombre de 46 años trabajador y sin vicios y pequeño empresario toda mi vida.. me libera por falta de elementos para procesar pero el ministerio publico apela y los magistrados revocan la decicion del jues y aciendome el favor de poner robo simple y ahora a un juzgado de paz penal mi abogado particular demuestra en una audiencia que estaban de acuerdo pero este nuevo juez no le importa lo que sevio en esta audiencia y me sentencia a 6 meses de presion asiendo el comentario que que mas queria si pucieron la sentencia minima y ahora lo que e aprendido es que los ciudadanos debemos continuar los procedimientos asta las ultimas consecuencias ami me quedan todabia la apelacion y el amparo espero que esta pelicula repercuta en las deciciones de la gente que debe darnos la justicia en mexico ya no me preocupo por mi sino por mi hijo y la juventud en mexico en fin que dios nos cuide mientras no logremos tener una buena justicia en mexico…

  48. Amolapis dice:

    Queda muy claro que es mas barato para México el que solo un juez declare culpable al acusado y no tener que mantener a un jurado durante días. En México somos muy pobres y tenemos al Personal, Ministerios Públicos, Jueces, Empleados, etc., pobres de calidad en consecuencia y mientras no hagamos nada seguiremos contando con esta pobreza de gente que nos gobierna. Se ve claramente en las oficinas, las máquinas que se usan, los escritorios, la ventanita del acusado, la pintura de las paredes, la toga del juez, todo es pobreza en México, y por consecuencia su sistema también es pobre. Es más fácil que el acusado se defienda desde adentro, ya que los familiares les llevarán dinero, mismo que se repartirán Celadores, Trabajadores y Jueces. Si se defiende estando fuera no les tocaría nada. Por eso somos tan pobres tanto de dinero como de mente y tenemos que mantener a los flojos que trabajan en los Ministerios Públicos y los Jueces que como se ve en la película es un NACO vestido de JUEZ. Serán así todos los jueces, creo que SI, QUE PENA PARA MEXICO. Todos los que están en los Ministerios Públicos se ve que salieron de escuelas federales donde van las personas normalmente de bajos recursos, y por consecuencia tienen mucho rencor hacia el ser humano y en cuanto tienen un poco de poder lo exteriorizan con prepotencia e injusticia, sin tener el mínimo razonamiento ó arrepentimiento. ¡Para eso son JUECES señores!, para saber JUZGAR pero con elementos, no por lo que los demás dicen y YA.

  49. […] Esto hace levantar varias sospechas sobre el trasfondo que rodea a este documental:El DocumentalPresunto Culpable es un documental realizado por Roberto Hernández y Layda Negrete, que tras mucho tiempo de esfuerzo y dedicación logran […]

  50. […] artículo escrito por Roberto Hernandez y Layda Negrete, creadores de Presunto Culpable para la revista ESTE PAIS así como nuestra entrevista con Toño Zuñiga protagonista de Presunto […]

Dejar un comentario



¿Cómo combatir la corrupción en la policía mexicana?
En países como Estados Unidos y Canadá, las unidades de asuntos internos han sido cruciales para limitar la corrupción de las fuerzas de seguridad. ¿Cabe este modelo en México? Los recientes acontecimientos en Ayotzinapa nos han recordado de una manera muy cruel que la corrupción y los vínculos entre policía y organizaciones criminales aún existen, […]
La tortura de la pena de muerte
A finales del mes pasado, el estado de Oklahoma empezó el procedimiento para imponer la pena de muerte al reo Clayton Lockett. A Lockett, condenado por asesinato, violación, y secuestro, lo aseguraron en una mesa especializada y le empezaron a administrar el coctel fatal vía intravenosa en su ingle, ya que no podían encontrar otra […]
Los juicios orales: la justicia pendiente en México
Las sonrisas de Layda Negrete y Roberto Hernández, productores del documental Presunto culpable, son inmensas. No es para menos. Acaban de ser absueltos de una demanda por daño moral que, de haber prosperado, los hubiera obligado a pagar tres mil millones de pesos. A su alrededor, en las escalinatas del Tribunal Superior de Justicia del […]
Testigos protegidos: instituciones débiles y cinismo público
La semana pasada, se anunció el libramiento de cuatro generales y un teniente coronel del ejército mexicano, después de más de un año tras las rejas por sospechas de haber trabajado con grupos del crimen organizado. Esta noticia viene tres meses después de que salió de la cárcel su presunto co-conspirador Tomás Ángeles Dauahare, exsubsecretario […]
El caso Cassez y la decisión de la Suprema Corte
Los riesgos de una justicia aparente, sin fundamento suficiente en los hechos, son enormes. Además de condenar a posibles inocentes, despejan el camino del abuso sistemático y aun del autoritarismo. Nada más distante de la reparación de un daño que el encarcelamiento de la persona equivocada, de un presunto culpable. Era el 5 de febrero […]
Más leídos
Más comentados
¿Por qué es un problema la lectura? (223.024)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (128.197)
...

La distribución del ingreso en México (118.864)
...

Los grandes problemas actuales de México (111.859)
...

Perfil demográfico de México (71.338)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

1
Foro de Indicadores